Experta de Drewry asegura que un smart port “no necesariamente tiene que ser un puerto automatizado”

Experta de Drewry asegura que un smart port “no necesariamente tiene que ser un puerto automatizado”

Leticia Astudillo, principal consultant de Drewry, aseguró que un puerto inteligente no necesariamente tiene que ser automatizado, sino más bien debe tener la capacidad de detectar y solucionar sus propios con la tecnología apropiada para esos desafíos.

Según Astudillo, la tecnología llegó al sector portuario, “pues era lo que tenía que pasar. Ha pasado en todas las industrias y tenía que llegar tarde o temprano, y ha llegado al mundo de los puertos o está llegando, y a pesar de que la industria marítima es bastante reticente al cambio, no va a haber escapatoria”.

Pese a este escenario, la profesional incorporó un matiz, ya que “en cuanto a qué es lo que define un smart port y qué iniciativas específicas cada puerto tiene que implementar, eso ya está por ver, porque cada puerto tiene sus problemas específicos y en Drewry siempre decimos que ha habido mucho boom al respecto de la automatización y no necesariamente un puerto smart tiene que ser un puerto automatizado. Un puerto smart es un puerto inteligente que utiliza la tecnología para detectar sus propios problemas, y va y mira el mercado a ver qué existe para solucionar esos problemas del puerto suyo, no de otro puerto, y experimenta con la tecnología con la intención de conectarse mejor al mundo exterior y de ser más eficiente con sus propios procesos”.

Para tal efecto, Leticia Astudillo observó que un smart port es aquel que se atreve a innovar en un proceso de conexión interna y externa a objeto de encontrar las soluciones más pertinentes para su desarrollo.

“Es un tema de conectarse internamente, conectarse con el mundo exterior e innovar, que eso no siempre es un camino definido, es un camino de probar y a veces funciona y a veces no, pero se aprende y no siempre uno tiene que centrarse en esas iniciativas tecnológicas de gran gasto, porque hay un montón de opciones que no son automatización con lo que uno puede ser más eficiente como, por ejemplo, hacer un mantenimiento de los equipos más eficiente, con mantenimiento predictivo, con instalación de sensores, etcétera.

También colaborar en dar información de utilidad a las navieras, a otros actores de la cadena logística para que optimicen esa cadena logística y en cada momento escojan la más óptima y tener recopilación de datos y poder proporcionar estimación en tiempo real de estimación de tiempo de llegada, de tiempo de salida; entonces eso es un smartport, es un puerto que experimenta y que no tiene miedo al cambio”, sostuvo la profesional.

Otro elemento, de acuerdo a la visión de Astudillo, que hacen de un puerto un smart port es la optimización del uso de su infraestructura

“Si yo optimizo mis espacios de muelle sin construir más muelle, gasto menos, invierto menos en infraestructura, pero con ese conocimiento de cada contenedor, de cada buque, dónde están en cada momento, genero más ventanas de atraque. Entonces es esa parte analizar qué capacidad extra puedo generar sin gastarme nada”, ejemplificó. (Andrés Orrego Siebert – PORTAL PORTUARIO) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba