Impacto y proyectos para aprovechamiento del plástico en los mares

Impacto y proyectos para aprovechamiento del plástico en los mares

Especialistas advierten que por cada cinco kilos de peces en el mar hay un kilo de residuos plásticos. Entre ocho y doce millones de toneladas de plástico procedentes de residuos mal gestionados a nivel mundial terminan cada año en los océanos.

La muestra, que aseguraron expertos en la exposición “Mares de plástico. Del problema a la solución”, que se inauguró en Barcelona, Españaque tendrá lugar en el Roca Gallery Barcelona desde hoy, y hasta el 30 de abril, tiene como objetivo concientizar a la sociedad sobre “la gravedad de que la basura plástica inunda el océano“.

En ese sentido, explicaron que de los plásticos que llegan a las aguas marinas un 15% se mueven por la superficie, otro 15% llega a las costas, y el resto se hunde en el fondo del mar.

“Por cada cinco kilos de peces que habitan el mar hay un kilo de residuos plásticos, una cifra que en treinta años quedará igualada si no se toman medidas“, advirtió el comisario de la exposición, Roman Aebersold, informó la agencia EFE.

“Debemos explicar a la audiencia las consecuencias que tiene un gesto tan normalizado como tirar una botella de plástico al mar, que lejos de desaparecer rápido, perdurará en el océano varias generaciones“, aseveró Aebersold.

El recorrido de la muestra comienza explicando cuánto tiempo tardan ciertos residuos en desintegrarse, tal como una botella de plástico que tarda 450 años en descomponerse o una bolsa de plástico, que toma entre diez y veinte años.

Una empresa produce artículos de limpieza con plástico del océano

Se trata de una empresa familiar de Portugal llamada Fapil que presentó la primera gama de artículos de limpieza y almacenamiento fabricados a partir de plástico recuperado del océano. La nueva gama ‘Ocean’, hecha con un 20% de plástico reciclado proveniente del mar, llegará a los consumidores en marzo de 2020 con cepillos, trapeadores, escobas, baldes y cajas de almacenamiento.

El objetivo de la empresa es que en el futuro estos artículos se puedan fabricar en un 100% con plástico recialdo. «Seremos los primeros en el mercado en utilizar redes y cuerdas de pesca , todo el material que resulta de la industria pesquera, que no tenía ruta, para fabricar productos para el hogar«, dijo Fernando Teixeira, presidente ejecutivo de Fapil.

Los residuos marinos «fueron a la incineración o a los vertederos y Fapil está dando a estos productos una segunda vida en artículos que todos tenemos en casa para usar«, agregó.

Fapil se fundó hace 45 años, tiene su sede en Malveira, municipio de Mafra y distrito de Lisboa, y desde hace 20 años comenzó a fabricar productos con plástico reciclado, preocupado por la sostenibilidad ambiental y el «despertar de las conciencias» para la reutilización de residuos.

La compañía ya ha invertido en el reemplazo de equipos de fábrica más eficientes y en una planta fotovoltaica, y utiliza sus desechos de fábrica en el proceso de producción de nuevos artículos.

Se estima que, cada 20 segundos, quedan unos 20 mil kilogramos de material en los océanos como resultado de los artes de pesca.

El proyecto “CircularSeas” reciclará desechos para darles un nuevo uso con impresoras 3D

Emplear residuos plásticos oceánicos para la creación, mediante impresión 3D, de componentes ecoinnovadores que puedan ser reutilizados por la propia industria marítima –pudiendo llegar a fabricarlos en apenas unos minutos– tanto en las instalaciones portuarias como a bordo de un barco.

Esta es la filosofía con la que nace el proyecto europeo “CircularSeas”, un trabajo financiado con cerca de dos millones de euros de fondos FEDER y en el que participa como socio el grupo de investigación de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Vigo, dirigido por el profesor de la Escuela de Ingeniería Industrial, Julio Garrido.

La presentación del proyecto reunió ayer en el edificio Miralles a una buena representación de todas las partes implicadas, no solo de la comunidad universitaria, sino también del resto de organismos que, desde hace unos meses, colaboran en esta investigación y que incluyen la Autoridad Portuaria de Vigo, pieza clave para el desarrollo de este trabajo, y el Instituto Gallego de Promoción Económica, Igape.

De explicar los detalles del proyecto se encargó Garrido y, a su lado, participaron también en esta presentación la vicerrectora de Transferencia, Consuelo Pérez; el director del Centro de Investigación Marina de la UVigo y del Campus del Mar, Daniel Rey; el responsable de Medio Ambiente del Puerto de Vigo, Alberto Jaraiz, y el director general del Igape, Juan Manuel Cividanes.

Todos destacaron las grandes expectativas que “CircularSeas” despierta en la industria naval y portuaria, no en vano, de conseguirse los resultados esperados, se contribuiría a mitigar uno de los mayores problemas a los que se enfrenta en la actualidad a sociedad y que se refiere la contaminación del mar por los microplásticos.

“Si una vez retirados estos microplásticos se les puede dar un valor añadido e, incluso, ayudan a solucionar sobre la marcha algún problema mecánico que pueda surgir en un barco esto tiene, un valor muy elevado”, recalcó la vicerrectora de Transferencia.

“CircularSeas” tiene como principal objetivo promover la economía verde mediante la creación de productos creados a partir de los residuos plásticos recogidos por los barcos en sus campañas o derivados de las principales industrias marítimas: pesca, pesca auxiliar y acuicultura; astilleros y gestión de puertos, y también deportes náuticos.

“Se trata de emplear esos plásticos que ya no están siendo empleados y darles valor, estudiando cómo prepararlos para que, a partir de impresión3D, puedan reutilizarse en el mismo entorno marítimo-portuario”, explicó Garrido. (TELAM / ECOPORTAL / ATLANTICO / NUESTROMAR) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba