Caida de un 60% la caída de volumen del transporte marítimo europeo por el Coronavirus

Caida de un 60% la caída de volumen del transporte marítimo europeo por el Coronavirus

La European Community Shipowners’ Associations (ECSA) ha efectuado un informe, en el que se muestra el grave impacto económico de la pandemia COVID-19 en el transporte marítimo europeo. Los resultados de la encuesta muestran que importantes segmentos de la industria naviera europea se ven muy afectados y que no siempre se dispone de medidas europeas o nacionales en todos los Estados miembros para aliviar la situación.

El transporte marítimo europeo se enfrenta a un momento crítico ante la actual pandemia de COVID-19. Las compañías navieras, los fletadores, los operadores, los armadores, la tripulación y el personal de tierra se enfrentan a crecientes dificultades para continuar sus operaciones. Para comprender mejor las repercusiones económicas de la pandemia en el sector y evaluar los efectos de las medidas nacionales y de la Unión Europea adoptadas para aliviar la situación, la ECSA realizó una encuesta en abril de 2020 entre las empresas de sus miembros.

Con la excepción de los buques cisterna, todos los demás segmentos informaron de importantes pérdidas inmediatas. Los segmentos más afectados son los transbordadores, los cruceros, los transportadores de automóviles y los buques de servicio en alta mar. La disminución del volumen de negocios alcanzó más del 60%. Los encuestados señalaron que se espera cierta recuperación en el resto del año en comparación con el impacto económico inmediato, sin embargo las pérdidas de volumen de negocios siguen siendo significativas en todo el sector, con excepción del sector de los buques tanque.

Acceso únicamente a los planes nacionales de ayuda

El empleo de la gente de mar y el personal de oficina sigue pautas muy similares, con una fuerte disminución de la gente de mar en los segmentos más afectados y menos en el caso del personal de oficina. Mientras que las empresas pueden recurrir a ayudas nacionales para su personal de tierra, los planes para la gente de mar se aplican únicamente a estos, dejando fuera a otros empleados.

Uno de los resultados menos tranquilizadores que se desprende del informe es la falta de medidas nacionales, regionales o locales establecidas contra los problemas de liquidez o que éstas no son aplicables al sector del transporte marítimo. En los casos en que existen medidas, los bancos no ofrecen esas opciones en la práctica; y cuando lo hacen, la carga administrativa y los costes superan los beneficios. Una tendencia preocupante es que los segmentos más afectados y más necesitados de asistencia financiera son los que no la reciben.

Sin buenas perspectivas para 2020

Con tantos problemas de financiación y empleo, la industria no espera un retorno completo al nivel de actividades anterior a la crisis en el curso de 2020. Aunque más de la mitad de las empresas que respondieron a la encuesta mantienen una perspectiva positiva sobre el retorno al nivel de empleo anterior a la crisis, las inversiones previstas tendrán que ser canceladas o puestas en espera. Este es ciertamente el caso de las inversiones en la reducción de las emisiones atmosféricas: sólo el 26% piensa que pueden seguir adelante según lo previsto, el 30% procedería en menor medida, mientras que el 44% ya no puede realizar tales inversiones.

Este es un gran revés para la industria, que está totalmente alineada con los objetivos de reducción de CO2 de la OMI para 2050, y desde que la nueva Comisión Europea asumió el cargo ha apoyado la ambición de la UE de ser el primer continente neutral en cuanto a emisiones de carbono. (NAUCHER) #NUESTROMAR

0 0 vote
Article Rating

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba