30 de noviembre, Día de la Acuicultura: “El futuro alimentario de la humanidad depende del éxito de la Acuicultura”

30 de noviembre, Día de la Acuicultura: “El futuro alimentario de la humanidad depende del éxito de la Acuicultura”

Se celebra en todo el globo el 30 de noviembre el “Día de la Acuicultura”, con el fin de trasladar a la sociedad el potencial de esta actividad en nuestro país, su compromiso con la alimantación global, la sostenibilidad y la I+D+i y su importante papel en la creación de empleo, riqueza y bienestar en las zonas donde se desarrolla, tanto de costa como interiores.

Recientemente, la publicación científica “The Lancet” afirmaba que “en los próximos 50 años se necesitará generar más alimentos en el planeta que los producidos en los últimos 400, con la restricción adicional de garantizar que los límites planetarios medioambientales no se sobrepasen en el proceso”.

Las previsiones dicen que para el año 2050, habrá que aumentar un 70% la disponibilidad de alimentos para satisfacer las demandas de los más de 9.600 millones de seres humanos que entonces poblarán el planeta y, para esas fechas, ya no contaremos con alimentos de origen marino salvaje, por lo que la acuicultura (ya sea continental o marina) será la principal fuente de proteína animal.

En este sentido, la propia FAO estima que para 2030 más del 65% de los alimentos acuáticos procederán de la acuicultura. Pero no es necesario esperar: la acuicultura es ya una realidad y actualmente juega un papel crucial a nivel mundial en los esfuerzos por erradicar el hambre y la malnutrición, proveyendo de alimentos ricos en proteínas, aceites esenciales, vitaminas y minerales a un amplio sector de la población.

La acuicultura, la ganadería con mayor proyección de futuro

Lo que en su día ocurrió con el paso de la caza a la producción ganadera, está ocurriendo ahora con la acuicultura, si bien esta forma de producción acuática tiene orígenes ancestrales como se puede verificar históricamente.

Un aspecto muy importante e interesante a nivel productivo y de gestión de recursos es que el 70% de la superficie del planeta es agua y, en el caso de la acuicultura marina, no se requiere del consumo de agua dulce, un bien cada vez más escaso e imprescindible para la supervivencia.

En lo que se refiere a sostenibilidad, la gran ventaja de los animales acuáticos es que son más eficientes convertidores de su alimento que los vertebrados terrestres, es decir, necesitan consumir menos alimentos y energía para producir un kilo de proteína y, además, sus tasas de reproducción son de varios órdenes de magnitud superiores a la de los animales terrestres.

Al celebrarse este sábado 30 de noviembre el “Día de la Acuicultura”, el presidente de la Sociedad Chilena de Acuicultura (Schacui), Antonio Vélez, destacó el rol de esta industria tanto a nivel nacional como internacional, destacando que actualmente la actividad representa más del 50% de la producción pesquera mundial destinada a consumo humano y que seguirá teniendo un papel preponderante de cara al futuro.

El experto también analizó las oportunidades que existen para que Chile siga desarrollando la acuicultura en otras áreas geográficas, como el norte del país, y en otras especies, avanzando así en términos de diversificación y haciendo que más personas puedan sumarse a este dinámico sector.

Otro importante reto es el desarrollo del mercado local, a fin de incrementar la presencia de los productos de la acuicultura en nuestros mercados, de modo de incorporar en dieta de nuestros niños y jóvenes aquellos nutrientes esenciales tan estudiados y mundialmente reconocidos de los productos marinos chilenos. Solo un programa potente de aumento de consumo de productos del mar, que incluya los productos acuícolas (junto a los productos pesqueros tradicionales), permitirá mejorar la calidad de la alimentación de nuestra población, hoy por hoy con niveles de obesidad que no se pueden obviar y cuyos efectos en salud pública están ampliamente estudiados.

En este sentido, tenemos muchas esperanzas que el Indespa consolide el sector pesquero artesanal, dotándolo de tecnología y transformándolo en un actor relevante de la producción acuícola para las economías territoriales, locales, con claros elementos de sustentabilidad, incidiendo así en la cultura culinaria nacional y no solo costera, con productos de alta calidad alimentaria.

Ciertamente que la acuicultura, así como otras industrias de alimentos, tiene desafíos que resolver en el corto y mediano plazo, donde los elementos de sustentabilidad antes mencionados deben expresarse de la mejor forma posible, con el fin de permitir el crecimiento de una industria ordenada y ambientalmente amigable, que piensa en las generaciones futuras y con claros elementos de sustentabilidad social y económica.

Hay que tener claro que cada día más, la acuicultura sostiene la producción de productos pesqueros que la sociedad demanda. Los trabajadores de esta industria deben sentirse orgullosos de pertenecer a ella, una industria productora de alimento de calidad, trazada y certificada. El futuro alimentario de la humanidad depende del éxito de la acuicultura mundial.

Hoy, la acuicultura representa más del 50% de la producción pesquera mundial destinada a consumo humano. Eso es producto del esfuerzo financiero de las empresas y emprendedores, así como de las personas que trabajan en la actividad a nivel global, muchas veces bajo condiciones duras y desafiantes. El crecimiento sostenido de esta industria a nivel global en los últimos 30 años es motivo de orgullo para todos los acuicultores del mundo. (AQUA / ORIGEN) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

1
Leave a Reply

avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Nutrindo Ideias Recent comment authors
  Subscribe  
Notify of
Nutrindo Ideias
Guest
Nutrindo Ideias

Muy bueno contenido. Me ayudó mucho
Nutrindo Ideias

Ir arriba