Hoy 25 junio se conmemora el Día internacional de la Gente de Mar

Hoy 25 junio se conmemora el Día internacional de la Gente de Mar

La Gente de Mar es el aliado internacional del comercio marítimo internacional, por ello, la Organización Marítima Internacional (OMI) propulsó en la Conferencia de Manila del 2010 escoger el Día 25 de junio en conmemoración de todas estas personas. Este año la OMI, llama a los Estados miembros a reconocer a la gente de mar como trabajadores clave, y a proporcionarles el apoyo, la asistencia y las opciones de viaje disponibles durante la pandemia.

Este gran sector de la sociedad forma un eslabón importante en el desarrollo del comercio internacional, en medio de riesgos y restricciones que atentan contra el cumplimiento de su labor. Pero, ¿quiénes conforman la Gente de Mar?

Este término engloba a todas aquellas personas relacionadas con la actividad marítima, es decir, también incluyendo el comercio, el transporte y la acuicultura. Dentro de una embarcación o desde tierra los que prestan apoyo son todos los Tripulantes de buques (Desde el Capitán hasta el Cocinero), hasta los pescadores de alta mar.

La Gente de Mar se encuentra expuesta a riesgos y situaciones cómo: Condiciones ambientales adversas (tormentas, maremotos, tsunamis), Incidentes marítimos involuntarios que pueden causar daño ambiental o pérdidas de vidas, con posibles responsabilidades penales, Dificultades para facilitar los cambios de tripulación en los puertos marítimos, debido a los protocolos establecidos en los diversos países y zonas geográficas que obstaculiza el relevo del personal marino, Piratería, contrabando y trata de personas.

Desde la OMI se promulgan campañas de concienciación a favor de la labor que desempeña este colectivo. Este 2020 el lema es ‘La Gente de Mar son trabajadores clave’. De esta forma quieren motivar su labor para el mantenimiento del flujo de bienes vitales, como lo son los alimentos, medicinas, etc.

La OMI tiene como objetivo que los Estados Miembros reconozcan a la Gente de Mar como el sector clave que son. Pues ellos son esenciales en la lucha contra esta pandemia, por lo que también se le quiere facilitar el apoyo logístico y la asistencia requerida para llevar a cabo su labor.

La gente de mar durante la crisis del COVID-19

Desde el 31 de enero pasado, en que la OMI emitió la Circular Letter 4204, a propósito del Covid-19 y hasta el 21 de mayo, se han publicado 17 adendas, varias de las cuales, (como la 6, la 11 y la 14) se refieren explícitamente al papel fundamental en la economía mundial del tráfico marítimo y de la necesidad de considerar a la gente de mar, como trabajadores clave, así como sobre la urgencia de que se instrumenten las medidas necesarias para los cambios de tripulación y las repatriaciones. Se hace especial hincapié en que los periodos de servicio a bordo de los buques no pueden prolongarse indefinidamente, debido a los efectos peligrosos que ello tiene para el bienestar de la tripulación de los buques y, sobre todo, para la seguridad de las operaciones de los buques. Por todo ello se alienta encarecidamente a los gobiernos a que adopten medidas urgentes para abordar esta cuestión.

Previamente, el 19 de marzo, la International Chamber of Shipping (ICS) y la International Transport Federation (ITF) habían dirigido conjuntamente una carta abierta a las Naciones Unidas, pidiendo ya que se facilitaran los cambios de tripulaciones, se considerara a los marinos trabajadores clave y se aseguraran los servicios de bienestar en puerto. El día 20 de marzo la International Christian Maritime Association (ICMA), de la cual es miembro el Apostolado del Mar, se dirigía también a las Naciones Unidas, respaldando el escrito antes mencionado.

Por su parte, el Lloyd’s List Shipping Podcast (How to help shipping’s stranded seafarers) de 9 de abril, advertía: “Dado que las compañías navieras continúan posponiendo el intercambio de tripulaciones y extendiendo los contratos de trabajo como única forma de superar las restricciones de cuarentena y de los viajes por coronavirus, la industria tiene una bomba de relojería en sus manos. No se equivoquen: la fatiga entre la gente de mar traerá consigo inevitablemente más accidentes en el mar”.

Es evidente la preocupación que hay en el ámbito del mundo marítimo por esta situación que afecta a más de 150.000 marinos. El propio secretario general de la OMI, Kitack Lim, emitió un mensaje personal conmovedor para la gente de mar de todo el mundo y ha instado a los Estados miembros de la OMI y a las compañías navieras a adoptar un enfoque práctico y pragmático para cuestiones como los cambios de tripulación, entre otras.

Recordemos también que, a petición de diversas asociaciones internacionales de capitanes de la marina mercante y de armadores, así como con el apoyo de las antes mencionadas organizaciones: la International Chamber of Shipping, la International Transport Federation y la International Christian Maritime Association, se hicieron sonar las sirenas de los barcos en muchos puertos de todo el mundo en reconocimiento a la contribución que la gente de mar hace a nuestra sociedad y de una manera especial en este momento tan difícil debido al COVID-19.

Llama, por otra parte, la atención, cómo desde tantas instancias internacionales se ve con honda preocupación todas estas situaciones y como en cambio, la respuesta que se encuentra por parte de los gobiernos es más que discreta. Lamentablemente los temas que afectan al bienestar de las tripulaciones, siguen ocupando un lugar muy secundario en las preocupaciones de los gobiernos, incluso por parte de los ratificantes del convenio MLC 2006, que señala el compromiso de ofrecer en los puertos servicios de bienestar para la gente de mar. (Ricard Rodríguez Martos – DIARIO EL CANAL/Jennifer Velasco Ruiz – GN DIARIO/NUESTROMAR) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
trackback
Ir arriba