Alerta en alta mar: preocupa el aumento de contagios entre las tripulaciones de buques cargueros y pesqueros

Alerta en alta mar: preocupa el aumento de contagios entre las tripulaciones de buques cargueros y pesqueros

El “Echizen Maru” regresó a puerto con toda su tripulación positiva para COVID luego de más de 35 días de altamar. “Las organizaciones sindicales firmantes manifestamos nuestra preocupación ante la alarmante propagación de los contagios de COVID-19 que se están dando en buques de de navegación marítima, pesquera y fluvial a lo largo del litoral marítimo y fluvial argentino y las situaciones preocupantes que se generan ante la imposibilidad de dar una adecuada atención sanitaria al personal embarcado”.

Con estas palabras da comienzo un alarmante comunicado difundido en las primeras horas de este martes por el grueso de los gremios marítimos y fluviales de la Marina Mercante y Pesquera nacional. Ante la consulta efectuada por Infobae uno de los impulsores de la misiva sostuvo: ” Toda la actividad marítima y fluvial del país ha sido declarada esencial desde el arranque de las medidas de aislamiento social obligatorio.

Esto es así porque los buques y los puertos son los medios mediante los cuales se operativiza el grueso del comercio exterior. Tanto cargas sólidas como líquidas, los granos y obviamente la pesca no pueden detenerse pues hacerlo implica la paralización lisa y llana del país”.

Si bien desde la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante de la Nación, se ha establecido (con sucesivas modificaciones y mejoras) un protocolo para operación marítima y portuaria como así también el tratamiento que se debe dar a los buques argentinos y extranjeros que operan en aguas nacionales, en el caso específico de la actividad pesquera la propagación del COVID parece estar fuera de control.

En tal sentido, el comunicado indica: “La alta tasa de contagios que se evidencia a bordo de los buques – especialmente los dedicados a la actividad pesquera- nos lleva a pensar que a pesar de los protocolos y medidas sanitarias existentes en cada actividad de la navegación, administraciones portuarias, municipios y provincias donde estas actividades se desarrollan, las medidas de prevención y control – si bien durante los primeros meses de la pandemia lograron contener los contagios- en la actualidad se han visto superados no habiendo logrado evitar la transmisión del virus a bordo”.

Vale recordar que, luego de varias situaciones de contagios parciales de tripulantes de pesqueros surtos en el Puerto de Mar del Plata, a mediados de julio la ciudad de Ushuaia se vio conmocionada por la llegada a puerto del pesquero “Echizen Maru” que habiendo zarpado con 60 tripulantes sanos con aislamiento previo de 14 días e hisopados de rigor, regreso luego de 35 días de labor pesquera en alta mar con la totalidad de la tripulación infectada con COVID. Si bien se ensayó algún tipo de explicación al respecto, aún subsisten sospechas que indican que el virus podría tener un periodo de desarrollo mayor a los 14 días lo que de confirmarse daría por tierra con todos los protocolos vigentes.

Hace pocos días y tal como informara Infobae, 13 buques pesqueros que operan habitualmente en proximidades de Puerto Madryn presentaron simultáneamente tripulaciones contagiadas totalizando alrededor de 300 casos. La situación se vio agravada por la negativa de las autoridades locales que se mostraron reticentes a permitir el descenso de los marinos infectados a tierra firme para su adecuado tratamiento y aislamiento.

“Si bien ninguno requirió internación, mantener a tripulantes sanos en contacto con compañeros enfermos en un ambiente tan reducido como lo es un buque pesquero implica el contagio seguro de toda la tripulación resulta muy perturbador que entre los argumentos que suelen esgrimirse es que los marineros no son nativos de las provincias donde van a trabajar, muchos de los profesionales de la pesca son oriundos de provincias del litoral marítimo y fluvial siendo contratados por empresas que operan en el sur del país”, indicaron desde el SOMU.

Este hecho es puntualmente referenciado en el comunicado gremial: “Nos preocupa y alerta observar como los buques que presentan casos confirmados de COVID-19 no tienen autorización para entrar a puerto y deben permanecer fondeados en las radas ( sector exterior del puerto) o continuar navegando hacia otros destinos a la espera de que las autoridades locales habiliten su ingreso y que el personal afectado reciba el tratamiento adecuado en instalaciones adecuadas a tales fines”.

Reiteradamente tanto trabajadores como empresarios del sector han extremado sus esfuerzos para que la actividad pesquera no se detenga en atención a que el 95% de la producción pesquera se exporta siendo generadora de divisas por un importe que supera los U$S 2000 millones al año. “Se nos pidió un esfuerzo y lo estamos haciendo, pero si no se arbitran los medios necesarios para controlar las condiciones sanitarias de la operatoria pesquera la actividad terminará colapsando por falta de mano de obra”, sostienen los empresarios consultados al respecto.

Jorge Frías, Secretario General de la Asociación Argentina de Capitanes de Pesca y Delegado Regional de la Liga Naval Argentina, es uno de los profesionales que con más vehemencia viene alertando sobre esta situación. “Que hayamos seguido operando durante estos cinco meses de pandemia ya es bastante pero ahora la situación estalló. Habrá que ver por donde se produce la entrada del virus a los barcos ya que en la operatoria portuaria interviene mucha gente. Talleres de reparaciones, proveedores, personal de aduanas, Prefectura, estibadores y algunos más. Ahora ante esta realidad solo queda la posibilidad de ir atendiendo los problemas a medida que se vayan produciendo”.

“No podemos menos que exigir el debido respeto hacia los trabajadores que representamos y que se garantice la rápida atención médica a los tripulantes tal como le corresponde a todo ciudadano de nuestra Nación, sin ningún tipo de privilegios, pero a la vez, sin ningún tipo de discriminación”, agrega al respecto el comunicado.

Infobae pudo saber que existe una creciente preocupación gubernamental por la ola de contagios. Tanto en la Subsecretaría de Marina Mercante como en la de pesca afirman que se trabaja en el tema aunque no hay voceros disponibles cuando se pretende indagar acerca de las medidas concretas sobre las que se trabaja para mejorar la situación. (FERNANDO MORALES – INFOBAE) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Luis Mazzilli

Que podemos hacer los tripulantes, que somos la parte más afectada? Que exigir o reclamar a los armadores o autoridades portuarias?

Ir arriba