Turismo náutico: sus posibilidades futuras en ríos y costas de argentina. Una visión para contribuir a su desarrollo (Horacio Ezcurra)

Turismo náutico: sus posibilidades futuras en ríos y costas de argentina. Una visión para contribuir a su desarrollo (Horacio Ezcurra)

Este documento tiene por objeto contribuir a una visión, que ayude al desarrollo sostenible del Turismo Náutico en ríos y zonas costeras del país. Este tipo de turismo podría generar, si se desarrollase, una saludable y significativa actividad económica, y crear empleo en forma directa e indirecta. Adicionalmente promover un mayor conocimiento y proyección internacional de la región, y de su potencial futuro.

Las ideas aquí expresadas, también podrían aplicarse en países vecinos, como Uruguay y Paraguay, por ejemplo. Argentina tiene ventajas relativas muy favorables para el desarrollo de este tipo de turismo. Ríos y costas maravillosos y extensos, más una cultura y tradición náutica que se destaca en la región, y que podría brindar recursos para el desarrollo de este turismo.

Aplicaremos el término “turismo náutico” a varias formas de actividades turísticas en yates preparados para navegar por zonas de interés particular, y que pueden proveer a los participantes (quienes serían “tripulantes”, y no “pasajeros”) la experiencia única de navegar en nuestros maravillosos ríos, y en nuestras extensas costas marítimas, participando de la vida a bordo, y visitando bahías, islas y poblaciones ribereñas.

El turismo náutico brinda a sus participantes la posibilidad de contribuir a las tareas de a bordo, bajo una atención personalizada, no masiva como otros tipos de turismo en barcos de pasajeros.

El turismo náutico, es encuadrado en los países donde es una actividad económica significativa, como navegación de placer, o con fines especiales (ciencia, deporte, cultura), y no transporte de pasajeros, ni turismo masivo. El turismo náutico incluye navegaciones en yates, de vela y/o motor, en mares, lagos o ríos, en zonas normalmente con atractivos especiales.

Las personas que participan de estas navegaciones no son turistas convencionales. Les interesa la navegación en sí, y participar de las tareas y la vida a bordo. Prefieren dormir a bordo antes que en un hotel en tierra.

También pueden tener algún otro interés especial, como fotografía documental de la naturaleza, periodismo, o conocimiento sobre temas locales, como flora, fauna, historia y cultura local. Incluso pueden ser deportistas no convencionales, cuyo interés es acceder a lugares especiales, hacia donde no hay acceso en medios convencionales. Por ejemplo, montañistas, remeros de kayaks, o nadadores en ambientes naturales. (Lic. en Oceanografía, Horacio Ezcurra) #NUESTROMAR

(*) El artículo ilustrado continua y se completa en el PDF que puede leerse ONLINE AQUÍ:

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba