La Academia Nacional de Ingeniería advierte sobre un nuevo modelo para el manejo de la Hidrovía Paraná

La Academia Nacional de Ingeniería advierte sobre un nuevo modelo para el manejo de la Hidrovía Paraná

La Academia Nacional de Ingeniería señala que es estratégico aprovechar la nueva concesión de la hidrovía para profundizar los canales de navegación. La polémica por el anuncio del Gobierno. La creación de una sociedad del Estado para concesionar y controlar la hidrovía del río Paraná, una infraestructura estratégica para la exportación de granos, sigue generando preocupación en la cadena agroindustrial y en organismos técnicos.

En una declaración, la Academia Nacional de Ingeniería de la República Argentina advirtió que la intención del Gobierno parece ser que la nueva sociedad del Estado no opere en forma directa, sino que sea quien concesione los servicios y asuma las funciones de control. “Si así fuera, se habría elegido una forma de órgano inadecuado para el control, que agrega una intermediación innecesaria y costosa”, aseguró la entidad.

Para la academia, la prioridad debe ser perfeccionar en lo posible el sistema de peaje y reducir los costos y las tarifas. “La concesión debe licitarse internacionalmente y debe reservarse al Estado el control a través de una organización limitada, de buena ingeniería, calificada y eficiente”, insistió.
El presidente Alberto Fernández anunció en agosto la creación de una sociedad del Estado para licitar y controlar la hidrovía, con la participación de siete provincias.

El presidente Alberto Fernández anunció en agosto la creación de una sociedad del Estado para licitar y controlar la hidrovía, con la participación de siete provincias.

La academia explica que las cuantiosas inversiones necesarias para la adquisición del equipamiento en la escala que requiere la hidrovía pueden ser actualmente soportadas por pocas empresas a nivel mundial.

“No sólo se requiere capital y un parque de dragas diverso y de gran capacidad, sino también experiencia, multiplicidad de operaciones y alto respaldo tecnológico, difícil aún de obtener localmente”, recordó la entidad.

Por eso, la academia cree que la licitación no debe poner condiciones que encarezcan la operación. “Por ejemplo, no debe ser una exigencia la fabricación nacional de las grandes dragas. En todo caso ello debiera ser un resultado de la eficiencia y competitividad de la industria naval local”, señaló.

Lo que es esencial, para la academia, es privilegiar el logro de eficiencia y de las menores tarifas de peaje posibles. También recomiendan, para obtener ofertas competitivas, eliminar el riesgo de conversión de moneda y de tipo de cambio.

“Todo apartamiento de la eficiencia en pro de la búsqueda de objetivos políticos, incrementará los costos y finalmente afectará las exportaciones y la producción”, remarcó la entidad, que considera el mejoramiento y la profundización de la hidrovía como el proyecto más importante para la producción agrícola argentina.

Por esta canal fluvial circula más del 80% del comercio exterior del país por un valor de unos 90.000 millones de dólares anuales. El contrato de concesión de la hidrovía vence, luego de dos prórrogas, el 30 de abril de 2021.

La academia también recordó que un estudio encargado por la Bolsa de Comercio de Rosario y otras entidades demuestra la factibilidad económica y técnica de mejoras en la vía navegable troncal, tales como la profundización de los canales de navegación para llegar hasta Rosario con 40/42 pies en un plazo de 10 años y el ensanche de solera para permitir la navegación de buques de mayor tamaño (Panamax 230×32) con carga plena y en condiciones seguras.

“Esto significaría un enorme beneficio en la reducción de los fletes para las exportaciones”, concluyó la entidad. (CLARIN) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
trackback
Ir arriba