Cerca de 1.000 argentinos, en un crucero a la deriva por el cierre de puertos en Europa

Cerca de 1.000 argentinos, en un crucero a la deriva por el cierre de puertos en Europa

El buque recorrió la costa sudamericana y ahora se dirige a Génova, donde no se sabe si será recibido. Incertidumbre sobre cómo será la vuelta al país. La epidemia del coronavirus sigue golpeando duramente a la industria del turismo y, especialmente, a los viajes mediante cruceros. Son alrededor de 950 los argentinos que, a bordo de un buque de este tipo, viven la incertidumbre sobre su destino, porque no hay puerto de Europa que acepte el ingreso de la embarcación.

El barco zarpó el 3 de marzo desde Buenos Aires y recorrió la costa de Brasil, tenía previsto llegar al puerto de Génova, en Italia, el 24 de marzo, señala La Nación.

El problema que enfrenta es que todos los puertos se encuentran cerrados y los pasajeros a bordo desconocen donde desembarcarán. También desconocen cómo será su regreso a casa.

“El 10 de marzo, después de salir de Maceió, ya empezamos a escuchar que los puertos de Europa cerraban”, explicó una de las argentinas a bordo del barco (que se encuentra a la altura del Estrecho de Gibraltar) al diario La Nación.

Según relató la pasajera, poco después de que el barco, llamado Costa Pacífica, zarpara a Brasil, la tensión entre los pasajeros escaló porque los turistas argentinos exigían permanecer en la costa sudamericana, mientras que los turistas europeos presionaron para regresar a Italia.

La empresa italiana publicó un comunicado en el que anunció que “suspenderá temporalmente las operaciones globales de los buques, lo que afectará los viajes hasta el 3 de abril”.

“Los cruceros actualmente en curso finalizarán su crucero actual solo para permitir a los huéspedes desembarcar y regresar a sus hogares”, agregó la empresa, sin dar detalles sobre la suerte que correrá el Costa Pacífica.

El capitán, un genovés, confió en que más allá de las medidas oficiales, la costa italiana recibiría a los pasajeros del crucero como una excepción, contaron los pasajeros. Sin embargo, la información que manejan las personas a bordo del barco es incierta, ya que el capitán se niega a dar explicaciones personalmente.

En este momento, la mayor preocupación de los argentinos es poder gestionar un regreso seguro a la Argentina. “La incertidumbre que tenemos es total y al no saber cuál será el país de destino, tampoco podemos hablar con Cancillería para determinar nuestro vuelta a casa”, afirmó un pasajero a La Nación.

“Es increíble pensar que se decidió ir a Italia en este contexto”, manifestó otro viajero, quien concluyó: “Nos fuimos sanos de Buenos Aires y queremos volver a Argentina de la misma manera”. (I PROFESIONAL) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba