Rinio Bruttomesso: “Es un error que todo puerto se aleje de su ciudad”

Rinio Bruttomesso: “Es un error que todo puerto se aleje de su ciudad”

Rinio Bruttomesso, presidente la Asociación para la colaboración entre Puertos y Ciudades (RETE), calificó como un “error” la idea de que los puertos se alejen de las ciudades, no obstante, precisó que hay que identificar qué actividades portuarias son compatibles con la ciudad y cuáles deben apartarse de las comunidades.

En entrevista, el arquitecto italiano también se refirió a cómo se ejecuta actualmente la relación ciudad-puerto, además de sus desafíos y posibles consecuencias si es que no se desarrolla de buena manera.

Actualmente, ¿cuáles son los principales problemas en la relación ciudad-puerto?

Hablar de relación puerto ciudad hoy quiere decir hablar de cuestiones muy complejas, muy entrelazadas unas con otras, de manera que hay distintos ámbitos en la cual este tema atañe. Primero que todo, la relación puerto ciudad hoy se pone de una forma mucho mas compleja que hace 10 o 15 años atrás porque es mucho mas complejo todo, es mucho mas complejo el mundo portuario y marítimo, es mucho mas compleja la realidad de los puertos y de una ciudad. Por eso esto hace que el contexto, el marco en cual se pone esta relación, sea un marco mucho más complicado que en el pasado y esto no rinde la cuestión mas fácil, sino mas difícil.

¿Cómo ha cambiado esta relación en los últimos años?

Hay una sensibilidad hacia la relación puerto ciudad, una sensibilidad que no había en el pasado, es decir, se ha desarrollado positivamente esta complejidad. Por ejemplo, las autoridades que trabajan en la gestión de los puertos cuidan mucho mas los temas medioambientales, la calidad del aire, la calidad del agua y la calidad medioambiental en su complejo. De otra parte, las ciudades, los municipios, están más dispuesto a entender la complejidad del mundo portuario y de todos sus problemas.

¿Qué destaca entre los cambios que ha tenido la ciudadanía?

En términos medioambientales hoy tenemos una ciudadanía que es más consciente, que siempre es mas sensible a estos temas y seguro que no le gusta el hecho de tener, por ejemplo, descargas de contenedores por problemas de ruidos. Donde hay otras actividades portuarias puede haber un tema de contaminación del aire o del agua y antes la gente, los ciudadanos, pensaban que era como algo que se tenían que soportar porque tenían el puerto, pero ahora a la gente eso no le gusta, la gente dice ‘tienes que resolver ese problema’. Como digo, eso es el resultado de un proceso que en los últimos años ha cambiado mucho y el puerto necesita tener en cuenta esta nueva sensibilidad.

¿Cuáles son las principales dificultades en el ámbito portuario?

Los puertos siempre necesitan mas espacio por el tema de los contenedores, porque el comercio mundial con mercancías, a través el tráfico de contenedores, se ha multiplicado. Los puertos muchas veces no tienen el espacio suficiente para tener estos contendedores, por eso buscan nuevos espacios, los cuales muy pocas veces se encuentran en los mismos sitios donde están ahora. Como los puertos están ubicados en un ámbito urbano, se da este contraste entre la necesidad de ampliar los puertos, pero por otra parte, la ciudad busca una mejor calidad de vida para sus ciudadanos, y aunque entienden que el puerto es una gran riqueza para la ciudad, ya no quieren ser penalizados por su actividad.

¿Qué le parece que los puertos estén cerca de las ciudades? ¿Deberían trasladarse?

Yo pienso que es un error que todo el puerto se aleje de la ciudad. Se tiene que analizar muy atentamente cuáles son las actividades portuarias que pueden permanecer en la ciudad, es decir, que sean compatibles con un puerto urbano, pero hay otras actividades que necesariamente tendrán que alejarse de la ciudad.

¿Cómo cuáles?

El tema de los contenedores, por ejemplo, el tema de las actividades que producen contaminación, que son peligrosas, o algunas actividades de la industria portuaria; por eso se tienen que alejar, porque pueden contaminar y presentar un peligro. Hay por ejemplo un tema de los cruceros, sabemos muy bien que los cruceros, hoy por ser rentables, los hacen siempre más grandes. En casos europeos hemos llegado a tener cruceros que, yo pienso, tienen gran problema para entrar a estos puertos sin causar posibles daños, por eso aquí el problema será definir un límite, que hasta determinadas dimensiones -de eslora y manga- puedan entrar.

¿De qué manera se puede gestionar la relación entre los puertos y las ciudades?

Otro tema muy importante cuando hablamos de la relación puerto y ciudad es el tema de la gobernanza, es decir, cómo vamos a resolver el tema de quién toma las decisiones. Hemos visto que la decisión la puede tomar el puerto solo por el puerto; la ciudad, por lo que se refiere al puerto; solo la ciudad; o el municipio. Eso va a crear bastantes problema, ya hay un problema de ver cómo la relación puerto ciudad se gobierna, cómo se gestionan los conflictos que la actividad portuaria puede crear en el ámbito urbano y por eso destaco el caso de Chile, donde hay una ley que impone la creación de estos consejos de coordinación puerto ciudad.

En ese sentido, ¿cómo se puede lograr una buena gobernanza?

Los consejos de coordinación -aludiendo al caso chileno- pueden ser el elemento dentro del cual se debate y se van a tomar decisiones, es decir, una gobernanza colaborativa. Colaboración y diálogo, estas son las palabras con las cuales solo se puede conseguir una buena gobernanza de la relación puerto ciudad.

¿Cuáles serían las consecuencias si es que no se logra una buena relación ciudad puerto?

Es muy simple por decirlo, porque ya lo vemos cada día donde no hay una buena relación. Por ejemplo, por parte portuaria, el puerto corre el gran riesgo de perder competencia. En lo que se refiere al tema de la infraestructura por el tráfico de los camiones que entran en puerto, es un tema que no solo pueden resolver los puertos, es un tema de carretera, de la red del ferrocarril y si esto no se resuelve, seguro todo el tema de la competencia de un puerto va a ir bajando.

¿Qué deberían hacer los puertos para no afectar la calidad de vida de los habitantes en el ámbito medioambiental?

Yo no voy a dar receta porque cada ciudad portuaria es un caso distinto, pero de una forma general hay que entender que el puerto está en un ambiente urbano y necesita de un ambiente urbano. Por ejemplo en el tema de las agendas de infraestructura, pienso que se tiene que entender que hay que buscar un diálogo para decir ‘estos son mis objetivos de competencia, necesito hacer unas inversiones y tengo que mejorar algunos sectores de mi actividad’. Eso puede afectar la calidad de vida urbana, por eso lo único que yo veo son las mesas comunes de trabajo e incluir a la gente, lo vamos a decir así, los administradores de una parte y los técnicos de otras. A través de los técnicos se pueden lograr algunas alternativas y luego serán los administradores quienes van a decidir cuál es la solución.

A nivel mundial, ¿cuáles son los puertos que mas destacan en la relación ciudad-puerto?

Esa es una pregunta a la cual yo nunca contesto porque pienso que es muy complicado hablar de construir una lista en la cual haya un primer, segundo y tercer puesto, porque como digo, cada ciudad es distinta. El caso del Puerto de Rotterdam, el más importante que tenemos en Europa, que también está muy avanzado en este tema de relación puerto ciudad, ha mejorado mucho la relación que tenía hace 30 años atrás. Me parece un caso positivo porque hay una buena política, pero tenemos que recordar que el Puerto de Rotterdam depende del ayuntamiento de Rotterdam, es un puerto publico que, vamos a decir así, depende directamente del alcalde de la ciudad.

¿Y en América Latina?

Si pensamos en los puertos latinoamericanos, gran parte son puertos privados, por lo cual no es fácil, es mas complicado llegar a tener buenas soluciones, porque el privado, una empresa privada, tiene como principal objetivo tener un proyecto importante. Veo casos latinoamericanos, donde hay casos positivos como un gran esfuerzo, porque el diálogo entre privado y público muchas veces es más complicado que el diálogo entre público y público, porque los grandes puertos de Europa están en manos del estado, o sino, como los puertos holandeses, en manos de la misma municipalidad y por eso está claro que se puede tener un diálogo dentro de la misma familia. Estoy muy interesado en lo que pasa en latinoamérica porque yo pienso que hay casos como el esfuerzo que ha hecho el Puerto de Valparaíso, el de San Antonio y los puertos al norte donde se está haciendo un trabajo para mejorar esta relación y como vemos, muchas veces, hay dos actores de la parte portuaria y de la parte de la ciudad y cuando yo veo que trabajan conjuntamente para buscar soluciones, pienso que eso es un buen ejemplo. (Constanza Galdames Carrasco – PORTAL PORTUARIO) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba