Operadores del Puerto de Mar del Plata proponen anular el Consorcio Portuario y nuevas acciones para el desarrollo del puerto y la región

Operadores del Puerto de Mar del Plata proponen anular el Consorcio Portuario y nuevas acciones para el desarrollo del puerto y la región

En una declaración ante los medios, Emilio Bustamante, responsable de TC2, la terminal de contenedores del Puerto de Mar del Plata, renovó y amplió las críticas de su organización al Consorcio Portuario y a su modelo institucional, ya que advierten que la situación del puerto regional continúa deteriorándose desde el punto de vista productivo y comercial, del medio ambiente, operativo, y de la seguridad, y proponen un cambio de paradigma del puerto y acciones para el desarrollo local y de la región.

En una conferencia de prensa en un hotel de la Ciudad de Buenos Aires, en la que NUESTROMAR estuvo presente, Emilio Bustamante y Juan Carlos Donato, de TC2, la empresa concesionaria de la terminal de contenedores del Puerto de Mar del Plata, ampliaron sus imputaciones anteriores a las autoridades del Consorcio Portuario, al entender que con su desmanejo, involuntario o favorecedor, ha desmoronado la operación y estado del puerto, y sus actividades complementarias, y propusieron nuevas acciones y un cambio de paradigma del puerto.

Antecedentes de las denuncias

Ya en junio del pasado año 2019, las autoridades de TC2, habían presentado los resultados categóricos de una auditoría, en la que se establecía que el puerto se encontraba en un estado de abandono y falta de dirección, con importantes problemas de salubridad e higiene, más de 50 buques hundidos o semi hundidos, algunos desde hace más de 10 años, complicaciones para la operación, atraque, y navegación, contaminación, y alarmantes fisuras de la seguridad y el código PBIP.

En la pasada oportunidad resumiendo el estado improductivo del puerto, y que persistiría en la actualidad, Bustamante declaró que había un negocio detrás y no hay una decisión política que aspire a revertir el panorama, y que pareciera ser que hay una intención de continuar con el abandono, como si fuera a propósito.

Extendiendo y actualizando la situación actual que, a todas luces, parece todavía más preocupante, Bustamante aclaró que persiste un escenario de suciedad e insalubridad general, desorden e inseguridad con hechos delictivos habituales, dentro del área “protegida” portuaria.

Aunque algunos buques pesqueros han sido removidos por sus dueños, por cuestiones relacionadas a permisos pesqueros, cambios operativos en las empresas, etc., aún permanecen más de 40 buques hundidos o semi hundidos, con notables escollos para el amarre y operación de todos los buques que operan en el puerto.

Historia y potencial de Mar del Plata

Las autoridades comentaron, que la historia y fuerza que anteriormente otorgaba la pesca y el puerto a la ciudad de Mar del Plata, hacía que aproximadamente el 40% del PBI local estaba relacionado con el Puerto, y actualmente dado los cambios en la extracción, operación, y producción pesquera, a las decisiones que impactaron en la economía, y la desidia en el puerto, han hecho en la actualidad que este porcentaje de participación se redujera solo al 20%.

Manifestaron que además de los resultados de la desidia, o posibles actos de corrupción política, que son muchas las opiniones e intereses de los directores de cada sector del Consorcio, y a todo esto se suman circunstancias externas como la crisis global por el covid-19 y la merma de las exportaciones a Europa y China, los cambios en los últimos años en el procesamiento en alta mar de los productos pesqueros, que el modelo del Consorcio portuario es un modelo agotado y que fracasó.

Fracaso del modelo del Consorcio y nuevas propuestas

Explican que a su modo de entender hace falta un cambio de paradigma en el Puerto de Mar del Plata, eliminando la institución del Consorcio Portuario Regional, y que el Estado Provincial, al ser el titular del Puerto se haga cargo del mismo de forma más concentrada, con forma jurídica a establecer, y poner en marcha sin trabas varias acciones concretas y ambiciosas para el desarrollo del puerto y la región.

Varias de esas acciones, razonan que deben estar encaminadas a desarrollar el multimodalismo en el puerto con arreglos o ampliaciones de infraestructura para el transporte automotor y ferroviario, contratos únicos de transporte, incentivos gubernamentales para productores, operadores y navieras, dragado, etc., para que en definitiva Mar del Plata se pueda convertir en el puerto oceánico de transferencia para los puertos al sur y la región, cumpliendo roles que actualmente toma el Puerto de Montevideo con carga argentina.

A modo de ejemplo, manifiestan su asombro en contra de todo razonamiento logístico que a solo 50 km. produce sus papas la empresa Mcain, y que habiendo en Mar del Plata, un puerto y servicio competitivo, escáner, aduana, la reciente declaración de TC2 como depósito fiscal, y menores costos y tiempos, ésta empresa exporta su producción por Buenos Aires, o por camión 3.000 km. a Brasil.

Respecto al rol en competencia o complementación con Buenos Aires, aseguran que el llamado “puerto federal” dadas las complicaciones de falta de espacio y ampliación, tráfico en medio de la ciudad más grande de Argentina, la potenciación o estrategia de cruceros, el calado de 200 km. de canales en vez de 500 m. solo para el acceso al puerto de Mar del Plata, etc., es que debe cumplir su rol, como suplementario a otras terminales regionales, para no obligar o incitar a que la carga haga cientos de km. de más por salir por el puerto porteño, dejando crecer la economía de otras zonas.

Según estudios y análisis de la empresa, Mar del Plata tiene un grado de industrialización muy importante, similar a Rosario, sumado a la producción agro industrial de la región, por lo que si hay realmente un puerto prolífico, se tendría que generar un círculo virtuoso para el avance del puerto y la zona.

Concluyen que hace falta que el gobierno nacional y provincial de pasos claros para poder salir de esta situación crítica del puerto, para la reforma institucional de la gestión del puerto, el nombramiento de autoridades que verdaderamente sepan de la cuestión portuaria y logística, que no sean solo leales operadores políticos, y que permitan escenarios de largo plazo para inversión privada, como la que la misma empresa ha propuesto en varias oportunidades como por ej. para la concesión para una nueva Terminal en el área de los silos, con una inversión de entre 15 y 30 millones de US$, o la contratación de un buque portacontenedores propio para hacer una ruta más asidua por la Mar del Plata, concesionar un frente de atraque exclusivo para permitir obras y equipos, y otras tantas que fueron ignoradas o estancadas por las autoridades del Consorcio.

El escenario actual parecería ser desolador, pero si en este tiempo de cambios políticos se dan claros mensajes, y acciones concretas, consensuadas, y profesionales, Mar del Plata tiene en su puerto una importantísima herramienta que, a corto y mediano plazo, puede impulsar notablemente la economía y el desarrollo social, de la ciudad y la región al sur. (NUESTROMAR) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba