La ciencia demuestra que las poblaciones pesqueras bien gestionadas aumentan su tamaño

La ciencia demuestra que las poblaciones pesqueras bien gestionadas aumentan su tamaño

La gráfica muestra cómo desde mediados de la década de 1990, las capturas han disminuido en proporción a la disminución de la presión de pesca. Desde 2005, la biomasa promedio de las poblaciones de peces habría comenzado a aumentar.

Frente a la catástrofe que vaticina ONG y grupos de presión, la ciencia sigue respaldando que los stocks pesqueros siguen mejorando en un contexto global y subrayan que la gestión es la pieza clave. Un nuevo informe impulsado por la Universidad de Washington y con el investigador Ray Hilborn al frente de un equipo de analistas internacional, ha concluido que casi la mitad de las capturas mundiales de peces proceden de poblaciones que se controlan científicamente y, en promedio, “están aumentando en abundancia”. Según los investigadores, la gestión efectiva “parece ser la razón principal por la que estas poblaciones están en niveles sostenibles o se están recuperando con éxito”.

“Hay una dircurso de que las poblaciones de peces están disminuyendo en todo el mundo, que la gestión de la pesca está fallando y necesitamos nuevas soluciones, y es totalmente incorrecto”, apunta Ray Hilborn, profesor de la Facultad de Ciencias Acuáticas y Pesqueras de la Universidad de Washington.

“Las poblaciones de peces no están disminuyendo en todo el mundo. Están aumentando en muchos lugares, y ya sabemos cómo resolver problemas a través de una gestión pesquera efectiva”, asegura.

“Hay una dircurso de que las poblaciones de peces están disminuyendo en todo el mundo, que la gestión de la pesca está fallando y necesitamos nuevas soluciones, y es totalmente incorrecto”, apunta Ray Hilborn

El proyecto es el resultado de 10 años de trabajo. Durante este tiempo se han reunido estimaciones del estado de las poblaciones de peces, o de distintas poblaciones de peces, en todo el mundo, una información que ayuda a científicos y gestores a saber dónde se produce sobrepesca o, al contrario, las áreas que podrían soportar más esfuerzo pesquero.

La mayor disposición de datos permite arrojar más certidumbre a las conclusiones. Ahora la base de datos del equipo incluye información sobre casi la mitad de las capturas de peces del mundo, en comparación con aproximadamente el 20% representado en la última compilación en 2009.

Durante la última década, el equipo de investigación creó una red de colaboradores en países y regiones de todo el mundo, sumando datos sobre la actividad pesquera en lugares como el Mediterráneo, Perú, Chile, Rusia, Japón y el noroeste de África. La base de datos actual del equipo incluye alrededor de 880 poblaciones de peces, “lo que ofrece una imagen mucho más completa en todo el mundo de la salud y el estado de las poblaciones de peces”, indican desde la Universidad de Washington.

Los investigadores combinaron información sobre las poblaciones de peces con datos publicados recientemente sobre las actividades de gestión de la pesca en unos 30 países. El análisis de los datos concluyó que una gestión “más intensa” condujo a poblaciones de peces sanas o mejoradas, mientras que una gestión escasa o nula condujo a la sobrepesca y al mal estado de las poblaciones.

FALTAN DATOS DE PESQUERÍAS DE PESO

Con todo, la radiografía no es uniforme. Los investigadores alertan de la falta de datos en el sur y sudeste asiático. Las pesquerías en India, Indonesia y China por sí solas representan del 30% al 40% de la captura de peces del mundo que “esencialmente no se evalúa”.

“Todavía hay grandes lagunas en los datos y estas lagunas son más difíciles de llenar”, dijo la coautora Ana Parma, científica principal del Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica de Argentina y miembro de la junta global de The Nature Conservancy. “Esto se debe a que la información disponible sobre las pesquerías más pequeñas está más dispersa, no se ha estandarizado y es más difícil de recopilar, o porque las pesquerías en muchas regiones no son monitoreadas regularmente”.

Según los investigadores la gestión es efectiva, pero no existen fórmulas únicas. “La gestión de la pesca debe adaptarse a las características de las diferentes pesquerías y las necesidades de países y regiones específicos para que tenga éxito”, indican. (INDUSTRIAS PESQUERAS) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba