Jorge Frias (Capitanes) sobre el protocolo sanitario marítimo y sus implicancias gremiales en Mar del Plata y el país

Jorge Frias (Capitanes) sobre el protocolo sanitario marítimo y sus implicancias gremiales en Mar del Plata y el país

El Secretario General de la Asociación de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca Jorge Frías, dialogó respecto del Protocolo sanitario para la flota pesquera, en el marco de la pandemia del coronavirus. En ese sentido aclaró que se trata de un protocolo de alcance nacional, que contempla las obligaciones del capitán del buque frente a la ley, algo que no estaba incluido en el firmado en Mar del Plata por las seccionales de gremios nacionales.

Consultado acerca de si contar con este acuerdo permitiría la zarpada de buques, Frías explicó que al tratarse de un protocolo sanitario no significa que tenga la facultad de determinar si una actividad está parada o no, y esto es un gran error: los buques fueron deteniéndose por la voluntad de las partes de dar cumplimiento con la cuarentena de 15 días, los trabajadores fueron consultados y los armadores aceptaron que los buques quedaran amarrados, y de hecho otras empresas deliberadamente amarraron sus barcos, como el caso de Contessi.

El protocolo firmado el 18 de marzo en Mar del Plata existe, está firmado, está vigente, con lo cual el Gobierno hará uso de ese protocolo y del firmado ayer por todos los secretarios nacionales.

Cabe aclarar que el protocolo no es una discusión convencional ni salarial. Estamos frente a una pandemia, y lo que se busca es garantizar al máximo posible evitar el contagio, es un protocolo sanitario que exige seguridad sanitaria, y debe respetar cuestiones del orden jurídico.

Que se haya conseguido no significa que avale que vayan a salir los buques antes del 31, y el 1ro de abril habrá que evaluar la condiciones que se presenten. Existen algunas controversias respecto del Decreto 207, que afecta al personal que supera los 60 años, o con patologías preexistentes, de aplicarse no habría poibilidad física para cubrir el puesto de capitán en la totalidad de los buques.

Lo que pretendemos es que el protocolo esté vigente para ser aplicado en el momento que corresponda, y no que cuando se den las condiciones para salir a pescar signifique ponerse a trabajar en ello. Finalmente, aclaró que todo tripulante, marinero, capitán, maquinista, conductor, tiene la potestad de decidir salir a navegar porque son los dueños de la libreta de embarco, un protocolo de ninguna manera obliga a nada, y mucho menos a salir o dejar de salir a trabajar.

Mar del Plata demuestra una vez más que tiene el poder en la pesca argentina

Jorge Frías también se refirió a las medidas adoptadas por el sindicato frente a la pandemia mundial del coronavirus, “Nos cuidamos nosotros para poder ayudar al afiliado activo y también al jubilado. En cuanto al protocolo sanitario, las autoridades pesqueras entraron en la red tejida ante la declaración de la pesca como actividad esencial, con un sector que pretende salir a pescar el 1ro de abril. Esta Comisión Directiva tiene toda la voluntad de acompañar al Gobierno Nacional en función de tratar de sostener la economía, pero no a costa de arriesgar la salud de nuestros compañeros.

En referencia a las medidas tomadas por la Asociación de Capitanes de Pesca sobre el Covid-19, dijo que se está cumpliendo con este #QuedateEnCasa; dos días antes lo dispusiera el Presidente, en la Asociación iniciamos el teletrabajo. Fuimos la primera organización sindical en advertir acerca del peligro que representaba este virus, en nuestra actividad hay empresarios del calamar que continuamente viajan a China, por eso se emitió un comunicado el 29 de enero. Nos cuidamos nosotros para poder ayudar al afiliado activo y también al jubilado, atento a sus requerimientos de obra social.

En cuanto al movimiento de buques, la flota fresquera no está zarpando, están llegando a puerto los últimos pesqueros; los poteros están entrando y la idea es que cumplan con la cuarentena, siempre siguiendo la dinámica de esta pandemia.

Vemos algunos distritos, que como la provincia de Chubut han tomado las decisiones adecuadas, priorizando la vida con esas medidas y está dando resultado, mientras otras provincias y lamentablemente con apoyo de gremios y del sector empresario están generando protocolos con una importancia que no tienen, un protocolo sanitario es solo eso, y no significa que por arribar a un acuerdo la actividad se deba reanudar.

Estamos atentos a lo que pasa día a día, los trabajadores y sus familias están preocupados; y parece que algún sector de la parte empresaria y algunos gremios no ven esa misma preocupación, y aunque no salieron a decir que el 1º de abril van a salir a pescar, permiten que se publique y en silencio esperan que esto permanezca, cuando en realidad los que van a decidir si salen a pescar o no serán los propios trabajadores.

Nosotros comenzamos a trabajar en un protocolo sanitario de alcance nacional, en función de tener una herramienta que nos brinde mayor garantía para evitar la posibilidad de contagio al momento de tener que reiniciar la actividad, pero en ningún momento se afirma que debe ser el 1º, porque la dinámica frente a la evolución del virus así lo requiere.

Entendemos que es de mucho riesgo que la actividad se reinicie, vemos con mucha preocupación a los capitanes y las tripulaciones en general.

El juego perverso

Se ha creado un monstruo alrededor del protocolo sanitario. Lamentablemente las autoridades pesqueras entraron en el juego que ante la declaración de la pesca como actividad esencial, se generan los mecanismos para que la flota se ponga a trabajar: el 18 de marzo, en Mar del Plata cuatro gremios locales firmaron un acuerdo que parecía que en lo inmediato se reanudaba la pesca, luego desentendimientos económicos dieron por tierra esa intención.

Ayer el sector de Mar del Plata firmó un tercer protocolo, con el que claramente demuestra que tiene el poder en la industria pesquera argentina. Hay presión sobre el subsecretario de Pesca, que está más preocupado que el Ministerio de Trabajo que es el que correspondería actuar.

Ninguna entidad gremial, ni empresaria, ni protocolo va a obligar a un trabajador de la pesca a salir a trabajar, todos son dueños de su libreta, y pareciera que el énfasis que se le pone al protocolo lo ignora.

Son barcos de 20 metros y de hasta 80 metros. Entre los puntos de este protocolo impone una distancia de metro y medio de separación entre tripulantes y otras cuestiones que resultan incoherentes. Además, avasalla facultades del Capitán, faltándole una vez más el respeto a la máxima autoridad del buque, imponiéndole acciones a llevar adelante dependiendo de Prefectura.

Es una pandemia, no un paro. Esta Comisión Directiva tiene toda la voluntad de acompañar al Gobierno Nacional en función de tratar de sostener la economía pero no a costa de arriesgar la salud de nuestros compañeros. Nosotros no tenemos la facultad y no vamos a asumir el riesgo de que la actividad se reinicie en medio de una pandemia y un afiliado se contagie.

El que tiene la decisión y pone en riesgo la vida por salir a pescar es el trabajador, y nosotros no vamos a decidir por ellos, ni lo hará ningún protocolo. (NOTICIAS Y PROTAGONISTAS/FM DEL VIENTO/AACPyPP) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba