Conciliación obligatoria en el conflicto de la Pesca y el SOMU

Conciliación obligatoria en el conflicto de la Pesca y el SOMU

Los trabajadores de la Pesca que, siguen en pie de lucha, haciendo su reclamo a la intemperie, recibieron la conciliación obligatoria de Nación, sugerida por el gobierno del Chubut. Por otro lado, denuncian que se perdieron entre 500 y 1000 Toneladas de langostino por el bloqueo sindical y acusan a Moyano.

El referente del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Luis Cohen, recordó que “el 6 de julio a las 00 horas decretamos un paro total de la pesca y al no tener ninguna respuesta, salimos el miércoles 8 a hacer una marcha pacífica para que se escuche nuestro reclamo que es a nivel nacional”.

“El reclamo en sí es que los empresarios quieren salir a trabajar modificando el convenio colectivo de trabajo vigente y homologado por el Ministerio de Trabajo. Es como una flexibilización laboral encubierta lo que quieren hacer”, manifestó el trabajador.

En relación a todos los barcos que salieron antes del inicio del reclamo, Cohen señaló que los dejábamos entrar y descargar, pero con el compromiso de las empresas que no los iban a volver a sacar. El viernes nos percatamos que los barcos que estaban saliendo en vez de irse, los estaban armando de nuevo para salir”.

A partir de allí, “definimos detener a todos los camiones que sean involucrados a la pesca, con material para armar barcos o langostinos en este caso que fuimos deteniendo algunos barcos con langostinos”, añadió el titular del SOMU.

Cohen comentó que desde el sector empresarial “nos están culpando de que se echó a perder ese langostino. Es cierto, nosotros los paramos, pero los empresarios sabían que habíamos tomado esa medida y les avisamos que no bajen el pescado porque se lo íbamos a detener”.

De esta forma, el conflicto que existe es con las tres cámaras que agrupan el langostino congelado, la CEPA de Mar del Plata, CAPIDP de Chubut y CAPECA de Santa Cruz, más las empresas independientes como Conarpesa, Sudar, entre otras” agregando que en “Mar del Plata, Corrientes, Caleta Olivia, Comodoro Rivadavia, y en toda localidad donde haya una delegación o seccional del Sindicato estamos en la misma situación de reclamo”.

En cuanto a la cantidad de trabajadores que se ven afectados con esta realidad “entre Puerto Madryn, Rawson, Trelew, gente de Gaiman, estamos hablando de 800 a 900 tripulantes”, enumeró Cohen.

¿Solución?

“Nosotros sabemos que las autoridades provinciales no tienen la potestad para solucionarlo, pero estamos reclamando que intercedan para poder destrabar esto”, indicó Cohen. Además, destacó el acercamiento del intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, y el vicegobernador de Chubut, Ricardo Sastre que se acercaron junto al ministro de Trabajo, el secretario de Pesca y el representante de la CAPIP.

Salario

En referencia al reclamo, puntualmente, Cohen sostuvo que “nuestro salario siempre fue bajo, pero donde están apuntando es al ítem de la producción. Allí se toma al dólar como valor de referencia para calcular esa producción. Nosotros cobramos hace 18 años, un 22 por ciento menos de ese valor del dólar, no cobramos al 100 sino al 78 por ciento. Ahora es que, al valor del 100 por ciento del dólar actual, cercenarnos el 40 por ciento del valor y después aplicar el convenio que está a 78 por ciento”.

Por último, el referente del SOMU resaltó que no saben cuánto tiempo van a seguir ahí y que eso se define por asamblea, y puso en valor la “solidaridad de las familias de la pesca, porque estamos todos juntos en un reclamo que nos parece justo, genuino y que está en defensa de los convenios colectivo de trabajo” agradeciendo a la gente de la “CGT del Valle, de Camioneros y el apoyo de STIA”.

Apuntan a Moyano

El diputado nacional de Cambiemos, Ingacio Torres, denunció que se tiraron 500 toneladas del marisco “por un conflicto sectorial y que involucra al SOMU”. “Nadie dice nada porque atrás está Moyano”, dijo Torres a FM Concepto y advirtió que “la cúpula del gremio”, a cargo de Raúl Durdos “se asoció con Moyano”.

Como explicó LPO, la semana pasada Durdos dijo que “la verdadera intención de los empresarios de la pesca es desconocer o eliminar los convenios colectivos de trabajo vigentes para actuar al margen de la ley, aprovechando la emergencia sanitaria y el aislamiento social, preventivo y obligatorio”, y denunció un lock out.

Las cámaras pesqueras desmintieron este domingo que las empresas pretendan pesificar los ingresos. “La propuesta garantiza que el ingreso variable del trabajador pesquero siga atado al dólar” y detallaron que lo que se pretende discutir es “que sea a un valor del langostino más en sintonía a los precios del mercado internacional, y no a valores de hace 14 años”, resaltaron. (NOVA / LA POLITICA ONLINE) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba