Capacidad plena de la industria naval de Gran Canaria para la reparación de plataformas de todo el Atlántico

Capacidad plena de la industria naval de Gran Canaria para la reparación de plataformas de todo el Atlántico

El Puerto recurre a trabajadores de fuera para la reparación de plataformas petrolíferas. Las intervenciones en embarcaciones petrolíferas en la capital iguala el récord de 2016, una situación que ha sobrepasado la capacidad de mano de obra local. Calidad y rapidez. Los reducidos plazos de ejecución de las reparaciones y que oscilan de media entre los 70 y los 90 días, pesan y mucho a la hora de elegir a los astilleros canarios.

Las empresas de reparaciones navales del Puerto de La Luz están recurriendo a trabajadores de la Península para cubrir la alta demanda de trabajadores que existe actualmente en el sector petrolero offshore en la capital grancanaria y ante la falta de empleados cualificados en el Archipiélago. Juan Francisco Martín, director comercial de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, señaló ayer que el negocio se encuentra en un buen momento, hasta tal punto que “las diferentes compañías han contratado a personal extra para poder cumplir los plazos de los encargos”. No obstante, el recinto portuario de la capital ha acogido en lo que llevamos de año un total de 16 proyectos de reparación de embarcaciones pretolíferas. Una cifra que iguala al récord obtenido en 2016, según explicó Martín, por lo que esperan que este se vea superado en lo que resta del 2019.

El director comercial del Puerto estima que a final de año se pueda alcanzar la veintena de contratos, en cuanto a reparaciones offshore se refiere. No obstante, la apertura de nuevos campos petrolíferos en las costas de varios países de África Occidental suponen “un impulso” a esta industria en el recinto capitalino, indicó Martín desde Aberdeen, Escocia. Una delegación de la Autoridad Portuaria de Las Palmas y varios empresarios isleños se han desplazado esta semana hasta esta ciudad para asistir a la SPE Offshore Europe Conference and Exhibition, la mayor feria del sector en Europa, en busca de nuevos clientes.

Para cubrir esta demanda creciente las empresas del sector de reparaciones petrolíferas han tenido que recurrir a sus filiales en los astilleros de Vigo, Cádiz o los puertos de Asturias para poder sacar adelante los trabajos, señaló Martín. Lo cierto es que en el Puerto de la capital se están realizando reparaciones de cierto calado en hasta cuatro buques perforadores: la West Gemini, la Ensco DS4, la Deepwater Mykonos y la Deepwater Corcovado. Todas ellas atracadas a lo largo y ancho del dique Reina Sofía. A estas habría que añadirles contratos menores de mantenimiento en otras perforadoras y buques complementarios dentro de la industria offshore también presentes en la capital.

Además de estas cuatro embarcaciones, el Puerto ha acogido esta semana otros 12 perforadoras. Por lo que, con 16 unidades entre buques y plataformas, La Luz repitió el récord de atraques de este tipo alcanzado el pasado marzo. Una cifra que disminuyó en la tarde de ayer con la marcha de la Deepsea Yantai.

Esta plataforma clásica, tipo tetrápodo, ha permanecido apenas tres días en La Luz. Su estancia en la capital grancanaria ha supuesto la única escala realizada para abituallamiento en su viaje entre los astilleros de China donde ha sido construida y las de Noruega, donde se unirá a una nueva campaña de extracción de crudo. Este hecho es un fiel reflejo del auge que ha tomado el Puerto dentro de las rutas internacionales del sector offshore.

Precisamente, Martín destacó ayer el potencial que ha tomado la zona denominada Msgbc Basin -formada por Mauritania, Senegal, Gambia, Guinea Bissau y Guinea Conakry-. “Se ha convertido en el mayor área de yacimientos en África y tendrá un gran desarrollo en los próximos cinco años”, explicó el director comercial de La Luz.

Esta situación “acerca bastante” los yacimientos en explotación al Archipiélago, apuntó Martín. Hasta ahora, las zonas en las que estaban trabajando los buques que visitaban la isla se encontraban, principalmente, en el noreste de Brasil, el Golfo de Guinea y el sur de África. Este cambio de tendencia facilitará que La Luz se convierta en un auténtico HUB logístico y de servicios en el Atlántico Medio para todas las empresas implicadas en este sector.

“Una gran tarta”, en palabras de Martín, que está por explotar y que supone un abanico de posibilidades para las empresas de la industria en La Luz. Como reflejo de esta tendencia, la Autoridad Portuaria logró firmar un acuerdo con Valaris, actual líder en el sector en el Mundo con 82 naves perforadoras, por el cual la capital grancanaria se ha convertido en su base logística y de servicios en el Atlántico Medio.

Por otro lado, la falta de mano de obra cualificada en el Archipiélago es una cuestión que lleva años preocupando. El pasado mayo, Gobierno de Canarias y Cluster Marítimo presentaron un informe sobre la situación de la formación profesional entorno a la economía azul, donde se integra el sector de las reparaciones navales. Un primer paso hacia la especialización de la educación en las Islas en este ámbito.

Los dos astilleros que hay en las islas -Astican y Zamakona (Repnaval)- ejecutan cada año más de 300 reparaciones que se traducen en una facturación superior a los 90 millones de euros. Además de trabajos en el sector offshore, que se ha recuperado en los últimos dos años y sigue en tendencia creciente gracias al cierre de contratos de las plataformas, el grueso de actividad de los astilleros de las islas lo acaparan buques mercantes, barcos de pasaje y ferris y pesqueros, entre otros. El tirón de la actividad es tal que en muchos momentos los astilleros canarios se encuentran al cien por cien de ocupación.

El crecimiento anual del sector naval de las islas ronda un 4% y las previsiones es que se mantenga en los próximos dos ejercicios, según indican fuentes de Pymar, sociedad que agrupa a la totalidad de los astilleros privados de España. Forman parte de Pymar los Astilleros Canarios, Vulcano, Francisco Cardama, José Valiña, Nodosa, Metalships Docks, Freire, Hijos de J. Barreras, Gondán, Astilleros Armón-Vigo, Armón, Armón Gijón, Murueta, Astilleros de Mallorca, de Santander, de Zamakona, Balenciaga, La Naval y Zamakona-Pasaia. Los canarios, Astican y Zamakona, así como los de Baleares están especializados en reparaciones navales mientras que los restantes construyen y reparan.

El éxito de los astilleros de las islas no solo estriba en su estratégica ubicación. «Eso influye pero se lo han ganado con mucho trabajo y esfuerzo», indican fuentes de Pymar, que destacan como valores del sector naval de las islas su capacitación técnica y tecnológica -que les permite atender trabajos de toda índole-, su calidad y, muy importante, su fiabilidad al cumplir los plazos en la ejecución de los trabajos.

Sin duda, el que los astilleros canarios se ubiquen a 90 kilómetros de la costa africana, a 1.940 millas náuticas de la principal reserva de petróleo de África occidental (el mar de Nigeria) y a 3.200 millas náuticas de la segunda más importante, las aguas de Angola, ayuda a que sean referente para muchos armadores que quieren realizar trabajos de mantenimiento y reparación. Pero no es el único factor que influye al elegirlos.

Calidad y rapidez. Los reducidos plazos de ejecución de las reparaciones y que oscilan de media entre los 70 y los 90 días, pesan y mucho a la hora de elegir a los astilleros canarios. No hay que olvidar que la inoperatividad de un buque durante su reparación o mantenimiento unido a la desaparición de ingresos por su inactividad suponen miles de euros a los armadores. Calidad y rapidez son factores que pesan mucho en un sector donde la competencia es «feroz», según señalan fuentes de Pymar.

«El negocio parece que viene solo pero el entorno es muy competitivo», se apunta desde Pymar, que destaca la capacidad de los astilleros canarios para adaptarse a la realidad del mercado y seguir creciendo. «Cayó el offshore y ellos han tenido flexibilidad suficiente para reinventarse», concluyen. El mayor número de los encargos de Canarias son de origen extranjero. El 36,5% del tonelaje mundial es propiedad de armadores de los países de la UE28+Noruega. (LA PROVINCIA/CANARIAS 7/NUESTROMAR)

30/09/2019 #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Ir arriba