Por qué es importante que la Argentina haya refrendado el Convenio Int. de Torremolinos para la Seguridad de los Buques Pesqueros

Por qué es importante que la Argentina haya refrendado el Convenio Int. de Torremolinos para la Seguridad de los Buques Pesqueros

Tomamos conocimiento que el 23 de octubre próximo pasado, Argentina y 48 Estados firmaron una declaración pública para indicar su determinación de ratificar el Acuerdo de Ciudad del Cabo de 2012 sobre la seguridad de los buques pesqueros en una conferencia ministerial celebrada en Torremolinos (España) en el marco de la Conferencia sobre la seguridad de los buques pesqueros y la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR). Auspició esta reunión la Organización Marítima Internacional (OMI) , la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) , la ONG The Pew Charitable Trusts (1) y el gobierno de España.

Mi intención en este breve artículo es aclarar que significa que se haya ratificado Torremolinos, que significa el Convenio y su importancia tiene para la seguridad de la pesca.

El Convenio de Torremolinos

El objetivo principal del Convenio fue dar normas mínimas y fijar requisitos de seguridad para la construcción, equipamiento y operación de barcos de pesca, compatibles con su navegación en el mar. Estas prescripciones están dirigidas a los buques pesqueros nuevos, con cubierta, y destinados a la navegación de altura, cuya eslora es igual o superior a los 24 metros e incluye a las embarcaciones que elaboran sus capturas. En lo que respecta a los buques ya existentes, las prescripciones se refieren sólo al equipamiento radioeléctrico.

Nuestro país, en particular, aprobó el Convenio por ley 22.885, promulgada el 31 de agosto de 1983, pero no lo había ratificado, hasta ahora.

A principios del año 1993 la OMI decidió actualizar el Convenio de 1977 y fue así que el 2 de abril de ese año, se aprobó el Protocolo del Convenio de Torremolinos con la particularidad que eliminaba de su redacción las disposiciones del Convenio original que planteaban dificultades de cumplimiento a ciertos Estados y permitía una rápida entrada en vigor.

Esto obligaba al sector pesquero a proyectar y construir una nueva generación de buques pesqueros más modernos y más complejos. Para operar con éxito, éstos debían equiparse con elementos avanzados de navegación y de localización de bancos de pesca. Aunque seguían utilizando las redes de arrastre, se intentaba que éstas fueran favorables al medio ambiente con el fin de preservar los recursos pesqueros y los fondos marinos.

Entre los pesqueros modernos, la tendencia general, si se quiere que el buque sea económicamente rentable, ha de ser que éste cuente con mejoras en las máquinas y en las artes de pesca, al igual que con adelantos en los aspectos relativos a la seguridad en su acepción más amplia, y mejores condiciones de trabajo para los pescadores.

Las disposiciones relativas a la seguridad contenidas en el Protocolo incluyen los espacios de máquinas controlados automáticamente, dispositivos de salvamento mejorados, trajes de inmersión y ayudas térmicas, sistemas de comunicación por satélite y otros componentes del sistema mundial de socorro y seguridad marítimos.

El Protocolo es un compendio detallado de cuestiones prácticas destinado a contribuir decisivamente a la mejoría de los criterios de seguridad en los buques pesqueros, que en nada restringe las facultades de las administraciones nacionales, que podrán adoptar previsiones de nivel superior, siempre que lo estimen conveniente.

El 11 de diciembre de 1997 la Unión Europea adoptó la Directiva 97/70/CE, haciendo obligatorias en el ámbito de la CEE las prescripciones del Protocolo. España, que por Real Decreto de 1999 incluyó en su legislación ciertas prescripciones excepcionales, más exigentes que los establecidos en el Protocolo, justificadas por circunstancias geográficas o climatológicas específicas y algunos requisitos particulares de seguridad.

El Acuerdo de Ciudad del Cabo de 2012 sobre la implementación de las disposiciones del Protocolo de Torremolinos 1993/1997, trata de enmiendas a las disposiciones del Protocolo de Torremolinos, de manera que puedan entrar en vigor lo antes posible. Es decir, el acuerdo de Ciudad del Cabo modifica el tratado de Torremolinos actualizándolo para que su aceptación sea más rápida.

El Tratado entrará en vigor 12 meses después de que por lo menos 22 estados con un total de 3.600 barcos con eslora superior o igual a 24 metros hayan manifestado su consentimiento.

Los 48 países que firmaron son Alemania, Argentina, Bangladesh, Bélgica, Belice, Costa Rica, Croacia, Chile, China, Dinamarca, Ecuador, España, Fiji, Finlandia, Francia, Gabón, Ghana, Guinea Bissau, Indonesia, Irlanda, Islandia, Islas Cook, Islas Marshall, Kiribati, Líbano, Liberia, Mozambique, Namibia, Nicaragua, Nigeria, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Panamá, Papua Nueva Guinea, Perú, Reino Unido, República Centroafricana, República de Corea, República de Guinea, República del Congo, República Democrática del Congo, Santo Tomé y Príncipe, Sierra Leona, Sudáfrica, Togo, Uganda y Vanuatu.

Como el convenio establece que no entrará en vigor hasta que al menos 22 Estados que tengan como mínimo 3.600 buques pesqueros de eslora igual o superior a 24 metros que operen en alta mar hayan expresado su consentimiento en obligarse por él. Los países firmantes hicieron saber de su determinación de garantizar que el Acuerdo de Ciudad del Cabo de 2012, sobre la seguridad de los buques pesqueros, entre en vigor antes de que se cumplan 10 años desde su adopción (11 de octubre de 2022). (DANIEL MOLINA CARRANZA) (2) #NUESTROMAR

(1) The Pew Charitable Trusts es una organización independiente no gubernamental (ONG) sin fines de lucro, fundada en 1948, sus esfuerzos se centran en : Evitar la destrucción de los océanos del mundo, con especial énfasis en la pesca marina, la pérdida de grandes ecosistemas silvestres que contienen una gran parte de la biodiversidad restante del mundo, cambios en los sistemas físicos y biológicos de la Tierra vinculados a la acumulación de gases de efecto invernadero que están alterando el clima del mundo.

(2) El autor es Perito Naval en Navegación y en Pesca

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba