Coronavirus: autoridades sanitarias comienzan a poner en la mira a los buques mercantes que arriban al país

Coronavirus: autoridades sanitarias comienzan a poner en la mira a los buques mercantes que arriban al país

Los prácticos manifestaron su preocupación. Hace pocos días, los marinos mercantes, cuya tarea es abordar los buques extranjeros que recalan en aguas nacionales para conducirlos con seguridad por los diferentes canales de navegación interior hasta los puertos, manifestaron a este medio su preocupación por la falta de controles concretos por parte de las autoridades nacionales, en todo lo relacionado con el arribo al país de los centenares de buques con tripulaciones mayoritariamente orientales.

Los prácticos argumentan que, siendo los primeros ciudadanos argentinos que en cumplimiento de su trabajo toman contacto con la tripulación de los buques cargueros, no cuentan hasta el momento con ningún tipo de protección sanitaria ante eventuales focos de contagio.

Si bien es cierto que existe la obligación por parte de los capitanes de esos buques de enviar (vía mail) una declaración jurada acerca del estado sanitario de la tripulación, al no ser profesionales de la salud, la certeza del testimonio que puedan brindar es débil. “Terminamos siendo nosotros mismos un potencial factor de riesgo para nuestras familias y entorno social, ya que al terminar nuestro trabajo regresamos a nuestros hogares y comunidades”, dicen los mercantes.

En tal sentido, la contundente advertencia que hicieron los marinos ante Infobae representó un fuerte llamado de atención para las autoridades del Ministerio de Salud, quienes procedieron a revisar los actuales protocolos de seguridad de fronteras marítimas y fluviales.

Hace pocas horas, la entidad más representativa del negocio naviero en el país, la Cámara Naviera Argentina, hizo llegar a toda la comunidad marítima, el procedimiento de actuación que se ha puesto en vigencia.

“Se informa -dice el comunicado- que la Dirección de Sanidad de Fronteras y Terminal de Transportes, a través de mensaje electrónico relacionado con el contexto actual del COVID-19 (Coronavirus), requiere que todo buque de navegación internacional que en su travesía haya operado en un puerto de la República Popular China, deberá presentar la siguiente documentación obligatoria y complementaria a la Autoridad Sanitaria (solicitud de Libre Plática) 72 (setenta y dos) horas antes del arribo del buque al Pontón Recalada, sin excepción. Pontón Recalada es una estación fluvial flotante que posee la Prefectura Naval y que sirve como base de operaciones para el embarque y desembarque de prácticos y pilotos.

  • Declaración Marítima de Sanidad
  • Rol actualizado por cambio de tripulación
  • Certificado de Exención de Control de Sanidad a Bordo /Certificado de Control de Sanidad a Bordo
  • Fotocopia del Libro Médico desde su partida de China o Puerto Chino que haya tocado durante su travesía
  • Listado de medicamentos utilizados en su travesía

El mensaje recuerda que ante un caso sospechoso de carácter real o potencial, que ponga en riesgo la salud de la población, las autoridades sanitarias pondrán el buque en cuarentena.

Asimismo, a partir de un mensaje complementario al mencionado, la Autoridad Sanitaria recuerda la obligación establecida en el “Refuerzo de los Planes de Contingencia en los Puntos de Entrada (PdE) en el Marco de la Situación Epidemiológica actual del Coronavirus (COVID-19)”, pag. 11, ) con la siguiente actualización de China o zona afectada donde dice:

“La tripulación durante la travesía de un medio de transporte internacional (piloto, capitán o conductor) y previo a su llegada a un punto de entrada, dará a conocer a los pasajeros de un vuelo, una embarcación marítima o fluvial o un transporte colectivo de pasajero, el siguiente texto: “Estimados pasajeros o tripulantes por pedido de la autoridad sanitaria de la República Argentina, se solicita a todos aquellos que hayan visitado China en los últimos 14 días que presenten fiebre y algún síntoma respiratorio como tos o falta de aire, lo reporten a la tripulación de cabina/ al capitán/al conductor”.

No obstante lo indicado, Infobae volvió a consultar a referentes de los prácticos quienes, al margen de expresar satisfacción por el involucramiento del Estado en la cuestión, siguen insistiendo con la necesidad de establecer un puesto sanitario de avanzada en el ingreso al Río de la Plata (mediante buque sanitario) para que, en determinados casos, profesionales médicos realicen controles exhaustivos a la tripulación.

Se calcula en aproximadamente 200.000 la cantidad de tripulantes chinos o filipinos que anualmente ingresan a aguas argentinas. Ello sin contar las tripulaciones de los buques pesqueros que operan en el Atlántico Sur. (Fernando Morales – INFOBAE) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba