Una firma gallega crea una semilla de mejillón inmune a la marea roja

La empresa Musselect ha dado con la fórmula a través de la selección genética de bivalvos . Los bateeiros podrán utilizar este sistema para sus cultivos y evitar las pérdidas que genera la toxina.

La empresa Musselect ha dado con la fórmula a través de la selección genética de bivalvos . Los bateeiros podrán utilizar este sistema para sus cultivos y evitar las pérdidas que genera la toxina.

Una empresa de nueva creación impulsada por dos jóvenes biólogos acaba de descubrir un sistema que podría acabar con las pérdidas que cada año generan en Galicia las mareas rojas. La firma Musselect ha dado con la fórmula para obtener una semilla de mejillón que no acumula la toxina de las algas, lo que permitiría comercializar el molusco en cualquier época del año sin riesgo para la salud humana.
 
 Este nuevo sistema pivota sobre la selección genética de aquellos mejillones más resistentes a la marea roja. Primero, los recogen en las propias bateas o en las rocas y, luego, en un laboratorio, los biólogos estudian el ADN y seleccionan los ejemplares que mejor se comportan. Después de cruzarlos entre ellos, obtienen un bivalvo que no acumula la toxina. 
 
Los impulsores de esta iniciativa son Pablo Cajaraville y Ramón Bodenlle. Según detallan, una vez perfeccionado este sistema quieren aplicarlo a gran escala en una nave que tiene un socio suyo en Bueu. El objetivo que se plantean es producir desde mediados del 2008 unos 200.000 kilogramos de semilla de mejillón que utilizarían, en principio, unas 200 bateas de la ría de Arousa. «Para que la gente lo entienda: nosotros le venderíamos al bateeiro varias cuerdas con las crías de mejillón ya genéticamente seleccionadas; esos bivalvos no tienen ya los genes responsables de la acumulación de toxina», precisa Ramón Bodenlle.
 
 Por ahora, los promotores de la iniciativa han desarrollado sus investigaciones en el departamento de Genética de la Universidad de Vigo. Musselect es una firma de reciente creación cuya oficina se encuentra en la sede compostelana de la Fundación Empresa Universidade Galega (Feuga).

Presupuesto

El plan de la compañía recoge que la inversión necesaria para su puesta en marcha asciende a casi dos millones de euros: 1,4 se los lleva la planta de producción y, el resto, se ha destinado a los trabajos de investigación.
 
 «Una vez que iniciemos la comercialización de la semilla en Galicia queremos exportar esta iniciativa a Europa y, sobre todo, a China, que es el primer productor mundial de mejillón», precisan los promotores de la iniciativa empresarial.
 
 Ambos biólogos insisten en que su proyecto no pivota sobre la modificación genética, sino que trabajan sobre la selección de mejillones. De hecho, ahora están perfeccionando las investigaciones para que los bivalvos resistentes a la toxina que se usen en las bateas no se crucen con los otros mejillones en el interior de la ría, de forma que se intervenga lo menos posible en el medio marino. «Queremos controlar la capacidad reproductiva de estas semillas para no interferir con la evolución natural de la especie», detalla Pablo Cajaraville.

Planta en Bueu

El proyecto empresarial que se materializará con una planta en Bueu prevé la creación de alrededor de 15 empleos. El trabajo de investigación para la producción y comercialización de mejillón seleccionado genéticamente ha contado con la financiación de la Xunta, el Gobierno central y Genoma España, además de la Asociación de Productores Mejilloneros de Cabo de Cruz. Como institución colaboradora figura el departamento de Genética de la Universidad de Vigo. La iniciativa ha recibido un premio de Bancaja y otro de Genoma España.  Por Mario Beramendi
 
01/07/07
LA VOZ DE GALICIA

0 0 vote
Article Rating

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba