Ría: polémica por la muerte de animales (Bahía Blanca)

La Fundación Aquamarina advierte que no se implementan acciones preventivas contra la caza ilegal en la reserva natural y pide más apoyo a los guardaparques.

La Fundación Aquamarina advierte que no se implementan acciones preventivas contra la caza ilegal en la reserva natural y pide más apoyo a los guardaparques.

Se reclamó al Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible que disponga medidas de vigilancia. La reserva comprende 210.000 hectáreas en los partidos de Bahía Blanca, Villarino y Coronel Rosales.

Luego de haber recibido informes sobre la muerte de animales silvestres causadas por mutilaciones o heridas ocasionadas por el accionar de personas no identificadas, aún no se ha conocido ninguna acción remediadora por parte del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS).

Hace dos semanas se encontró un puma degollado en la Isla Bermejo y un mes atrás se halló a una docena de lobos marinos matados a balazos, mientras que a mediados de año se ubicaron las piernas y la cabeza de una cría de guanaco.

Los ejemplares atacados fueron revisados por el personal de la Reserva Natural de Usos Múltiples. Y, más allá del hermetismo de la Prefectura, fuentes consultadas expresaron que la fuerza de seguridad no registró nada vinculado con dichas agresiones.

El integrante de la Fundación Aquamarina y guardaparques, Guillermo Fidalgo, dijo que si bien la institución que representa trabaja junto a la OPDS en distintos temas, por la agresión a la fauna del estuario es necesario exigirle mayores medidas preventivas.

Entre las acciones que se podrían llevar a cabo se enumeraron la provisión de elementos para realizar los controles, como el aprovisionamiento de combustibles, además de arreglos en los refugios de las islas y recursos humanos para efectuar relevamientos y guardias en las distintas islas.

La reserva

La Reserva Natural Bahía Blanca, Bahía Falsa y Bahía Verde es un gran ecosistema de características estuariales y funciona como soporte de muchísimas plantas y animales, tanto marinas como terrestres, la mayoría de las cuales cumplen total o parcialmente su ciclo de vida, es decir, nacen, se alimentan, encuentran refugio, descansan, se reproducen y crían.

El espacio depende del OPDS. Sus 210.000 hectáreas alcanzan los partidos de Bahía Blanca, Villarino y Coronel Rosales.

Protege y conserva a numerosas islas como la Bermejo, Trinidad, Wood, Ariadna, Embudo, Conejo, Garzas y Zuraitas.

Muchas de estas especies se encuentran en peligro de extinción y dependen de que estos ambientes permanezcan en buen estado de conservación y de la protección contra la caza y matanza ilegal.

Permiso

El responsable del manejo de la reserva local, Facundo Casalles, dijo que no puede brindar declaraciones a la prensa sin la autorización del OPDS. Hasta el cierre de esta edición el funcionario provincial no se comunicó con nuestra redacción –tal lo acordado–, para advertir si había conseguido o no, dicho permiso.

Hipótesis sobre las muertes

En el caso del puma degollado, las hipótesis que se barajan tienen que ver con que fue matado de un disparo en la cabeza.

Como el ejemplar fue encontrado en la zona intermarial, también se sostiene que murió ahogado y, luego, se llevaron la cabeza para exhibirla.

No obstante, desde que se realizó el último safari del tiburón en esa isla, hasta que se encontró el animal, no hubo temporales. Y para que la marea lo haya depositado donde se lo halló son necesarias corrientes más fuertes que lo habitual.

En cuanto a la cría de guanaco mutilada, todo se centra en la posibilidad de que fue matada para luego ser comida “en un asado”. Las patas y la cabeza de este ejemplar fueron encontradas cerca del puesto de refugio de la Isla Bermejo.

Sobre la aparición de la docena de lobos marinos en la Isla Trinidad, también se plantean dos interrogantes vinculadas a las causas.

Si bien se sabe que los pescadores protegen sus redes de los lobos marinos, algunos disparándoles con armas de fuego cuando se encuentran cercanos a las artes de pesca, esta idea se descarta habida cuenta que los ejemplares se encontraban en grupo.

Por ello se evalúa que las muertes hayan sido provocadas por el sólo hecho de causar daño o que la agresión haya sido urdida por pescadores que directamente fueron a buscar a los lobos marinos para matarlos en su lugar de descanso.

16/11/12

LA NUEVA PROVINCIA

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba