Pujol: “Mar del Plata está recostada sobre un gran humedal”

Este año, el lema de la celebración internacional es, precisamente, “humedales y turismo” y llama a conocerlos, valorarlos y protegerlos, para poder disfrutarlos en todo su esplendor.




Este año, el lema de la celebración internacional es, precisamente, “humedales y turismo” y llama a conocerlos, valorarlos y protegerlos, para poder disfrutarlos en todo su esplendor.


Se celebra hoy en todo el mundo el día de los humedales y a nuestra ciudad el tema la toca muy de cerca dado que “Mar del Plata está recostada sobre un gran humedal, toda la costa”, según definió la bióloga María Gabriela Pujol, responsable del área ecología de ambientes acuáticos del Museo Municipal de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia y subdirectora del grupo de extensión universitaria “La Ciencia hace Escuela de la Universidad Nacional de Mar del Plata.


“Los humedales son para la ciudad extremadamente importantes” destacó Pujol sobre estos ecosistemas con los que convivimos prácticamente a diario.


Y coincidentemente, este año, el tema de la celebración que impulsa la organización Ramsar, tiene que ver con Humedales y Turismo, otro tema intrínsecamente relacionado a Mar del Plata.


“Uno de los grandes beneficios de los humedales a la comunidad tiene que ver con la posibilidad de realizar actividades recreacionales y el turismo” destacó la bióloga, que desde hace años estudia este tipo de ecosistemas. Por lo tanto, consideró que “hay que valorizarlos y tender al turismo responsable, sostenido”.


Para la investigadora, que dará hoy una charla sobre el tema a los visitantes del Museo, esta celebración constituye una “muy buena oportunidad para poner el tema sobre la mesa y tomar conciencia”.


“A veces se genera confusión, se cree que humedales son aquellos que están protegidos por una convención, o ‘charcos’ o lagunas”. Pero en realidad humedal es toda “zona de la superficie terrestre que está temporal o permanentemente inundada, regulada por factores climáticos y en constante interrelación con los seres vivos que la habitan”, según la definición de la Convención Ramsar. Por eso “el lugar al que vamos a tomar sol, ese del que tenemos que correr la reposera cuando sube la marea, es también un humedal” apuntó Pujol.


Ramsar enumera entre los humedales “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”. Y también define que “podrán comprender sus zonas ribereñas o costeras adyacentes, así como las islas o extensiones de agua marina de una profundidad superior a los seis metros en marea baja, cuando se encuentren dentro del humedal”.


“En Mar del Plata tenemos humedales de suelo arenoso, rocoso, acantilado, además de la Reserva Natural del Puerto y la Laguna de los Padres” enumeró la bióloga. En tanto, en la zona también hay otros importantes humedales, como la albufera de Mar Chiquita y la Reserva de Punta Rasa, entre otras.


“El turismo en los humedales aporta beneficios tanto a nivel local como nacional, a las personas y a la vida silvestre, bienes y servicios que aportan al fortalecimiento de las economías regionales y al soporte para medios de vida sostenibles, poblaciones prósperas y ecosistemas saludables” indicó el informe Ramsar de este año.


Asimismo menciona que en al menos el 35% de los Sitios Ramsar de todo el mundo se desarrollan actividades de turismo sostenible o ecoturismo, en distintos grados.


Además recuerda que “es importante considerar el turismo en todos los humedales, no solamente en los que han sido designados Sitios Ramsar, puesto que los países signatarios se comprometieron al buen manejo de todos los humedales”.


“El turismo es sólo uno de los múltiples servicios que prestan los humedales. Garantizar que las prácticas turísticas estén bien gestionadas en los humedales y educar a los turistas sobre la importancia de protegerlos, son dos elementos que contribuyen a que los humedales del mundo estén saludables y aporten beneficios a largo plazo a las personas, la vida silvestre, las economías y la biodiversidad” define.


¿Por qué es importante cuidar nuestros humedales?


Los humedales en buen estado prestan servicios ecosistémicos en beneficio de la gente: seguridad alimentaria; seguridad del agua; un ?seguro? ambiental gracias a la formación de zonas tampón naturales frente a los daños que causan las tormentas, inundaciones y sequías; a todo ello hay que añadir su valor espiritual, recreativo, educativo y cultural.


Los humedales degradados, en cambio, pueden provocar la aparición de enfermedades infecciosas y el resurgimiento de enfermedades relacionadas con el agua, comprometiendo igualmente la salud humana, y pueden hacer que disminuya la biodiversidad y disponibilidad de plantas y animales de los humedales con valores alimentarios y medicinales de particular importancia para las poblaciones rurales y otras comunidades.


02/02/12


LA CAPITAL (Mar del Plata)

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba