Puerto Rawson: Prefectura y Gendarmería dispusieron nuevas medidas de control y alerta por recortes en el INIDEP

Luego de una reunión realizada en las instalaciones de la Secretaría de Pesca, encabezada por Adrián Awstin y representantes de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina, y frente a los hechos de contrabando de pescado de público conocimiento, además de irregularidades en los sistemas de control, se acordó la implementación de una serie de medidas directas e inmediatas que permitirán optimizar el sistema de control.

Luego de una reunión realizada en las instalaciones de la Secretaría de Pesca, encabezada por Adrián Awstin y representantes de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina, y frente a los hechos de contrabando de pescado de público conocimiento, además de irregularidades en los sistemas de control, se acordó la implementación de una serie de medidas directas e inmediatas que permitirán optimizar el sistema de control.

 

Del encuentro también participaron autoridades de la Dirección de Puertos de Rawson, dependiente de la Secretaría de Pesca provincial y miembros de las cámaras de las flotas pesqueras artesanal y amarilla.

Al respecto, Awstin dijo que “se pudieron acordar medidas directas de implementación inmediata” y agregó “tuvimos una excelente respuesta por parte de las fuerzas de seguridad nacional”. “Todas ellas están vinculadas al manejo de la zona portuaria, incluyendo mayor presencia y seguimiento de los movimientos y personas que trabajan e intervienen en la actividad pesquera”, señaló.

Obras portuarias

Por otro lado, Awstin destacó que en la actualidad “se dio inicio a una obra que fue oportunamente solicitada por las cámaras artesanal y amarilla, y que está relacionada a una mayor seguridad de las embarcaciones”.

Con esto el funcionario hizo referencia a las tareas que comenzaron a hacerse en la margen sur del Río Chubut, en la zona de ingreso al puerto, para remover un embanque que afecta de sobremanera la navegación de los barcos. Dicha obra se encuentra en plena ejecución y se estima que estará culminada en poco tiempo más: “Además continuamos realizando las gestiones pertinentes para colocar pilotes que mejoren la operatividad en el puerto”.

Empresas en alerta por posibles recortes en el INIDEP

Después de años de penurias y baja rentabilidad, la industria pesquera atraviesa un buen momento, en especial por las capturas de langostino, una especie que tiene buen precio y amplia disponibilidad de recursos. En apenas dos campañas se pasó de 40.000 toneladas a 220.000 toneladas al año. Se trata de un sector que genera unos u$s 2000 millones anuales en exportaciones, pero pese a ello, está en estado de alerta.

En un escenario de recortes de gastos en todos los ministerios, a instancias del de Modernización, que busca poner en reducir los niveles de gasto público, en los últimos días crecieron las versiones sobre una poda en el presupuesto del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) y de la Dirección Nacional de Coordinación Pesquera.

Sería un recorte de un 20%, en línea con la pauta de reducción de los puestos políticos. La Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA), pidió una reunión urgente con el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y la convocatoria a la mesa de competitividad sectorial, que ya tuvo tres reuniones encabezada por el presidente Mauricio Macri y contó con la presencia del ministro y funcionarios del área, y también representantes de la AFIP, Ministerio de Trabajo y Prefectura Naval Argentina.

La mesa sectorial debía reunirse en diciembre pasado para continuar trabajando en la agenda de mejora de la competitividad pero, entre cambios de ministros y autoridades del área, aún no se ha reunido. El nuevo subsecretario de Pesca y Acuicultura asumió formalmente el cargo el pasado 10 de enero. “Si le bajan el presupuesto al INIDEP, en la práctica no va a poder salir a hacer las investigaciones, sólo podrá pagar los sueldos”, sostiene Eduardo Boiero, presidente de CAPeCA.

El empresario explica que sin información científica sobre cómo están los recursos, después el Consejo Federal Pesquero no puede fijar los niveles máximos de captura, lo que termina afectando a una industria, que exporta el 90% de la producción. Aclara que a diferencia de otras dependencias del Estado, en el caso de la pesca la administración pública no sólo es la que define las políticas del sector, sino que “todos los días tenemos tratos en relación a la administración, necesitamos autorización para embarcar, para salir a pescar, para cambiar un motor”.

Y enfatiza: “Sé que están muy preocupados en el INIDEP”. Sin subirse a ninguna versión, Darío Sócrate, gerente del Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA), se mostró “preocupado por cualquier recorte que signifique una disminución de las tareas de investigación, porque éstás sirven para tomar las mejores decisiones”. (DIARIO DE MADRYN)

20/02/2018

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba