Primer sistema flotante de transferencia de GNL Ship to Shore del mundo

Este sistema, denominado DirectLink LNG, permite la transferencia de GNL o gas natural licuado de barco a tierra sin que sean precisas costosas infraestructuras fijas (puerto y pantalán por ejemplo) y con un mínimo impacto medioambiental. Consiste en una plataforma flotante pionera en el mundo que dispone de un sistema de unión compatible con cualquier tipo de barco metanero.

Este sistema, denominado DirectLink LNG, permite la transferencia de GNL o gas natural licuado de barco a tierra sin que sean precisas costosas infraestructuras fijas (puerto y pantalán por ejemplo) y con un mínimo impacto medioambiental. Consiste en una plataforma flotante pionera en el mundo que dispone de un sistema de unión compatible con cualquier tipo de barco metanero.

 

Una vez conectado al barco, el GNL es transferido, de forma segura y eficiente, a tierra a través de unas mangueras criogénicas flotantes. Tanto el sistema de unión que se ha aplicado de forma offshore por primera vez en el mundo como las mangueras criogénicas flotantes, constituyen dos hitos que ponen en evidencia el aspecto innovador de la plataforma.

La infraestructura, implementada en colaboración con el tecnólogo noruego Connect LNG, ha sido diseñada y fabricada en un tiempo récord, apenas seis meses, en un astillero de Brevik (Noruega), desde donde ha sido remolcada hasta la localidad noruega de Herøya “donde se realizó la primera operación de descarga con éxito absoluto, lo que ha demostrado su funcionalidad, versatilidad y rápida puesta en servicio”, señala Gas Natural Fenosa en un comunicado.

Además, el sistema flotante, en combinación con las infraestructuras en tierra (que completan la solución DirectLink LNG), es una solución flexible, escalable y que permitirá satisfacer demandas presentes y futuras de clientes distintos.

Transferencia de GNL

De esta forma, se da respuesta a la necesidad de aquellos clientes que requieren suministro de gas natural en ubicaciones donde a día de hoy no es económica o medioambientalmente viable, haciendo posible que esta energía llegue a lugares remotos o de difícil acceso, facilitando la apertura de nuevos mercados. Esta solución no requiere ningún tipo de modificación en los barcos metaneros existentes y permite reducir los tiempos de acceso a la energía en el mercado y para los destinatarios, prosigue.

“Esta apuesta de Gas Natural Fenosa es pionera en el mundo y supone disponer de un elemento único y diferenciador en el sector, que permitirá un rápido desarrollo en la transferencia de GNL a pequeña y mediana escala, ya que proporciona a los usuarios finales el acceso a una fuente de energía económica, segura y respetuosa con el medio ambiente”, afirma José Miguel Moreno Blanes, director del proyecto en Gas Natural Fenosa.

“Empezamos con una idea innovadora, convertida en una realidad en tiempo récord -añade-. Hoy es una solución única que nos va a permitir revolucionar el mercado de pequeña y mediana escala del gas natural licuado en los próximos años y a nivel mundial, una solución integral impulsada en exclusiva por Gas Natural Fenosa con un sinfín de posibilidades”, afirma José Miguel Moreno Blanes, Director del Proyecto en Gas Natural Fenosa”.

Primer ferry con gas natural

Gas Natural Fenosa ya inauguró el pasado mes de marzo junto a Baleària el primer motor de gas natural para ferries de pasajeros en España, en el Port de Barcelona.

El nuevo motor a gas natural está integrado en la planta eléctrica del barco, permitiendo un funcionamiento con cualquiera de los auxiliares y sin impacto visual. El barco consume gas natural en las maniobras de aproximación y salida del puerto y para la producción de energía eléctrica durante el tiempo que está atracado, sustituyendo al combustible habitual.

El ferry, que tiene una eslora de 190 metros, dispone de una capacidad de 900 personas y 2.235 metros lineales de carga rodada. Con la aplicación de este sistema, se consigue una reducción de emisiones y un ahorro anual de cerca de 4.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), más de 60 toneladas de óxido de nitrógeno (NOx) y 6 toneladas de óxido de azufre (SOx).

Este proyecto de GAS NATURAL FENOSA y Baleària se integra en la iniciativa CLEANPORT y está cofinanciado por la Unión Europea a través del programa CEF-Transport. Cuenta además con la participación de los puertos de Barcelona y Palma de Mallorca y la Dirección General de la Marina Mercante. (NUESTROMAR)

10/01/2018

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba