Pesca: bajan los desembarques y suben las exportaciones

Se presentó el informe de coyuntura correspondiente al mes de enero respecto de las exportaciones y de febrero en relación con los desembarques. Las capturas cayeron un 4,2% respecto a 2014, mientras que las ventas al exterior crecieron un 11,5% debido al pescado congelado entero y el langostino.

Se presentó el informe de coyuntura correspondiente al mes de enero respecto de las exportaciones y de febrero en relación con los desembarques. Las capturas cayeron un 4,2% respecto a 2014, mientras que las ventas al exterior crecieron un 11,5% debido al pescado congelado entero y el langostino.

El informe de coyuntura del mes de febrero elaborado por el Departamento de Economía de la Subsecretaría de Pesca, brinda detalles respecto de los desembarques de dicho mes y las exportaciones realizadas durante enero. Las capturas muestran una caída del 4,2% respecto de igual período de 2014 pero si se lo compara con el año 2013 la caída llega al 20%. En el caso de las exportaciones, los pescados enteros congelados y los crustáceos, específicamente los langostinos, ayudaron a alcanzar una cifra positiva de crecimiento del 11,5%, dado que los demás productos de importancia comercial han sufrido fuertes bajas si se compara con igual período del año pasado.

En el caso de los desembarques la cifra total es de 74.593,9 toneladas, que marca una tendencia a la baja respecto de años anteriores: en 2014, al último día del mes de febrero se llevaban descargadas  77.861,9 toneladas y en 2013 la cifra fue de 93.085,7 toneladas.

El calamar es una de las principales especies que se capturan en esta época del año y la caída respecto al año pasado ha sido del 41,4% con apenas  9.941,8 toneladas. En 2014 se habían descargado al 28 de febrero 16.962,7 toneladas  y en 2013 se llegó a 34.571,5 toneladas.

La merluza hubbsi con 24.720,9 no tuvo una caída tan significativa; bajó un 7,7% respecto del año anterior en el que se capturó un tonelaje similar al de 2013. El langostino tuvo un crecimiento del 12,6% respecto a 2014 con sus 13.126,8 toneladas que superan ampliamente las cifras de 2013, cuando se descargaron 5.515 toneladas. La especie que tuvo un crecimiento significativo fue la pescadilla, que con casi 3.000 toneladas produjo un aumento del 130% en comparación con el 2014.

Preocupa el paulatino pero constante crecimiento en los desembarques de rayas, sobre los que se han impuesto medidas restrictivas para la preservación del recurso, que al parecer no se estarían respetando. En la Zona Común de Pesca los desembarques muestran un crecimiento del 27,5%, alimentado fundamentalmente por mayores capturas de lenguados nep; rayas nep; pez palo y pescadilla.

En el gráfico de las capturas desagregadas por flota se observa una mayor participación de la flota costera y una menor actividad en el resto de las flotas. Los congeladores disminuyeron su participación respecto de 2014 y en menor medida los fresqueros, lo cual se explica por la inactividad habitual de la flota congeladora durante los primeros meses del año. La baja más significativa se observa en la flota de rada o ría, que mantiene su tendencia a la baja año tras año.

En cuanto a la participación por puerto, Mar del Plata mantiene su supremacía sobre las demás estaciones portuarias y en niveles similares a los de 2014. El puerto de Rawson, a raíz de la intensa actividad de los langostineros, muestra un crecimiento exponencial respecto de 2013 y moderado frente a 2014, que se condice con los niveles de captura del crustáceo en los meses de enero y febrero. Puerto Madryn y Ushuaia han aumentado su participación al mismo tiempo que Comodoro Rivadavia y Caleta Paula han caído significativamente, como consecuencia de las bajas capturas de calamar y una mayor actividad de descarga de esta especie en puertos bonaerenses.

Exportaciones

Las exportaciones en el mes de enero muestran un aumento en toneladas del 11,5%  y del 24% en divisas. El tonelaje de producto vendido total fue de 26.142 por 104.390.000 dólares. Como ya mencionamos, el saldo positivo se encuentra promovido por un aumento en la venta de pescado entero congelado y langostino, que tuvo un aumento del 31,7% y del 37,9% respectivamente, comparado con igual mes del año 2014. Pero la mayor alza se observa en la venta de harina de pescado, que con 1.097 toneladas exportadas generó un crecimiento del 390,2%.

Los índices por especies muestran en el caso de la merluza común una caída del 17,7% en toneladas y del 14,1% en dólares, sostenido este último por un súbito y muy moderado aumento del precio promedio en el mes de enero. En total se exportaron 6.105 toneladas por un valor de 14.945.000 dólares.

El langostino, en cambio, tuvo un aumento del 46% en toneladas y del 46,3% en dólares, con 8.214 toneladas por 53.744.000 dólares. Esta vez el mayor aumento se dio en el langostino entero, que creció en volumen 61,5% y 58,6% en divisas respecto de igual período del año pasado.

El calamar illex cayó un 50% en volumen exportado que sin variaciones en el precio fue acompañado por la consecuente caída en recaudación.  En enero se vendieron tan solo 786 toneladas por 1.004.000 dólares. En 2014 con una mayor captura, durante enero se habían exportado el doble de toneladas aunque por un menor valor.

Las  importaciones de producto de la pesca se mantienen constantes, sumando un total de 2.932 toneladas similares a igual mes del año pasado. La mayor parte de este volumen está conformado por las preparaciones y conservas de pescado, siendo el volumen total para enero de 2.061 toneladas.

En esta oportunidad el Departamento de Economía dio a conocer los valores promedio de exportación de todas las especies, algo que habitualmente no ocurre. Según los datos oficiales la merluza congelada a bordo tiene un valor de entre 1.200 y 1.550 dólares la tonelada, mientras que los filets se encuentran entre 2.800 y 3.200 dólares. La merluza de cola entre 1.200 y 1.600 dólares, en tanto que la merluza negra tiene un valor de entre 18.000 y 21.000 dólares la tonelada.

Los precios indicativos de langostino congelado a bordo L1 se encuentran entre 8.000 y 9.000 dólares, mientras que el L2 cotiza entre 6.800 y 7.600 dólares la tonelada. El valor del calamar entero se ha calculado entre 1.200 y 1.250 dólares para piezas de entre 100 y 200 gramos.

La tonelada de caballa entera de piezas entre 500 y 800 gramos tiene un valor de entre  1.250 y 1.300 dólares. El precio de los tambores de anchoas H&G por tonelada se ha fijado entre 1.600 y 2.850 dólares. La tonelada de harina de pescado procesada en tierra tiene un precio indicativo que va desde 950 a 1.150 dólares.

Las patas con carne de centolla tienen un valor de 8.500 a 9.000 dólares la tonelada, mientras que la tonelada de callos de vieira, a razón 120/150 piezas por libra tiene, para la Dirección de Economía Pesquera, un valor de entre 11.500 y 14.500 dólares. (Por Karina Fernández; Revista Puerto)

03/04/15

 

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba