Leasing y chartering se convierten en principales opciones para las líneas navieras

Las actuales condiciones de mercado en la industria del transporte marítimo de contenedores está marcando la pauta hacia una política de reducción de activos, donde las navieras están optando al leasing o al arriendo de naves y equipamientos para contenedores, en vez de comprarlos, según indica un informe de Drewry Maritime Research.


Las actuales condiciones de mercado en la industria del transporte marítimo de contenedores está marcando la pauta hacia una política de reducción de activos, donde las navieras están optando al leasing o al arriendo de naves y equipamientos para contenedores, en vez de comprarlos, según indica un informe de Drewry Maritime Research.

Se dice que esta tendencia comenzó alrededor de 2004, cuando alrededor de un 48% de las flotas de las navieras top 20 era arrendado, incrementándose progresivamente hasta alcanzar un 53% en 2011. Este método ha probado ser exitoso, hasta el punto en que las principales navieras han estado arrendando tanto a largo como a corto plazo, dependiendo de sus necesidades. Por ejemplo, se entiende que la reciente orden de CIMC por 7 naves de 8.800 TEUs está respaldada por un acuerdo a través de un leasing con MSC, que duraría unos 17 años, aunque la norma de arriendo es más bien entre 5 y 10 años.

Nuevas oportunidades

Esta tendencia está creando oportunidades para que nuevos participantes entren al mercado. Suponiendo que no todas las líneas navieras renueven sus contratos de arriendo al momento de vencer, esto significaría que habría una gran cantidad de naves portacontenedores disponibles para arriendo, abriendo oportunidades para nuevos actores, si es que es las condiciones de mercado acompañan, dice el reporte de Drewry.

Aún no está claro cuánto tiempo más durará esta tendencia de arriendo de naves, ya que está en parte impulsada por las necesidades financieras circunstanciales. El flujo de caja se mantiene restringido y el charteo de naves facilita el acceso a barcos distribuido sobre un periodo de tiempo más extendido. Ser propietario de naves requiere contar con grandes depósitos y astilleros y, además, el plazo para el pago de préstamos para comprar las embarcaciones es usualmente de ocho años, destaca el informe.

La misma tendencia aplica para la propiedad de equipamiento de contenedores, donde el arriendo también ha ido en aumento significativamente. Según el último informe Container Lease Industry Review 2013 de Drewry, los arrendadores adquirieron el 58% de los contenedores recientemente construidos, junto con equipamiento antiguo de navieras a través de la re-venta y el arriendo.

Drewry cree que “ya que no se espera que los resultados financieros de las navieras mejoren antes del 2016, el arriendo continuará creciendo, creando, por lo tanto, oportunidades para que nuevos participantes entren al mercado. Aunque aún falta tiempo, la cantidad de naves portacontenedores disponibles para arriendo continuará aumentando, con una amplia variedad de posibles consecuencias.”

12/08/13

MUNDO MARÍTIMO

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba