Las olas de Mar del Plata prometen luz

Una firma bonaerense financiará la instalación de boyas flotantes para la generación de energía renovable. Se trata de un modelo desarrollado por la UTN que permitiría abastecer a 5.000 hogares. El sistema es aplicable a todas las costas nacionales.

Una firma bonaerense financiará la instalación de boyas flotantes para la generación de energía renovable. Se trata de un modelo desarrollado por la UTN que permitiría abastecer a 5.000 hogares. El sistema es aplicable a todas las costas nacionales.

 

Cuando se habla de energías renovables y no contaminantes se piensa inmediatamente en el sol y el viento, pero muy poco en el mar. Sin embargo, la Argentina tiene más de 5.000 kilómetros de costa que podrían aprovecharse a través de las mareas (energía mareomotriz) y el oleaje (energía undimotriz).

Con una inversión de cuatro millones de pesos, la empresa marplatense QM Equipment acaba de lanzar el primer proyecto a escala del país para la generación de energía aprovechando el oleaje del mar. Lo hará en conjunto con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

“Se trata del primer parque de convertidores que transforman ondas marinas en energía eléctrica, constará de 200 boyas de tres metros de diámetro y se generarán 6 MW de potencia, suficientes para abastecer a 5.000 hogares”, precisó Sofía Díaz Vélez, a cargo del proyecto.

En 2016 se formó en QM un equipo interdisciplinario de investigación y desarrollo compuesto por cinco ingenieros con el objetivo de estudiar el desarrollo de la energía undimotriz a nivel mundial y analizar las ventajas y desventajas de cada tecnología. Se llegó a la conclusión de que lo más adecuado para Mar del Plata es el convertidor undimotriz diseñado por la UTN. Luego de firmar un convenio, la empresa aportará la inversión y sus recursos para fabricar, instalar y operar la planta.

Díaz Vélez explicó que “la energía de las ondas marinas tiene mejor densidad, es cinco veces más concentrada que la eólica y diez veces más concentrada que la solar” y destacó que el agua “es un extraordinario vector energético por su capacidad de acumulación y transporte de energía durante largas distancias con mínimas pérdidas”. El potencial energético del país varía entre 9 y 25 Kw por metro de frente de onda.

Por la diferencia de altura que se produce con el paso de las olas, las boyas suben y bajan accionando el movimiento de un brazo que hace girar el eje del generador, por medio del cual se obtiene energía eléctrica. Esa energía se puede trasladar a través de cableado submarino. En este caso el convertidor se instalará sobre una escollera, lo que facilitará el transporte de energía para luego ser inyectada al sistema.

“Las boyas se pueden instalar en cualquier zona costera con olas de más de 50 centímetros, desde San Clemente a Tierra del Fuego”, detalló Díaz Vélez y agregó que el proyecto “es un prototipo adaptado al tipo de oleaje local, que se basa en boyas flotantes, diferentes a las que se fabrican en Australia, que van sumergidas a 30 metros”.

Comentó que aún no cerraron el convenio para instalar el convertidor “pero existe buena predisposición de la empresa marplatense Obras Sanitarias para colaborar con el proyecto”. Esta empresa ya instaló un emisario submarino que cuenta con una escollera de protección, la cual no interfiere con la vida turística ni con las rutas de navegación.

En números

6 MW es la potencia instalada que tendrá el parque que se montará frente a las costas

de la ciudad bonaerense.

200 boyas de tres metros de diámetro son las que se colocarán en el proyecto.

QM Equipment es una empresa marplatense con más de diez años de trayectoria en la provisión de equipamiento de servicio para pozos petroleros (fractura, cementación y estimulación), además de equipos para almacenamiento y transporte de gases criogénicos. Tiene 150 empleados.

Desde 2015 comenzó a ampliar su negocio hacia las energías renovables con el diseño y fabricación de plantas de biogás, fabricación de torres eólicas y soportes de sistemas solares. El proyecto más reciente y novedoso es el de una planta de generación de energía undimotriz, aprovechando el oleaje del mar.

“La primera experiencia será una planta de 10 o 20 kW que esperamos tener instalada el próximo año. El proyecto a futuro es de una granja de 6 MW, que implicaría instalar 100 convertidores con dos boyas cada uno, capaz de abastecer de energía a 20.000 personas”, explicó Sofía Díaz Vélez, a cargo del proyecto, que requerirá durante toda su duración el trabajo de aproximadamente cien personas.

La firma marplatense aportará cuatro millones de pesos y los recursos técnicos para fabricar la planta, mientras que el diseño del convertidor pertenece a la Universidad Tecnológica Nacional (Facultad Regional Buenos Aires). Por parte de la casa de estudios, con la cual se firmó un convenio, los ingenieros responsables del proyecto son Mario Pelissero y Alejandro Haim. (Juan Pablo Grigioni, RÍO NEGRO)

02/09/2017

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba