La industria naval quiere ganar en capacitación

Aún con mayor crudeza que en la industria en general, la naval perdió mano de obra capacitada en los diferentes niveles, operarios, técnicos y profesionales. La falta de trabajo industrial en la pasada década generó la desaparición de las escuelas de artes y oficios, las escuelas técnicas e incluso las carreras como la ingeniería naval como ocurrió en el ITBA.

Aún con mayor crudeza que en la industria en general, la naval perdió mano de obra capacitada en los diferentes niveles, operarios, técnicos y profesionales. La falta de trabajo industrial en la pasada década generó la desaparición de las escuelas de artes y oficios, las escuelas técnicas e incluso las carreras como la ingeniería naval como ocurrió en el ITBA.

“Para paliar este déficit, y comprendiendo que la capacitación es una herramienta indispensable que debe acompañar el proceso de reindustrialización del sector, hemos concretados acuerdos tanto a nivel académico como de estamentos del gobierno nacional, que apuntan a la recalificación de sus recursos humanos”, dijo a Transport & Cargo Horacio Martínez, presidente de la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA).

Durante 2005, y por primera vez en los últimos diez años, la industria naval participó -representada por FINA- en los Foros Federales de Competitividad, sumándose a otras nueve cadenas de valor definidas por la Secretaría de Industria y reforzando, entre otros objetivos, su voluntad de apostar a la capacitación de sus recursos, incluso con fondos de organismos internacionales.

El sector consolidó su participación iniciada en 2004 en el Plan Integral de Capacitación y Promoción de Empleo “Más y Mejor Empleo”, desarrollado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, que apunta fundamentalmente al personal de oficios en programas que se desarrollaron en las provincias de Corrientes, Santa Fe, Buenos Aires, Santa Cruz y Capital Federal.

La FINA trabajó activamente con los rectores y jefes de las carreras de ingeniería y arquitectura naval de la Universidad de Buenos Aires (UBA), de Quilmes (Unqui), del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA) y de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y de dichas conversaciones surgieron hachos concretos como por ejemplo que el ITBA volvió a colocar la carrera de ingeniería naval en sus carreras de ingeniería. Asimismo, se mantuvo una reunión con la subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional, a efectos de integrar a la industria naval en las próximas actividades del Programa Nacional de Capacitación.

Una mano al trabajo

El proceso de reindustrialización en general que vive el país, y a las medidas concretas que el Gobierno Nacional instrumenta con respecto a la industria naval el paulatino desarrollo de la actividad permite que se distinga a este sector como fuerte generador de empleo de calidad. Por eso mismo, el deseo de FINA es llevar adelante una acción conjunta e integral para cubrir las necesidades de mejoras de calidad del trabajo y recuperar la mano de obra calificada, acompañando la incorporación de tecnología.

Este esfuerzo es acompañado por los propios astilleros. Tandanor ya llevó a cabo 23 cursos de capacitación y más de 125 egresados, que hoy trabajan en la planta del astillero. Con 10 alumnos, también se llevó a cabo un curso de carenado para personas con capacidades diferentes.

En la Cámara de la Industria Naval de Mar del Plata y en el Astillero Naval Federico Contessi también se apuesta con fuerza a la capacitación. Un plan de formación de nuevos profesionales se lleva a cabo con la finalidad de contar con mano de obra calificada y acorde a las nuevas exigencias internacionales.

En el Astillero Corrientes funciona una escuela de soldadura que forma y capacita a los jóvenes en las modernas técnicas en la materia, constituyendo el “semillero” que provee a la planta de los recursos calificados demandados por la actividad.

Coserena, astillero de Santa Cruz, a través de un convenio con el Consejo de Educación provincial, también logró la apertura de una escuela técnica a nivel regional con base en Puerto Deseado, con excelentes resultados. Coserena también implementó un sistema de becas para los dos mejores promedios para estudiar Ingeniería Naval en la UTN de Buenos Aires.

En Mar del Plata, entre otros sitios, se dictan cursos de cuatro meses para capacitar en carpintería naval, calderería, tornería y soldadura.

24/03/06
EL CRONISTA COMERCIAL

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba