La disputa entre China y Japón va más allá de las islas

(FNM) La cumbre de un volcán inactivo que emerge del Mar de China Oriental se ha convertido en el campo de batalla entre las dos economías más poderosas de Asia.

(FNM) La cumbre de un volcán inactivo que emerge del Mar de China Oriental se ha convertido en el campo de batalla entre las dos economías más poderosas de Asia.

Están en juego los potencialmente lucrativos derechos de perforación de gas, en aguas reclamadas por China y Japón.

Pero el resultado de la disputa territorial puede depender de las hierbas medicinales de una emperatriz china, la recolección de guano de aves por parte de los japoneses, y la definición del real significado del término "isla".

La última polémica sobre el conflicto latente estalló cuando agentes guardacostas japoneses arrestaron al capitán y la tripulación de un barco de pesca chino a principios de este mes cerca de las islas en disputa, conocidas como Diaoyu en China y Senkaku en Japón. La tripulación fue puesta en libertad, pero el capitán chino permanece detenido. Ahora, deberá presentarse ante un tribunal japonés, acusado de haber embestido dos barcos patrulleros con su pesquero.

Según lo informado por la agencia estatal de noticias china Xinhua, el premier chino, Wen Jiabao, instó el martes a Japón a que liberare al capitán del barco "inmediata e incondicionalmente".

Las repercusiones económicas fueron inmediatas. El gobierno chino interrumpió las conversaciones de alto nivel con Japón sobre la cuestión del carbón y el incremento de los vuelos comerciales entre ambos países. La controversia también amenaza las conversaciones previstas en relación con un acuerdo suscripto en 2008 para el desarrollo conjunto de yacimientos de gas ubicados cerca de las islas en disputa y en otras zonas del Mar Oriental de China.

Los roces entre China y Japón por la soberanía de las islas no son para nada nuevos. Nacionalistas japoneses se manifestaron en la isla en 1990. Pero lo más preocupante para quienes observan el desarrollo de largo plazo de la controversia, es la firmeza que muestran ambos gobiernos en el presente altercado.

"Una gran diferencia en esta oportunidad, es que los incidentes no han sido provocados por grupos nacionalistas," explicó James Manicom, un experto en conflictos marítimos de la Escuela Balsillie de Asuntos Internacionales en Waterloo, Canadá.
"En el pasado, lo más importante (para Pekín y Tokio) era tratar de hacer que este problema desaparezca y mantener a raya los sentimientos nacionalistas. Japón, en particular, ahora ve (la soberanía territorial) como una cuestión de vital importancia económica y como un problema de seguridad nacional".

"Es diferente en términos del contexto de una China emergente y un Japón algo atribulado, tanto económica como políticamente", dijo Mark Valencia, miembro del Programa Nacional de Investigación de Asia.

¿Cómo se caracteriza una isla?
La disputa se reduce a determinar por dónde pueden trazarse las líneas en el océano para uso económico. El derecho internacional permite a una nación reclamar derechos patrimoniales exclusivos para la pesca, y las reservas petroleras y minerales hasta 200 millas náuticas de la costa.

"Las islas son un conjunto de rocas que determinan por dónde puede trazarse el límite", sostuvo el Dr. Wu Kang, del Centro Este-Oeste de Hawai."La cuestión fundamental es una cuestión territorial."

"Si Japón posee (las islas), entonces obtiene un espacio muchísimo mayor en un área que está siendo crecientemente considerada como muy rica en gas, y  que no ha sido bien explorada, precisamente porque está en disputa ", agregó Valencia.

Una pregunta que pende sobre las reivindicaciones es si los espacios en discusión son realmente islas, de acuerdo con el derecho del mar. Si no fueran islas, entonces no podrían aplicarse las reivindicaciones territoriales.

“Una isla tiene una vida económica propia y capacidad para albergar poblaciones humanas; estos son volcanes extinguidos", dijo Valencia.

Ambas partes dicen tener un historial de uso económico de las islas. China apunta a un decreto de 1893 de la Emperatriz Viuda Cixi, otorgando la isla a un fabricante de productos medicinales chino, para el cultivo de hierbas. Japón recurre a los antecedentes del uso de la isla en el siglo XIX para la recolección de guano y plumas de aves marinas. Grupos de nacionalistas japoneses viajaron a las islas en 1990 y en 1996 para construir un faro y reforzar el reclamo por la soberanía.

Las islas son consideradas parte de Japón, según tratados de seguridad establecidos entre ese país y los EEUU. Y aunque los analistas no creen que la tensión aumente y mueva a considerar las obligaciones del tratado militar de EE.UU., los acuerdos añaden densidad a una disputa territorial de por sí ya embarrada.

Con los nacionalistas de Japón y China observando atentamente, los funcionarios en Tokio y Beijing se enfrentarán a una creciente presión de no mirar al costado en el conflicto actual. La Guardia Costera japonesa, dijo a CNN el lunes, que el Tribunal Sumarial Ishigak de Okinawa resolvió que la audiencia para el capitán chino se llevará a cabo no antes del 29 de septiembre.

"Ambas partes se están metiendo en honduras aquí. Y alguno va a aparecer con un huevazo en el rostro”, auguró Valencia.
Por Voigt Kevin, CNN

Adaptado al español por NUESTROMAR. Fuentes: CNN y Maritime News 22/09/10

24/09/10
NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba