La Cabo Segundo Villareal, de Tucumán, cuenta su experiencia de ingreso a la Marina y como sonarista

La Cabo Segundo Yenifer Villareal, de San Miguel de Tucumán, cuenta su experiencia de ingreso, y a bordo del ARA Drummond.

La Cabo Segundo Yenifer Villareal, de San Miguel de Tucumán, cuenta su experiencia de ingreso, y a bordo del ARA Drummond.

 
La joven tucumana nació hace 23 años en San Miguel y vivió en el barrio San Cayetano hasta que ingresó a la Armada Argentina en 2015. Luego de un año en la Escuela de Suboficiales egresó como Cabo Segundo Operaciones Sonarista y fue destinada a principios de 2017 a la corbeta ARA “Drummond” con asiento en Mar del Plata. Allí concretó su anhelo de navegar y es donde continúa prestando servicios.

Yenifer Daiana Villareal se acercó antes de finalizar su secundario a la Delegación Naval de Tucumán y desde ese momento quiso ser parte de la Fuerza. Sin familiares, amigos o conocidos en la Armada, estaba realmente convencida y eso es lo que la llevó a batallar por su destino.

Un test vocacional la orientó hacia las Fuerzas Armadas y de Seguridad cuando aún cursaba la educación media. “En la delegación me comentaron sobre las escuelas y las especialidades y recuerdo que me entusiasmé mucho con el uniforme y las ganas de conocer el mundo. Ya tenía ganas de estar en la Armada pero cuando le comenté a mi familia sólo a mi papá le gustó la idea. Mi intención era ingresar a los 17 con el permiso de mis padres, pero mamá insistió en que terminara el secundario e hiciera el viaje de egresado y acepté”, explicó.

Igualmente decidió no hacer el viaje. “Empecé a preparar el ingreso en una academia pero mi papá enfermó con cáncer y lo pospuse porque le dieron poco tiempo de vida”. Ese año, Yenifer cursó Maestra Jardinera y su papá falleció. “Antes de hacer el segundo año, recapitulé y le volví a preguntar a mi mamá de seguir con la academia porque eso era lo que realmente quería; logré el consentimiento de ella y de toda la familia y le puse pilas al estudio para ingresar en 2015”.

Ahora extraña Tucumán, levantarse, ver a su mamá (Elsa Virginia Medina) tomando mate a la mañana y acompañarla. Es la más chica de sus hermanos, Rodrigo y Cristian siguen viviendo en Tucumán como su mamá. Rodrigo está casado y tiene dos hijos y Cristian, estudia Profesorado en Educación Física. También contó que le gustaba y le divertía mucho hacer handball en su provincia.

“El primer año en la Armada fue difícil, extrañaba mucho porque soy muy familiera”, confesó, pero con el tiempo fue adaptándose en pos del sueño que quería cumplir. Todo era nuevo para ella, “desconocía lo que me esperaba y tenía miedo de no saber qué hacer; entendía poco y casi ningún término marinero, pero fui acostumbrándome”, recordó.

“Si hoy tuviera que definir a la Armada sería con dos palabras: voluntad y sacrificio. Creo que la Fuerza de voluntad es la que la lleva a uno donde está; si uno se lo propone y quiere, llega y lo hace, y aunque la distancia y el estar lejos de la familia es el sacrificio para hacer lo que te gusta, es parte de lo que uno elige”, aseguró la tucumana.

Y su primer destino fue embarcar en la “Drummond” sin conocer Mar del Plata. “Llegué a la terminal y fui directamente a la Base Naval a buscar en la dársena la corbeta. Fui leyendo cada uno de los nombres de los buques que estaban amarrados. Me recibieron muy bien en la embarcación y estoy muy contenta con el pase que me dieron, contenta de navegar”.

Apenas llegó a su destino, la corbeta brindó seguridad náutica a la Regata Oceánica Buenos Aires-Río de Janeiro y Yenifer contó que no podía creer que estaba en Brasil. De su especialidad naval eligió ser sonarista y en navegación, cumple tareas específicas en el sonar como guardias de vigía.

Contó también que durante las navegaciones lee mucho, es uno de sus hobbies como correr, “me gustan las historias de amor y compro muchas novelas románticas–sonrió. No llevo ningún otro objeto durante los viajes, sólo un par de libros y las fotos de mi familia en el celular”, concluyó.

Sobre la corbeta ARA “Drummond”

La corbeta pertenece a la División de Patrullado Marítimo del Área Naval Atlántica de Mar del Plata y su Comandante es el Capitán de Fragata Daniel Marcelo Jara.

Es del tipo A-69 y desarrolla anualmente diversas actividades operativas de patrullado marítimo en la Zona Económica Exclusiva, control del mar y ejercicios navales conjuntos y combinados. Tiene la finalidad de alistar, adiestrar y sostener los medios a su disposición a fin de efectuar operaciones navales de exploración en el Área Naval Atlántica, participar de operaciones SAR, brindar apoyo a la comunidad ante catástrofes naturales, entre otras tareas.

Entre las actividades realizadas en 2017, brindó apoyo y seguridad náutica a la 25º Regata Oceánica Buenos Aires- Río de Janeiro de la que participaron 23 veleros de Argentina, Brasil y Uruguay. En esta oportunidad, los yates de la Armada “Fortuna II” y “Fortuna III” participaron de ella y este último velero obtuvo la Cinta Azul por cruzar primero la línea de llegada en Río de Janeiro.

La “Drummond” se puso a disposición en el marco del monitoreo y seguridad brindado por la Armada a través de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate (SAR). Durante la competencia de más de mil millas náuticas (2.079 km), la corbeta tuvo a su cargo el control informativo de los barcos, por lo que mantuvo actualizadas sus posiciones. También, la unidad difundió boletines meteorológicos y enmiendas al pronóstico; contó a bordo con un equipo médico destinado a prestar atención sanitaria, y con botes y nadadores de rescate para asistir a los tripulantes.

Además, durante 2017, la corbeta “Drummond” operó en el mar junto a unidades de la Flota de Mar y la Aviación Naval. (PRIMERA FUENTE)

28/02/2018

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba