Crisis petrolera: ¿amenaza para la Antártida?

(NM) En el marco de una reunión científica internacional desarrollada en Australia, un experto en cuestiones petroleras alertó sobre la posibilidad de que la declinación de las reservas hidrocarburíferas, y el consecuente aumento del precio del recurso, muevan a países desesperados, a derogar la prohibición de explotación que rige en la Antártida.

(NM) En el marco de una reunión científica internacional desarrollada en Australia, un experto en cuestiones petroleras alertó sobre la posibilidad de que la declinación de las reservas hidrocarburíferas, y el consecuente aumento del precio del recurso, muevan a países desesperados, a derogar la prohibición de explotación que rige en la Antártida.

Ali Samsan Bakhtiari, un doctor en ingeniería química de 60 años con una larga carrera en la Compañía Petrolera Nacional de Irán y reconocido por sus arriesgados – y certeros – pronósticos respecto de la evolución del precio del petróleo, presentó su evaluación el pasado jueves durante la reunión del Comité Científico sobre Investigación Antártica (SCAR) y del Consejo de Administradores Nacionales de Programas Antárticos.

Ambos foros sesionan en forma combinada en Hobart, Tasmania, con la presencia de más de 800 delegados.

De acuerdo con lo informado por la agencia australiana AAP, para Bakhtari la presión por explotar la última gran región virgen, podría hacerse “irresistible”.

“Espero que esto no suceda, porque crearía grandes dificultades, pero cuando se produzca el enorme crecimiento del precio que estoy previendo, los gobiernos y empresas querrán buscar petróleo en cualquier parte”, dijo.

Bakhtiari predijo que la tasa de producción petrolera alcanzaría este año el pico de 81 millones de barriles diarios, y que declinaría hasta llegar a alrededor de de 55 millones diarios para el 2020. Como consecuencia, los precios se elevarían a “niveles estratosféricos”.

El profesional calificó al crudo como “la ficha principal del dominó de nuestro mundo: el dominó del petróleo se esta comenzando a derrumbar lentamente, y todos los demás dominós seguirán el mismo camino”. Agregó que si sus predicciones resultan correctas, en los próximos 14 años se habrán perdido cerca de un tercio de la capacidad de producción actual.

La Antártida, una de las escasas áreas inexplotadas en materia petrolera, está protegida por el Protocolo de Madrid, adoptado durante la XI Reunión Consultiva Especial del Tratado Antártico. Mediante este instrumento, que entró en vigor en enero de 1998, se acordó la protección global del medio ambiente antártico y de los ecosistemas dependientes y asociados, designando a la Antártida como "Reserva Natural, consagrada a la Paz y a la Ciencia".

Su artículo 7 expresa que “que cualquier actividad relacionada con los recursos minerales, salvo la investigación científica, estará prohibida”.La restricción empero, podría modificarse o quedar sin efecto, si los países signatarios del Tratado Antártico así lo decidieran.

Consultado por la agencia de noticias australiana, el Director de la División Antártida de dicho país, Tony Press, sugirió que cualquier presión futura  para explotar minerales en la Antártida implicará recorrer un largo camino, y que no existen evidencias por el momento de que nadie tenga como objetivo la exploración mineral en la región.

Las predicciones y afirmaciones de Bakhtiari, agregan ciertamente un nuevo elemento de atención sobre el complejo futuro de la provisión energética mundial. El atento seguimiento y análisis de esta cuestión estratégica resulta por tanto para nuestro país – por su responsabilidad como actor relevante en el sistema antártico – una obligación de alta prioridad.  

14/07/06
NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Ir arriba