Con el puerto de Dock Sud en conflicto, la provincia invierte 2,5 millones en vigiladores privados

Con los obreros nucleados en el Sindicato Único de Trabajadores de Administraciones Portuarias (SUTAP) en estado de alerta permanente y los antecedentes del Astillero Río Santiago, la provincia ha decidido echar mano al asunto y colocar vigiladores privados en la zona. El objetivo del servicio es el de “prevenir eventuales hechos delictivos que pudieran derivar en perjuicio del personal y bienes de esta delegación portuaria”.

Con los obreros nucleados en el Sindicato Único de Trabajadores de Administraciones Portuarias (SUTAP) en estado de alerta permanente y los antecedentes del Astillero Río Santiago, la provincia ha decidido echar mano al asunto y colocar vigiladores privados en la zona. El objetivo del servicio es el de “prevenir eventuales hechos delictivos que pudieran derivar en perjuicio del personal y bienes de esta delegación portuaria”.

 
Con el epicentro de las noticias girando alrededor del Astillero Río Santiago, el resto de los puntos portuarios parecieran esconderse entre las sombras. No obstante ello, los puertos de Dock Sud y Coronel Rosales, por solo mencionar dos, se erigen como zonas calientes con numerosos conflictos sindicales.

En el puerto de Dock Sud, entidades gremiales vienen reclamando desde septiembre del 2017 la reincorporación de trabajadores que habrían sido despedidos sin respetar el convenio colectivo o la legislación laboral vigente. El pico del conflicto comenzó justamente en aquel entonces, con la renuncia del subsecretario de Puertos, Marcelo Lobbosco.

Con los obreros nucleados en el Sindicato Único de Trabajadores de Administraciones Portuarias (SUTAP) en estado de alerta permanente y los antecedentes del Astillero Río Santiago, la provincia ha decidido echar mano al asunto y colocar vigiladores privados en la zona.

De este modo, el servicio de seguridad privada se ubicará en el edificio Sede Administrativa, de la calle Ingeniero Huergo al 1539, de Dock Sud, en el área de cocheras y el muelle de cargas generales lado este, además de llevar a cabo rondines en todo el ámbito de la jurisdicción portuaria de Dock Sud. El objetivo del servicio es el de “prevenir eventuales hechos delictivos que pudieran derivar en perjuicio del personal y bienes de esta delegación portuaria”.

Acorde a lo indicado en el expediente 2018-04430707 del ministerio de Producción bonaerense, la provincia desembolsará un total de 2.462.700 pesos por un contrato que solo durará 92 días corridos, lo que implica un gasto de 820 mil pesos mensuales. (REALPOLITIK)

27/09/2018

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Ir arriba