Complejo de reparaciones COSERENA, un pionero en la Patagonia

(Puerto Deseado) Fundado por dos empresarios locales con un fuerte impulso de la provincia de Santa Cruz, el Astillero y Complejo de Reparaciones Coserena, se constituye como el único dique seco de la Patagonia con capacidad de ingreso de buques hasta 87 metros de eslora y 15 metros de manga.

(Puerto Deseado) Fundado por dos empresarios locales con un fuerte impulso de la provincia de Santa Cruz, el Astillero y Complejo de Reparaciones Coserena, se constituye como el único dique seco de la Patagonia con capacidad de ingreso de buques hasta 87 metros de eslora y 15 metros de manga.

Presidido por Antonio Torresín, el astillero marcó un hito muy importante en el 2005 con la botadura del Tabeirón 3, primer buque fresquero de propiedad de la empresa Vieira SA, que fue construido íntegramente en este astillero y que lleva realizadas ya con éxito numerosas mareas.

La construcción del buque de 21 m de eslora que demandó un poco menos de un año y en el que trabajaron 200 operarios, fue un trampolín para que la empresa ya posicionada a nivel nacional fuera destinataria de dos contratos de leasing naval que le permitirá en breve la construcción de 4 remolcadores de 5 mil caballos de potencia. Dichas embarcaciones se encuentran en plena etapa de adaptación de los planos que fueron adquiridos a un estudio de ingeniería naval de los Estados Unidos y que se pondrán en marcha a fines del 2007 con una plantilla de aproximadamente 300 empleados.

Al margen de que el astillero haya superado con éxito la etapa de construcción, la importancia que reviste como complejo de reparaciones es formidable puesto que desde que se inició en este rubro lleva reparado un poco más de 500 buques entre los que se encuentran poteros, tangoneros, de altura, fresqueros, guardacostas y buques de la Armada como el ARA Aviso Sobral que dejó el dique de Coserena hace muy poco tiempo.

Desde el año pasado, y por una reglamentación que sacó el Consejo Federal Pesquero se permitió el ingreso al país de 16 poteros. De ellos, a 5 se les efectuó cambio de bandera y modificaciones en cuanto a seguridad y habitabilidad que exige Prefectura.

“Las reparaciones son importantes porque nos permiten una continuidad laboral que antes no conseguíamos, además hay un circuito de trabajo que se genera con el contrato de talleres navales, carpinterías, y mano de obra especializada”, indicó Torresín en una entrevista concedida hace algunos meses a esta revista.

En el dique seco

“Tenemos más barcos que en otras ocasiones”, aseguró el ingeniero Barlaro, señalando orgulloso el merlucero Vieirasa Ocho. Durante un paseo por las instalaciones, el jefe ingeniero del complejo en diálogo con P&P señaló que durante este año ingresaron 28 buques, más 16 que aún faltan ingresar sumarían un total de 42 buques anuales, todo un record en comparación con años anteriores. “No sé por qué hay tantos pedidos, muchos barcos que jamás ingresaron se sumaron ahora, en algunos casos hubo armadores que comentaron que la elección del dique se debe a que nuestro complejo no solo está a la altura de los astilleros nacionales sino que también de otros astilleros del mundo”, dijo Barlaro.

Una de las sorpresas de la jornada la representó el buque pesquero Sábado Santo, un eterno abonado al dique que se encontraba amarrado en el pontón cerca del complejo y que fue trasladado hacia el varadero con la intención de llevarlo a tierra. “Es un buque que hace 4 años que estaba en el mismo sitio y representaba un peligro para el dique porque en cualquier momento podía sufrir una avería y hundirse lo que sería perjudicial para nosotros así que decidimos llevarlo al Varadero”, comentó Barlaro en referencia a la vieja estructura del pesquero que ahora lucía más imponente.

17/09/07
PESCA & PUERTOS

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Ir arriba