Argentina y Chile probaron sus capacidades navales en el ejercicio Viekaren 2017

Las armadas de Chile y Argentina efectuaron una nueva edición del ejercicio naval combinado Viekaren para comprobar el nivel de alistamiento y el grado de interoperatividad entre ambas instituciones para responder ante diferentes situaciones de emergencias marítimas en las aguas del canal Beagle.

Las armadas de Chile y Argentina efectuaron una nueva edición del ejercicio naval combinado Viekaren para comprobar el nivel de alistamiento y el grado de interoperatividad entre ambas instituciones para responder ante diferentes situaciones de emergencias marítimas en las aguas del canal Beagle.

 

Esta actividad bilateral, que se ha realizado desde el año 2000, busca aumentar el grado de confianza en las operaciones conjuntas, intercambiar conocimientos en los distintos procedimientos entre los efectivos y las unidades navales, mejorar la capacidad de respuesta frente a las diferentes necesidades o emergencias que pudieran suscitarse y prestar apoyo humanitario en forma coordinada junto con el control del tráfico marítimo, búsqueda y rescate, salvamento y control de la contaminación marina.

La décimo séptima versión del ejercicio Viekaren se realizó entre el 21 y el 25 agosto y la planificación contempló misiones de apoyo humanitario; control del tráfico marítimo; búsqueda, rescate y salvamento marítimo además de un ejercicio de control de derrame de petróleo con barreras de contención.

Como ha sido la tónica de los últimos encuentros, se incrementó la ejecución de buceos combinados diurnos y nocturnos como también las prácticas de remolque de buques por la complejidad que éstas revisten para el personal.

Despliegue de buques

En Viekaren 2017 la Armada de Chile desplegó el remolcador ATF-67 Lautaro, el patrullero de servicio general PSG-78 Sibbald, la lancha de servicio general LSG-1603 Alacalufe y el helicóptero Bölkow Bö-105, matrícula Naval 44, mientras que Argentina participó con el aviso ARA Islas Malvinas (A-24), la lancha misilera ARA P-85 Intrépida, las lanchas patrulleras ARA P-61 Baradero y ARA P-62 Barranqueras y un avión de exploración Beechcraft B-200 King Air.

La operación principal realizada en este ejercicio consistió en la simulación de un siniestro de un barco de pasajeros que se dirigía a la localidad argentina de Ushuaia desde la Antártica. El escenario ficticio requirió la presencia de medios navales de ambos países para controlar la emergencia y una aeroevacuación médica de un herido de gravedad a cargo del helicóptero chileno hacia Ushuaia. (NICOLAS GARCIA – INFO DEFENSA)

31/08/2017

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Ir arriba