Aceleran los plazos para licitar el puerto de Buenos Aires a un solo operador

El Gobierno nacional aprobó el pliego de licitación del Puerto de Buenos Aires. El próximo jueves se conocerán las bases y condiciones para licitar la terminal porteña que quedará a cargo de un solo grupo por los próximos 50 años.

El Gobierno nacional aprobó el pliego de licitación del Puerto de Buenos Aires. El próximo jueves se conocerán las bases y condiciones para licitar la terminal porteña que quedará a cargo de un solo grupo por los próximos 50 años.

 

Tras varios meses de análisis de parte de funcionarios y de grupos privados que accedieron al plan elaborado por el Estado nacional, el Gobierno acaba de aprobar los pliegos para licitar el puerto de Buenos Aires.

Se trata de una iniciativa que busca ceder las actividades del Puerto Nuevo a un solo operador por los próximos 50 años y avanzar con obras que representan inversiones por u$s760 millones.

El plan, lanzado en diciembre pasado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y la Administración General de Puertos (AGP), a cargo de Gonzalo Mórtola, fue transformado en un pliego de bases y condiciones.

De hecho la licitación pública nacional e internacional será lanzada el próximo jueves por la AGP con el objetivo de adjudicar el proceso entre octubre y noviembre próximos. En tanto que el traspaso será más flexible ya que las concesiones actuales vencen a mediados del 2020.

Si bien el proceso es casi simultáneo con las elecciones nacionales, una eventual derrota del presidente Mauricio Macri no debería interrumpir el cronograma ya que se trata de políticas públicas elaboradas por el actual gobierno para ser continuadas durante las próximas décadas, según analizan desde la Casa Rosada.

La decisión de aprobar los pliegos fue plasmada en la Resolución 256/2019 publicada en el Boletín Oficial de esta jornada y en la cual se explica que el proyecto de modernización de la zona portuaria porteña “tiene como finalidad adaptar su infraestructura al crecimiento del tamaño de buques y a las características del tráfico de contenedores, modificando la configuración centenaria de dársenas y avanzando con la construcción de muelles corridos, entendiendo por tales aquellos capaces de atender de forma eficiente más de un sitio de atraque en simultáneo de buques New Panamax”.

Agrega que el proyecto “consolidará un movimiento hacia el norte de la actividad portuaria de carga, liberando espacio para la atención exclusiva de pasajeros y actividades conexas en el sur del Puerto Buenos Aires, utilizando el resto de los espigones al inicio de la concesión (zona que se llamará “Terminal Interior”), para luego avanzar con el relleno al norte del Sexto Espigón hacia el este, conformándose, en consecuencia, una nueva terminal de contenedores, denominada Terminal Exterior”.

Desde el Ministerio de Transporte explican que el grupo adjudicatario deberá, entre otras condiciones, continuar las obras de ampliación que ya se están realizando y que demandarán desembolsos por u$s760 millones en los primeros 10 años.

La renovación de la infraestructura portuaria, agregan los colaboradores del ministro Dietrich, duplicará la capacidad actual de carga y contará con un diseño flexible, adaptable a las necesidades del mercado de una manera más competitiva y sustentable. Añaden que el proyecto “generará nuevos espacios verdes y recreativos para la comunidad, integrándose con el Paseo del Bajo y Distrito Joven”.

Hasta el momento, Puerto Buenos Aires realizó obras de ampliación por u$s75 millones, ganando nueve hectáreas para operaciones logísticas en la Dársena F y 15 hectáreas al norte del sexto espigón que funcionará como una terminal de carga externa, y permitirá el ingreso de buques más grandes y con mayor capacidad de carga.

En la actualidad, las operaciones del puerto se encuentran distribuidas entre cuatro terminales. Es decir, Terminales Río de la Plata (TRP), que tiene a su cargo las zonas 1, 2 y 3 de Puerto Nuevo y que está formada por Dubai Ports Word, un holding estatal de Emiratos Árabes, y el grupo local propiedad de Alfredo Román. También Maersk, que está a cargo de la Terminal 4, y Hutchinson Ports, que controla la Terminal 5.

Es posible que los grupos extranjeros compren los pliegos de la futura licitación o que varios unan fuerzas para quedarse con todo el negocio portuario en un escenario que durante este año ha mostrado varias peleas y rispideces entre las compañías.

Desde el Gobierno estiman que el beneficio de entregar el control del puerto porteño a un solo grupo se observará en los costos ya que las tarifas máximas serán establecidas por pliego para garantizar una mayor transparencia y competitividad.

Para las autoridades, el cambio también implica potenciar la intermodalidad, reducir los tiempos y costos logísticos. Además, con las obras que se se están llevando a cabo para mejorar los accesos ferroviarios, los camiones tendrán un ingreso único y una zona de espera más amplia y mejor equipada. Las barcazas, por otro lado, contarán con un muelle con prioridad exclusiva y, gracias al corredor aduanero en el que ya se está trabajando, las operaciones serán más eficientes y coordinadas.

“Iniciamos el camino de volver a posicionar a Puerto Buenos Aires como líder en la región, y lo estamos logrando. Hoy, con esta resolución, volvemos a reforzar el rumbo de cambio, apostando a un puerto conectado con las provincia, moderno, con más capacidad y fundamentalmente sin mafias que encarezcan los costos logísticos y que imposibilitan el crecimiento de nuestro país.”, le dijo Gonzalo Mórtola, interventor Puerto Buenos Aires, a iProfesional.

Hasta ahora, varios grupos locales e internacionales mostraron intenciones de analizar los pliegos que serán publicados de manera gratuita a partir de los próximos días.

Ya el año pasado el Ministerio de Transporte y la AGP organizaron un road show por Europa para seducir a potenciales inversores previo a la licitación. En ese marco, el gobierno de Singapur se mostró fuertemente interesado en participar del proceso.

De acuerdo a las autoridades, se trata de un plan a 50 años en el que estuvieron trabajando junto a la consultora internacional ALG y a los operadores del puerto de Rotterdam, que incluye la unificación de las tres concesiones actualmente vigentes para lograr una mayor competitividad.

Para poder adaptar todo el procedimiento previo al cambio de operadores, el año pasado se decretó una pequeña prórroga de las concesiones para que todos los vencimientos de las terminales actuales caduquen en mayo de 2020, fecha en la cual una nueva firma pasará a operar todas las terminales, dejando afuera a las actuales operadoras. (Andrés Sanguinetti – IPROFESIONAL)

06/05/2019 #NUESTROMAR

0 0 vote
Article Rating

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba