Bajo una intensa nevada se realizó la carga y descarga de material en la base Carlini

Bajo una intensa nevada se realizó la carga y descarga de material en la base Carlini

Fueron aproximadamente 14 horas de trabajo que demandó la carga y descarga de material en esta base científica administrada por la Dirección Nacional del Antártico. La base científica permanente Carlini comenzó lentamente a cubrirse de nieve, cuando el rompehielos llegó ayer por la mañana y fondeó en la Caleta Potter para iniciar las operaciones aéreas, transportando rolling tanks con gasoil antártico hasta la Península Potter de la Isla 25 de Mayo (en el archipiélago de las Shetland del Sur), donde se encuentran sus instalaciones.

Las condiciones meteorológicas habían forzado el jueves a efectuar un circuito hipódromo a la espera de que fueran más favorables para aproximarse a esta base administrada por la Dirección Nacional del Antártico, que cuenta principalmente con personal del Componente Terrestre del Comando Conjunto Antártico a cargo de las tareas logísticas y del mantenimiento de los refugios Albatros y Elefante, ubicados en las cercanías de la misma.

A pesar de la precipitación nívea, que contrastaba en el suelo negruzco por los vestigios de las cenizas provenientes del erupcionado cerro Tres Hermanos, el movimiento en la base era constante. De las 87 personas que actualmente la habitan, 54 son científicos –tanto argentinos como provenientes de Alemania y Francia– que en el LACAR (Laboratorio Antártico Multidisciplinario en Base Carlini), y en el Laboratorio Dallmann trabajan en más de 30 proyectos que serán documentados a nivel nacional e internacional. Las nacionalidades de los científicos que trabajaron en Carlini son diversas: italianos, rusos, peruanos, coreanos, entre otros.

En breve esa dotación se reducirá a sólo 23, que serán los que harán la invernada, entre ellos el Jefe de Base, Mayor Gustavo Sánchez, con una dotación de 19 integrantes de las Fuerzas Armadas en apoyo a la actividad científica y a cargo de las tareas de mantenimiento; una jefa científica y dos ingenieros, quienes llevarán adelante la parte tecnológica y de investigaciones.

Fueron alrededor de 14 horas continuas las que demandaron las tareas de desembarco de rolling tanks, dos motos de nieve, medicamentos, víveres y matafuegos, al mismo tiempo que se efectuaba el repliegue de residuos, y de numerosas muestras científicas y material personal de los científicos que finalizaron sus investigaciones de campo en el continente blanco.

A las 22.30 embarcaron en el rompehielos los integrantes del Grupo Playa, quienes participaron activamente desde tierra de todas las maniobras de carga y descarga del material, mientras las nevadas de a ratos se volvían intensas y el frío se recrudecía llegando a descender la temperatura a -5ºC.

Los vuelos de Sea King transportando rolling tanks con gasoil antártico (GOA) se sucedían incesantemente, al igual que el incansable ir y venir de los botes MK6 replegando, principalmente, los “rolling” que se habían vaciado, tras ser conectados a una red de distribución de combustible que converge en los tanques de almacenamiento.

A bordo del «Irízar» se replegará al grupo de científicos que realizó sus actividades en Carlini durante este período estival, los cuales serán trasladados hasta la ciudad de Ushuaia, para posteriormente embarcar en un vuelo de avión C130, rumbo al aeropuerto El Palomar.

Centro de la ciencia antártica

Desde hace más de 20 años que en Caleta Potter se realizan estudios de oceanografía, glaciología, micro y macrobiología. “Ninguna base tiene la cantidad de tiempo de estudio en un solo lugar en la Antártida más que la de Argentina”, destaca el Jefe de Base. “Los que están acá son doctores y directores de posgrados; estamos hablando de la cumbre en la parte de investigaciones que tiene el país en lo que hace a las especialidades que se desarrollan acá. No están viendo una base nada más, están viendo el centro de la ciencia antártica de nuestro país”, destacó y agregó: “No hay ninguna base que tenga tantos científicos como hay acá”.

En la caleta se estudia a nivel micro la injerencia del hombre en la vida de las biodiversidades existentes, la conservación del medio ambiente y el calentamiento, como parámetro de lo que podría suceder a nivel macro con la Antártida.

Carlini cuenta con equipos de última generación para trabajar, desde los vehículos, motos de nieve y botes semirrígidos. Dispone de un sistema de lucha contra derrames oceánicos y costeros, dispuesto y alistado para atender cualquier problema que tengan en la Isla 25 de Mayo. Una innovadora planta de tratamiento de residuos y un moderno sistema de generadores eléctricos.

Esta es la única base antártica del país en la que se realiza buceo con fines científicos, para obtener muestras de agua, del suelo, de las rocas y de la fauna ictícola; por lo cual en 2004 se instaló una cámara hiperbárica, la única existente en el Archipiélago 25 de Mayo y a la que incluso acuden desde bases extranjeras cercanas en caso de necesidad.

En un área próxima a la base hay una Zona Antártica Especialmente Protegida (ZAEP) por su biodiversidad, la Nº 132. (ARA) #NUESTROMAR

Compartir nota en las redes →

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba