Ir a la homepage de FNM

 

Malvinas y el futuro

Soy veterano de la Guerra de Malvinas. Participé de la contienda siendo Teniente de Navío con el cargo de Jefe de Armamento del Destructor ARA SEGUI.

El SEGUI era un antiguo Destructor incorporado a la Armada en 1972 cuyo estado de mantenimiento y antigüedad presagiaban su pronto salida de servicio, situación que de hecho se produjo a poco de finalizada la guerra.

Con esa unidad y con muy escaso preaviso zarpamos con el grupo de unidades que partieron a la reconquista de las Islas Malvinas en los últimos días de marzo de 1982.

El buque, debido a su estado de mantenimiento, sufrió múltiples averías que nos hicieron regresar a puerto, para volver a zarpar una y otra vez apenas reparadas.

Luego del hundimiento del ARA BELGRANO (particularmente dolorosa para mí pues había servido en 1979 y 1980 en ese buque y conservaba muy queridos camaradas abordo), la siguiente zarpada fue precedida por funestos pronósticos. Para profesionales avezados, no cabían dudas de las escasas posibilidades de supervivencia que tenía el SEGUI en caso de entrar en combate. Como único dato ilustrativo vale comentar que nuestro Sonar (equipo destinado a detectar la presencia de submarinos) tenía un alcance no mayor a los 1500 metros mientras que se asignaba a los submarinos británicos la capacidad de lanzarnos sus torpedos desde aproximadamente 10.000 metros y detectar nuestras ruidosas hélices desde 50 kilómetros.

Ante esta realidad, lo que me llena de orgullo, fue que a la hora de la zarpada ningún oficial, suboficial, marinero o conscripto faltó a la cita de honor que le imponían el deber, la Armada y la Patria.

En la cubierta se agregaron nuevas balsas a las ya existentes porque la experiencia del BELGRANO  nos indicaba que algunas de ellas se perderían ante una eventual explosión. Un cura castrense nos dio una absolución colectiva y sé que muchos tripulantes hicieron su testamento ológrafo. Es decir, todos conocían el enorme riesgo de perder la vida, pero ninguno dejó de estar en su puesto a la hora señalada.

En lo personal, le confié a una persona  de mi amistad un sobre con la dirección de un pariente cercano y la llave del auto que quedó estacionado bajo los añosos árboles de la Base Naval de Puerto Belgrano. Después, zarpamos con la única certeza de que estábamos peleando por una causa justa y que lo que hacíamos era lo que correspondía a buenos argentinos y a buenos marinos de guerra.

Por la gracia de Dios pudimos todos regresar sanos y salvos.

Luego de la guerra leí en una publicación que un submarino británico había tenido en su periscopio al ARA SEGUI y que pidió al alto mando autorización para torpedearlo, la  que no le fue concedida porque el buque se encontraba navegando dentro de las 12  millas de las aguas jurisdiccionales argentinas. Si fue realmente así, está claro que Dios nos protegió porque el navío se quedo sin gobierno ni energía en medio del mar y tuvo que regresar a cumplir nuevas misiones, próximo a Puerto Belgrano, hasta el fin del conflicto.

Podría contar muchas anécdotas de aquellos días pero me quedo con lo más importante. A la hora de jugarse la vida por la patria nadie dudó, ni retrocedió ni dio parte de enfermo. Todos sabíamos del riesgo y a la hora de enfrentarlo, con miedo o sin él, allí estuvimos. Como debía ser.

Por eso la actitud que como veterano desearía ver en cada argentino no es la de pena por los sacrificios vividos,  sino el respeto hacia los conciudadanos que cuando tuvieron que poner el pecho por su país lo hicieron con dignidad.

Gloria a los que murieron, dando sentido a su vida al hacerlo por un ideal de servicio.

Apoyo sin retaceos a los que volvieron, particularmente a los que como consecuencia de la guerra experimentan traumas físicos y psíquicos. A ellos no les corresponden dádivas sino la justa recompensa a su valor  y a su entrega.

Para el combatiente poco importa si la guerra fue declarada en el momento oportuno, si pudo ser evitada o si el Estado Mayor se equivocó. Al combatiente se le pidió todo, dio todo y merece todo. El resto de las consideraciones son para los analistas  y los historiadores.


    
El futuro
Ya retirado me he dedicado a la política y a la docencia, aprovechando mis estudios de postgrado en Relaciones Internacionales, Management y Estrategia.

Desde esa perspectiva deseo hacer comentarios acerca del manejo del tema Malvinas, ya que en 25 años poco hemos progresado hacia el objetivo de fondo  que es la recuperación de  la soberanía.

En el plano diplomático la Argentina se limita a reiterar su voluntad de negociar la soberanía y Gran Bretaña a negarse a dialogar aduciendo dar prioridad a los “deseos” de los isleños.

La Asamblea General de Naciones Unidas reitera periódicamente su recomendación a que las partes negocien pero como sus recomendaciones no tienen carácter impositivo Gran Bretaña las ignora sin preocupación. Ese estado de cosas no tiene visos de alterarse a pesar de que nuestro país reitera que está dispuesto a atender los “intereses” de los isleños y nada nuevo se suma a las declaraciones altisonantes pero carentes de elementos efectivos de presión que puedan alterar el “status quo”.

Mi propuesta, sucintamente explicada, es que la diplomacia Argentina presente a las Naciones Unidas y a la opinión pública mundial las bases de lo que sería su “Plan de Negociación para Malvinas” exponiendo de que forma atendería los “intereses” de los isleños y forzando a Gran Bretaña a expedirse en forma puntual sobre dichos aspectos o a rechazar sin debate la propuesta, haciendo visible su intransigencia y su falta de respeto a las recomendaciones de las Naciones Unidas.

Algunas de las cuestiones que debería atender ese plan y que son analizadas por mi equipo de trabajo son:

1.- Compensación económica a los isleños: Ejemplo. Ya que los habitantes “kelpers” no superan las 3000 personas, una compensación de un millón de dolares a cada uno que deseara abandonar las islas debido al cambio de soberanía no superaría los 3000 millones de dólares, cifra que la Argentina podría afrontar en este momento. Una compensación de la mitad de esa suma podría asignarse a los que deseen permanecer para cubrir los inconvenientes  y gastos derivados de los cambios que se producirían en las islas.

2.- Malvinas podría ser una provincia no dependiente de Tierra del Fuego, elegir sus autoridades localmente y designar sus tres senadores y diputados a pesar de su escasa población inicial.

3.- Asegurar durante un período a determinar que los nuevos habitantes argentinos que lleguen a las islas lo hagan con trabajo asegurado o sean inversores que se radican para generar comercio, servicios o empresas.

4.- Asegurar la educación bilingüe, un adecuado  período  de adaptación para el cambio de mano de circulación y el respeto a múltiples aspectos de las forma de vida local.

Esto son algunos ejemplos del amplio temario que debería contener el “Plan de Negociación para Malvinas” que además de ser una base concreta de negociación demostraría que además de proclamar declamativamente nuestro derecho, estamos dispuestos a encarar seriamente el futuro de las Islas con toda la complejidad que ello acarrea. Este humilde aporte quizás pueda inspirar a quienes tienen la potestad de conducir la diplomacia porque si no imaginamos el futuro deseable, o sea, si  no hacemos prospectiva, difícilmente podamos modificar la realidad que no nos es propicia.

Finalmente, luego de haberme expresado como veterano de Malvinas y como dirigente político con aspiraciones de estadista, quiero cerrar este artículo con una afirmación hecha como un simple argentino, aunque se que muchos compatriotas no la compartirán.

Si luego de todo lo vivido, mañana fuera llamado nuevamente para recuperar  Malvinas y  aun cuando ese llamado fuera hecho por el gobernante por quien sintiera el mayor rechazo político y moral, iría nuevamente sin dudar.

Es que Malvinas es un sentimiento profundo y en esa tierra que no he podido pisar, quisiera ver flamear nuevamente la bandera Argentina antes de dejar de ser.

Es un sueño. Es amor.

Por Juan Carlos Neves, Contraalmirante Retiro Efectivo, Veterano de Guerra de Malvinas.


05/04/07
NUESTROMAR

Malvinas

Soy veterano de la guerra de Malvinas. Participé en la contienda a bordo del Destructor "ARA SEGUI", siendo Teniente de Fragata, como ayudante del jefe de propulsión Estoy de acuerdo en todo lo dicho por el Sr. Juan Carlos Neves. Estábamos concientizados para asumir lo peor con el mejor estado de ánimo. Cabe señalar que el cantinero (al igual que en el crucero Belgrano),siendo personal civil quiso continuar embarcado. Volvería a repetir la experiencia, las veces que haga falta Por Pablo Hector Arcolano,Veterano de guerra de Malvinas

Tiempo actual

Clima:Buenos Aires

Nublado
  • Nublado
  • Temp: 11 °C
  • Hum: 82 %
  • Pres: 1022 hPa
Notificado el:
Jue, 08/28/2014 - 22:00


MENU

BOLETIN de noticias FNM
CONTACTO - CONSULTAS
Fundación Nuestromar
Ingresar Usuarios
Datos y Servicios
Efemérides e historia
RSS feeds

Meteorología

Últimas Noticias


Plataforma Continental Argentina

Límite exterior - [mapa]

Presentación Argentina de la Plataforma Continental [pdf]

Actividad de la Comisión de la Plataforma Continental Arg. [video]

ONU - Comisión de Límites de la Plataforma Continental [web]


Informe

Informe especial:
Piratería en alta mar

Investigación y recopilación
por Gustavo Nordenstahl


Boletín Semanal NUESTROMAR

Boletin

Suscríbase gratis al Boletín Semanal y manténgase informado, a través de su email, de las noticias más importantes de la semana. Para darse de alta o baja como suscriptor, haga click en:
AQUI

Acceda a ver los Boletines anteriores en:
AQUI


Debate

“Reglas de Rotterdam” y el Transporte Internacional



Principales artículos y debates:

Temas de debate: ¿Conviene a nuestros países adherir a las “Reglas de Rotterdam”?

¿Cómo alcanzar un buen sistema legal para el transporte multimodal?

Declaración de Montevideo

Una Respuesta Latinoamericana a la Declaración de Montevideo

Reglas de Rotterdam: debate instalado

Introducción a las Reglas de Rotterdam

 
 






Colaborar con la Fundacion NUESTROMAR



Información de Puertos

Puertos

Visite nuestra sección de Puertos , con los datos más completos de las terminales.



Noticias recientes

Lea las últimas Noticias de NUESTROMAR, clickeando en el link de Noticias del Día, en la sección superior, y también allí puede consultar por su sección de interés en el bloque de la derecha.



Fondos de Pantalla

Fondos

Baje los fondos de pantalla de NUESTROMAR Aqui


LINKS


Buscar...

links


Web NuestroMar

© ® Fundación NUESTROMAR | Todos los derechos reservados |  Condiciones y Aviso Legal  |  CONTACTO
Este sitio utiliza sitemas y soft JAVA (descargue gratis de AQUI ) y FLASH (descargue gratis de AQUI )
NUESTROMAR por Fundación NUESTROMAR se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - CompartirIgual 3.0 Unported.