Ir a la homepage de FNM

Prefectura Naval intenta detener remate de piezas de naufragios históricos (Uruguay)

Prefectura Naval intenta detener un remate de piezas recuperadas de barcos en la zona de Isla de Lobos La subasta fue autorizada por la Justicia con una sentencia "inapelable".

Prefectura Nacional Naval intenta evitar el remate de objetos históricos recuperados de un naufragio en la Isla de Lobos. La Justicia autorizó la subasta en una sentencia "inapelable" y los elementos están en un galpón de Punta del Este.

El 20 de mayo de 2007 la jueza letrada de Maldonado, Alicia Moré, dictó una sentencia "anticipada e inapelable", que autorizó la venta de unos 100 lotes recuperados de algunos naufragios en la zona de Isla de Lobos. Con la especificación de "anticipada", se entiende que el remate debe hacerse lo antes posible, para evitar que los costos de manutención de las piezas puedan superar lo que se obtenga de la subasta.

Con esta sentencia, la Justicia hizo lugar a un largo reclamo presentado por el argentino Rodolfo Filippelli, radicado en Uruguay desde tiempo atrás, quien descubrió hace años los naufragios del Ganges (1790), La Gaditana (1795) y de la histórica fragata San Rafael (1765), que le dio nombre a uno de los lugares más populares de Punta del Este.

Filippelli fue, hasta 2003, titular de la empresa Fax Electrónica SRL, que obtuvo de Prefectura dos permisos para trabajar en las inmediaciones de Isla de Lobos. A partir de esa fecha, el particular hizo una cesión del 100% de las cuotas sociales de la empresa a otro argentino de nombre Ricardo Rioja, quien formó otra Sociedad de Responsabilidad Limitada con dos empresas.

Pese a que Filippelli se desvinculó de Fax Electrónica SRL, que originalmente había constituido junto a su padre, siguió manteniendo con su dinero las piezas recuperadas: la mayoría de las cuales (las metálicas) necesitan de un tratamiento especial por haber permanecido durante más de dos siglos bajo las aguas del Río de la Plata.

"La sentencia de la doctora Moré hace responsable al Estado uruguayo (Prefectura Nacional Naval) y a la actual empresa permisionaria por el abandono de todo este material arqueológico", dijo Filippelli a El País.

En su resolución, la magistrada señala que "la obligación de cuidar los bienes, sin duda alguna, acarrea gastos (…) que deberán ser restituidos".

"Eso es lo que estoy reclamando hoy día, después de tantos años. Nada más y nada menos", declaró Filippelli, cuyo patrimonio personal se ha visto seriamente afectado, según comunicó por escrito su estudio de abogados.

La sentencia de la doctora Moré, a la cual tuvo acceso El País, señala que Filippelli "protegió los bienes de los peligros de sustracción, destrucción o deterioro".

CAMBIO DE JUECES Y CRITERIOS. En noviembre de 2007 tomó el caso una nueva jueza titular, Elena Salaberry, quien aceptó una petición de suspensión del remate por parte de la Prefectura Nacional Naval.

"La petición se hizo de forma extemporánea y con una sentencia inapelable de por medio", se quejó Filippelli.

Luego, Salaberry fue subrogada por su esposo, el juez Alejandro Martínez, quien continuó el trámite del expediente en la misma línea que la magistrada.

Filippelli asegura haber gastado desde julio de 2004 unos 200.000 dólares en el mantenimiento de los objetos históricos y tener los documentos para probarlo. De hecho, en la primera sentencia de la jueza Moré se aprueba la primera liquidación de gastos realizada por el depositario de los objetos históricos.

Por ley, 50% de los objetos recuperados en las cercanías de la Isla de Lobos pertenecen a la empresa Fax Electrónica SRL, y el restante 50% al Estado.

"Mi voluntad es que me paguen los gastos, ni siquiera quiero que se haga el remate", precisó el buscador de tesoros.

De todos modos, admitió que ha mantenido contactos con la firma Castells & Castells, que se ha interesado en la subasta, y en la cual le han dicho, sostuvo, que la sentencia de la jueza Moré le otorga luz verde para llevarla a cabo.

DIVISIÓN DE BIENES. En un escrito redactado por el estudio jurídico que representa a Rodolfo Filippelli se señala que Prefectura Nacional Naval, que ahora intenta impedir que las piezas salgan a remate, "en ningún momento tomó recaudo alguno ni inició acción judicial" contra el actual permisionario, que por ley debería encargarse del mantenimiento de los objetos.

El capitán de fragata Fernando Barcia, jefe de la Oficina de Trámites de Buques Histó- ricos Hundidos de Prefectura (Trabu), dijo a El País que el interés de la administración es "evitar solamente el remate del 50% que le corresponde al Estado". De todos modos, algunos bienes indivisos, como por ejemplo la vedette de la colección, una culebrina de bronce del siglo XVIII que podría ser única en su especie, no pueden "partirse a la mitad".
Para la separación porcentual de otros bienes como monedas, botellas o pequeñas partes estructurales del navío, la división 50 y 50 puede hacerse sin mayores problemas, pero en el caso de objetos únicos, que muchas veces son los más valiosos, esto no es posible. En estos casos, además, el Estado tiene prioridad para la compra de los bienes si éstos salen a subasta.

PERMISOS. Desde mediados de la década de 1980, el Estado uruguayo ha intentado perfeccionar el sistema de permisos de búsqueda y rescate para evitar la fuga de piezas con valor histórico y preservar, dentro de sus menguadas posibilidades, este patrimonio poco conocido por el público.

El enfrentamiento mantenido desde entonces entre buscadores de tesoros y el Estado ha sido tal que, en los hechos, todas las expediciones de búsqueda y rescate se encuentran actualmente detenidas.

Para obtener un permiso de búsqueda, el peticionante debe presentar una reseña histórica del navío, fotocopia de la carta náutica del lugar, un depósito reembolsable para cubrir roturas o perjuicios causados por la expedición y una tripulación conformada al menos en un 50% por personal nacional.

Luego de presentadas las pruebas documentales y de demostrar idoneidad en la tarea, se accede a la firma de un contrato donde el particular se compromete a cederle al Estado el 50% de lo rescatado, que en los hechos, con impuestos incluidos, termina siendo una cifra bastante superior.

De todos modos, un decreto del presidente Tabaré Vázquez ha suspendido la posibilidad de iniciar nuevas búsquedas privadas en las costas uruguayas.

Las cifras

1790 Es el año en el que naufragó el Ganges. Filippelli también encontró en Isla de Lobos a La Gaditana (1795) y al San Rafael (1765).

200.000 Dólares asegura el particular que gastó en el mantenimiento y preservación de las piezas. Los objetos están en Punta del Este.

Prospecciones con tecnología de punta

Rodolfo Filippelli fue uno de los primeros buscadores de tesoros en aplicar tecnología de avanzada en Uruguay, producto de su especialización en electrónica.

Para trabajar en la zona de la Isla de Lobos se utilizó un marco conceptual de diferentes escalas de observación y análisis. Luego de determinar con precisión el área de estudio concedida por Prefectura en base a coordenadas cartográficas, se exploró la zona con el objetivo de detectar elementos ferrosos con un magnetómetro de alta resolución, artefacto que sirve para medir las diferencias magnéticas de la tierra y constituye una herramienta fundamental para todo buscador de tesoros.

El magnetómetro trabaja junto a un software hidrográfico y un GPS a bordo de una embarcación, facilitando las "llaves" que franquean el ingreso a los naufragios: cañones, anclas, balas, objetos ferrosos o piedras de magnetita de las que se utilizaban como lastre en el fondo para estabilizar las antiguas embarcaciones.

Tras ubicarse los restos, comienza la segunda etapa: la exploración visual a través de un ROV, que registra las evidencias a través de una cámara de video. Las imágenes son recibidas por computadora y almacenadas en una base de datos digital. Una vez que se ubicaron los restos, se extrajeron algunas muestras con el objetivo de identificar el naufragio con precisión.

La pieza vedette del lote

De todos los elementos recuperados en la zona de Isla de Lobos, el que más llamó la atención fue una culebrina de bronce que nunca había sido vista anteriormente.

Esta pieza de artillería, pequeña, alargada y de poco calibre, se encuentra en perfecto estado de conservación. Tiene una longitud de 1,33 metros, 20 centímetros en la zona del cascabel (remate posterior) y un ánima (hueco del cañón) de siete centímetros de diámetro.
En la superficie próxima al lomo posee un escudo real en alto relieve con una corona, un águila bicéfala y la Flor de Lis. Sobre el escudo, se observan las iniciales C.S.M y la fecha 1778.

De acuerdo a un estudio histórico preliminar realizado por el Instituto de Historia y Cultura Militar de Madrid, este escudo podría pertenecer al rey Carlos III.

En 1733 se había firmado el conocido Primer Pacto de Familia entre los Borbones de Francia y España en contra del poderío británico, por lo que no es extraño que el escudo real tenga el águila bicéfala de la Casa de Austria y la Flor de Lis, ya que desde Carlos I (1500-1558), la línea real española estuvo bajo la Casa de Austria.

El águila como reina de las aves, símbolo de regencia, es una de las piezas más relevantes y comunes de hallar en los escudos de esta época.

El proceso de tratamiento y conservación de esta pieza se hizo siguiendo los criterios comunes de conservación para los objetos recuperados del mar, contando con el asesoramiento del arqueólogo argentino Atilio Nasti.

Luego de su recuperación, la culebrina fue trasladada al laboratorio de conservación del equipo de rescate, donde se la colocó en un recipiente especialmente diseñado para el proceso de desalinización: esto es, quitar la sal corrosiva que durante años se adhirió al objeto mientras estuvo bajo el agua.

Otras piezas rescatadas de la zona de Isla de Lobos, como un ancla de hierro, una campana de bronce, botellas de cerámica y vidrio, copas de cristal y otros elementos estructurales del navío, se trataron individualmente.

En el conjunto de lotes que se encuentran bajo la custodia de Rodolfo Filippelli se encuentran también unas 400 monedas de plata. Hay además otros elementos militares como balas y cañones de hierro de menor valor.

Clavos de bronce de los antiguos navíos

Su valor monetario seguramente sea escaso. Sin embargo, estos clavos recuerdan la fragilidad de las embarcaciones en las que los marinos se aventuraban al mar, haciendo viajes desde Europa al Río de la Plata, que podían durar dos meses o más. Tras encallar, las embarcaciones se deshacían por completo.

Balas y granadas de diferentes calibres

Las balas de distintos calibres señalan que el barco traía piezas de artillería de distinto porte. Las balas redondeadas se utilizaban para disparar al casco. La arboladura del barco (velas, mástiles y aparejos) era atacada con otras municiones alargadas, similares a una mancuerna.

Botellas de vidrio y porrones de cerámica

En las zonas rocosas y de fuertes corrientes, como la Isla de Lobos, aumenta la dificultad de recuperar elementos de vidrio o cerámica en buen estado de conservación. Las botellas y los porrones eran fundamentales para transportar bebidas alcohólicas, ya que el agua se podía echar a perder rápidamente.

Monedas de plata de diferentes épocas

Entre los 100 lotes históricos preparados para la subasta hay unas 400 monedas de plata, muchas de ellas desgastadas por el paso del tiempo. En general, estos objetos son los que más llaman la atención, aunque no siempre son los elementos más valiosos de un viejo naufragio.

FUENTE: ANDRÉS LÓPEZ REILLY –EL PAÍS

20/06/08
VISION MARITIMA

Tiempo actual

Clima:Buenos Aires

Cielo despejado
  • Cielo despejado
  • Temp: 16 °C
  • Hum: 59 %
  • Pres: 1022 hPa
Notificado el:
Jue, 04/24/2014 - 00:00


MENU

Boletín de noticias FNM
Formulario de Consultas
Fundación Nuestromar
Ingresar Usuarios
Datos y Servicios
Efemérides e historia
RSS feeds

Meteorología

Últimas Noticias


Plataforma Continental Argentina

Límite exterior - [mapa]

Presentación Argentina de la Plataforma Continental [pdf]

Actividad de la Comisión de la Plataforma Continental Arg. [video]

ONU - Comisión de Límites de la Plataforma Continental [web]


Informe

Informe especial:
Piratería en alta mar

Investigación y recopilación
por Gustavo Nordenstahl


Boletín Semanal NUESTROMAR

Boletin

Suscríbase gratis al Boletín Semanal y manténgase informado, a través de su email, de las noticias más importantes de la semana. Para darse de alta o baja como suscriptor, haga click en:
AQUI

Acceda a ver los Boletines anteriores en:
AQUI


Debate

“Reglas de Rotterdam” y el Transporte Internacional



Principales artículos y debates:

Temas de debate: ¿Conviene a nuestros países adherir a las “Reglas de Rotterdam”?

¿Cómo alcanzar un buen sistema legal para el transporte multimodal?

Declaración de Montevideo

Una Respuesta Latinoamericana a la Declaración de Montevideo

Reglas de Rotterdam: debate instalado

Introducción a las Reglas de Rotterdam

 
 






Colaborar con la Fundacion NUESTROMAR



Información de Puertos

Puertos

Visite nuestra sección de Puertos , con los datos más completos de las terminales.



Noticias recientes

Lea las últimas Noticias de NUESTROMAR, clickeando en el link de Noticias del Día, en la sección superior, y también allí puede consultar por su sección de interés en el bloque de la derecha.



Fondos de Pantalla

Fondos

Baje los fondos de pantalla de NUESTROMAR Aqui


LINKS


Buscar...

links


Web NuestroMar

© ® Fundación NUESTROMAR | Todos los derechos reservados |  Condiciones y Aviso Legal  |  CONTACTO
Este sitio utiliza sitemas y soft JAVA (descargue gratis de AQUI ) y FLASH (descargue gratis de AQUI )
NUESTROMAR por Fundación NUESTROMAR se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - CompartirIgual 3.0 Unported.