Ir a la homepage de FNM


 

Ya hay unos 240 mil pingüinos en Cabo Vírgenes

A 135 kilómetros de nuestra capital se encuentra una de las reservas de pingüinos más importante del continente, donde año tras año llegan en octubre unos 120 mil ejemplares de pingüinos de Magallanes, así llamados porque fueron avistados por los primeros europeos, en el viaje de Magallanes en 1520 y descriptos por el cronista Antonio Pigafetta como “extraños gansos”. A esta altura del año, los pingüinos ya han conformado una colonia de 240 mil aves que son dignas de ver.

Los pichones que nacieron durante el mes de noviembre ya tienen casi el tamaño de los padres y comienzan el cambio del plumaje gris, que irán perdiendo por estos días, ganando peso y acumulando la grasa necesaria para poder, en febrero, comenzar a incursionar en las heladas aguas del Estrecho de Magallanes.

Si bien se trata de una zona permanentemente azotada por los vientos, en días como los de ayer, con más de 20 grados de temperatura y el olvido por algunas horas del castigo de eolo, da gusto pasar el día en este lugar que, además de naturaleza, está tan cargado de historia.

Las visitas, con el transcurso de los años, se han intensificado. “Viene gente de distintas partes del país, grupos y también extranjeros”, comenta la encargada del acceso a la reserva, quien indica que hay un promedio de 15 autos por semana y unos 60 los fines de semana, al menos en los datos de este enero al que le quedan un par de semanas aún y sin contabilizar los que han ingresado desde octubre, cuando el movimiento comienza.

Es para destacar el trato amable del personal del Consejo Agrario, los encargados de atender a los visitantes y brindarles los datos preliminares, antes de internarse en el mundo de estas aves, para no perder detalle de lo que estará luego a la vista. Lo mismo vale para el personal de la Armada, que espera la visita al centenario Faro.
El ciclo de los pingüinos se prolonga hasta fines de marzo, cuando ya regresan a mar abierto para pasar el invierno y suelen llegar hasta las costas de Brasil.

En la actualidad, esta reserva provincial se encuentra lejos de aquella pingüinera en la cual se ingresaba con los vehículos hasta los propios nidos, sin control (incluso algunos movimientos de la actividad petrolera pretendieron pasar un ducto por el medio de la reserva). Tiempos de privatización en los ´90, cuando la ex mujer fuerte del menemismo, María Julia Alsogaray, como secretaria de Medio Ambiente de la Nación, visitó la zona y hasta espantó a estos pájaros cuando, cual estrella de televisión, se tiró sobre la pedregosa playa donde las aves se encontraban, rodando para las cámaras en una imagen para el olvido.

A partir de aquel momento comenzó toda una campaña para preservar la zona (no para evitar visitas como la mencionada, sino por el crecimiento de la actividad petrolera) y se hizo cargo el Consejo Agrario provincial, que creó un sendero de interpretación, cerró el acceso y mantuvo a las aves a buen resguardo, aunque con posibilidades de ser avistadas y compartir sus actividades casi cara a cara, a través de un recorrido de una hora en el que se puede pasar al lado de sus nidos y de ellas mismas (hasta parece que algunos pingüinos posan para las fotos de los turistas, como si estuvieran acostumbrados a las visitas).

Pero siempre hay un peligro latente, porque la actividad hidrocarburífera está a pocos kilómetros, con más de una veintena de plataformas que hacen explotación off shore en el Estrecho y ductos que entrelazan esas plataformas con el continente, que ya en alguna oportunidad afectaron a la colonia con derrames.

Reserva y sitio histórico

Si bien el camino no es de los mejores, ya que la Ruta 51 es compartida con yacimientos de hidrocarburos, lo que se traduce en un intenso trajín de vehículos pesados que dejan un serrucho y donde nada permanece en su lugar con el traqueteo del viaje, representa una escapada más que interesante a realizar, pero para la cual hay que tener un día destinado y recorrer, además, sitios históricos como la Ciudad del Nombre de Jesús.

En el contexto de la disputa entre España e Inglaterra, por la posesión de Las Indias Occidentales y sus espacios estratégicos, hay que situar la segunda expedición de Pedro Sarmiento de Gamboa.

El objetivo de esta expedición era cortar el paso a las incursiones del pirata inglés Drake. Gamboa viaja a España, allí Felipe II le da el título de “gobernador del Estrecho de la Madre de Dios, capitán general del mismo y gobernador de lo que poblare”. Parte hacia estas tierras con veintitrés navíos y más de tres mil pobladores. El jefe de esta expedición era Diego Flores Valdés. En 1583, sin haber llegado aún al Estrecho, sólo le quedaban nueve navíos.

El 5 de febrero de 1584, en la tierra baja del Cabo de las Vírgenes, que es la primera entrada del Estrecho, según sus propias palabras: tomó posesión en nombre de la Corona de Castilla y León.

Este primer asiento se llamó Purificación de Nuestra Señora, cercano al Valle de las Fuentes (que será al pie de las cinco fuentes y de un barranco, a media legua del Cabo de las Vírgenes). Fue el lugar elegido para fundar, el 11 de Febrero de 1584, la Ciudad del Nombre de Jesús (según la relación escrita en 1590 por este navegante). Diseñada en damero de acuerdo a la legislación real, que fijaba la extensión y forma de la plaza mayor, ancho, orientación de las calles y emplazamiento de edificios públicos, pronto vio aparecer chozas de palo y tierra y solares para labrantío, donde se sembraron hortalizas y toda suerte de frutales, traídos en barriles desde España.

Dos años más tarde, quedan solo veintiún sobrevivientes. Según Tomé Hernández, era tierra inhabitable para poblar y él se salvó “...para que hubiese persona alguna que diese cuenta a Su Majestad del suceso del dicho Estrecho, a ver si podía reparar que se salvasen los que quedaban...”. No fue así y hasta llegó a dudarse de la existencia del estrecho. El siglo XVII deja como conclusión el fin del monopolio español sobre el Estrecho, la denominación de accidentes costeros de manos de Ladrillero, Sarmiento de Gamboa, Cavendish y el fracaso de un poblamiento permanente.

El último faro continental

El Cabo Vírgenes es el punto que marca el extremo sur continental argentino. Su nombre se debe a que fue descubierto por Hernando de Magallanes el día 21 de octubre de 1520, día de las Once Mil Vírgenes.

Luego de la primera fundación de la Patagonia Argentina, la antigua Ciudad del Nombre de Jesús desapareció, a causa de la muerte de sus habitantes. Varios siglos después, en 1876, esta punta remota del continente volvió a cobrar notoriedad, pero esta vez por razones muy diferentes: se descubrió que sus arenas guardaban un magnífico tesoro: el oro del fin del mundo. La Fiebre del Oro encandiló a muchos hombres, algunos aventureros con alma de empresarios, saqueadores y corsarios la mayoría, quienes poblaron, aunque de manera efímera, en improvisados campamentos, toda la costa. En esta tierra, poblada por tantas historias y tantos fantasmas, se encuentra el famoso Faro Cabo Vírgenes.

El Faro Cabo Vírgenes se levanta en la margen norte de la boca oriental del Estrecho de Magallanes y fue puesto en servicio el 15 de abril de 1904. Su construcción fue realizada a partir de un tubo metálico que se encuentra dentro de una estructura de hierro tronco-piramidal. Remata en una garita metálica, donde hay dos plataformas a las cuales se accede luego de ascender por 86 escalones en forma de caracol, que finaliza en un aparato óptico a 26,5 metros de altura.

En un principio su luz era blanca, incandescente y estaba alimentada por vapor de petróleo. El primitivo aparato óptico fue construido por la firma francesa Bernard Barbier y Tunner, con una máquina de rotación a cuerda y cables de acero con pesas. La luz alcanza las 23,9 millas marinas, lo que equivale a 44 kilómetros.

Actualmente funciona con alimentación eléctrica de 220 voltios, proporcionada por un generador. El organismo responsable de su mantenimiento es la Armada Argentina, lo cual organiza mediante personal del Servicio de Hidrografía Naval.

Si se piensa en la trágica historia de sucesivos naufragios que tiene esta boca del Estrecho de Magallanes, se comprenderá mejor la importancia de este Faro, erigido precisamente en ese lugar para proporcionar al navegante un punto geográfico de referencia segura para la navegación costera y el acceso al Estrecho.

Especial: José María Vinet

22/01/08
LA OPINIÓN AUSTRAL

MENU

Fundación NUESTROMAR

Quienes somos
Datos y Servicios
Ingresar
Meteorología
RSS feeds
CONTACTO / CONSULTAS

 ¡ ULTIMAS NOTICIAS !


Compilado de artículos y noticias sobre el futuro del Puerto de Buenos Aires

A pedido de algunos lectores recopilamos aquí, para su fácil lectura, los últimos artículos, noticias y opiniones sobre el futuro del Puerto de Buenos Aires, animándolos a que expresen sus comentarios, nos envien artículos de opinión, estudios, y noticias relacionadas, en este espacio de debate para poder aportar entre todos, enfoques integrales para el mejor desarrollo portuario de Buenos Aires, la región, y la Argentina.

(ACTUALIZADO AL 12/07/2018)


Informe especial:

Buques sin tripulación: El futuro está aquí, ya ha llegado

Nuevas posibilidades, la historia, los avances tecnológicos, y el impacto en las leyes

(por Gustavo Nordenstahl)


Plataforma Continental Argentina

Límite exterior - [mapa]

Un mar de riquezas y oportunidades desaprovechadas

La Argentina sumó 1.633 kilómetros cuadrados a su plataforma continental

Nota: Entre la celebración legítima y el efectismo innecesario

Presentación ONU Argentina de la Plataforma Continental

Actividad de la Comisión de la Plataforma Continental Arg. [video]

ONU - Comisión de Límites de la Plataforma Continental [web]


Libros digitales:
Artes y métodos de pesca
Cap. Luis Martini

50 años de experiencia en la pesca, y desde 1997 en la docencia en la Escuela Nacional de Pesca, el Cap. Martini nos brinda estas obras técnicas en formato digital:

PescaRedes

Curso General sobre artes de Pesca (PPT)

Artes y métodos de pesca - Nivel I (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel II (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel III (PDF)


Informe especial:

Piratería en alta mar

Historia y actualidad de la Piratería

Investigación y recopilación
(por Gustavo Nordenstahl)


Boletín NUESTROMAR

Boletin

Suscríbase gratis al Boletín y manténgase informado, a través de su email, de las noticias más importantes. Para darse de alta o baja como suscriptor, haga click:
AQUI

Acceda a ver los Boletines anteriores en:
AQUI


Debate: “Reglas de Rotterdam” y el Transporte Internacional



Principales artículos y debates:

Temas de debate: ¿Conviene a nuestros países adherir a las “Reglas de Rotterdam”?

¿Cómo alcanzar un buen sistema legal para el transporte multimodal?

Declaración de Montevideo

Una Respuesta Latinoamericana a la Declaración de Montevideo

Reglas de Rotterdam: debate instalado

Introducción a las Reglas de Rotterdam

 
 


Web NMar

* Nota de la Fundación NUESTROMAR: La contribución de todos los lectores y amigos es muy necesaria para la continuidad de éstos y otros proyectos de la Fundación, por un desarrollo sustentable de las actividades fluviales y marítimas en el país y la región. Todo aporte, grande o pequeño, es importante para apoyar a nuestra organización y sus objetivos, que cuenta con limitados recursos para el desarrollo de éstas actividades. Si está interesado en apoyarnos, por favor contáctese al email: info@nuestromar.org o al tel: (+54) 11 - 5276 1191, y nos comunicaremos con ud. Gracias, FNM.

 -

©  Fundación NUESTROMAR | NUESTROMAR Marca Registrada - Todos los derechos reservados |  Condiciones y Aviso Legal  |  CONTACTO
NUESTROMAR por Fundación NUESTROMAR se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - CompartirIgual 3.0 Unported.
Este sitio utiliza sitemas y soft JAVA (descargue gratis de AQUI ) y FLASH (descargue gratis de AQUI )