Ir a la homepage de FNM

 

Historia secreta de una travesía

Los chubutenses que unieron en velero España con Madryn cuentan su odisea en el mar. Un viaje soñado que fue planificado durante cuatro años. Y al final se cumplió.

Cuando Jorge tomó la decisión de cruzar el océano en el Danielle no imaginó que cuatro años después, un domingo de marzo en Madryn, medio centenar de amigos y familiares iban a revolucionar el muelle Piedrabuena gritando la alegría por la llegada magnífica.

Para comprender el tamaño de la empresa, unir España con la Patagonia Argentina en una cáscara de nuez de ocho metros de largo, quizás haya que conocer primero el espíritu indómito de los hermanos Jorge y Ricardo Zucas, dos soñados dueños de un corazón mixtura de aventura irredimible y bondad infinita.

Hechos en la lucha para ganarle la pelea a una vida que no siempre les fue sencilla, ya habían saboreado la soledad de los afectos lejanos cuando en el 2001 decidieron irse a buscar el futuro a España y para ello, acompañados de su hermano Luis, levantaron con todo y durante un año le pusieron el pecho al desarraigo lejos de sus propias familias. Aquel empezar de nuevo quizás le dio (si es que no lo tenían ya) el temple que seguramente se necesita para encarar con posibilidades de éxito este cruce continental que acaban de culminar en formidable faena.

El primer contacto

Casi una casualidad puso a Jorge, el Gran Capitán, cara a cara con el Danielle. No cuesta mucho imaginar su cara cuando lo vio anclado, semi abandonado, en la rada de Torremolinos, y cómo se le deben haber iluminado los ojos cuando por fin pudo tenerlo.

La tarea no fue sencilla porque para un velero hecho a las aguas bajas un cruce de océano implica acondicionamientos de difícil concreción.

El propio Jorge, ya sin la sal del mar que lo acompañó mas de cien días, recuerda cómo nació la historia: "El barco se compró y se desmanteló por completo, se le tiró el motor inglés original, al igual que los muebles, se bajó el "palo" y se le cambiaron todas las jarcias (los tensores que lo sostienen). Y se le hizo todo el interior nuevo, toda la mueblería, se pintó el casco y hubo que hacerle íntegra la instalación eléctrica".

Jorge no lo dice pero desde el primer clavo al último cable que se ensambló, todo pasó por sus manos ya que, como buen técnico electromecánico (se recibió en la escuela técnica de Trelew), este tipo de tareas le son afines.

Un año demandó la puesta a punto del Danielle. Comenzó a trabajarlo a fines del 2002, cuando tomó la decisión de cruzar el océano, y terminó sobre diciembre del año siguiente.

Lo que siguió fue, sencillamente, entrenamiento.

"Comenzamos a navegarlo –rememora Jorge- cada vez que había viento, haciendo cruceros costeros en familia y con Gustavo (Arza, amigo desde la infancia que también se colgó en sus sueños y hoy vive en Torremolinos); trechos cada vez mas extensos hasta que un día le "mojamos el casco", como se dice en la jerga, hasta Huelva, pasando por primera vez por el Estrecho de Gibraltar".

Y fue justamente en Huelva en donde conoció, después, a Gustavo Díaz Melonio, aquel patagónico pionero de estas aventuras en el mar.

"Un día fui a su casa y me presenté como un argentino mas que admira sus aventuras", cuenta Jorge. A partir de allí nació una amistad que, varios viajes de por medio para encontrarse, terminó con Melonio siendo fundamental en la diagramación del cruce al océano con el Danielle.

Jorge Zucas recuerda que "le conté todos los cambios que había hecho y después le conté mi idea de cruzar para acá".

"Es un barco muy marinero y, con la preparación adecuada, el viaje se puede hacer perfectamente", recuerda Jorge que le dijo Melonio cuando le reveló su idea de cruzar el Atlántico, tras detallarle los cambios a los que había sometido al Danielle.

Con la experiencia y el conocimiento del capitán del famoso Gandul de su lado, Jorge fue incorporando a Melonio a la travesía al punto que juntos planearon la ruta del viaje, la época del año que en el que debía llevarse a cabo e, incluso, "proyectamos algunas situaciones que se nos podían presentar y él nos aconsejaba cómo resolverlas".

Cada vez que el Danielle terminaba una etapa de la travesía, Jorge Zucas se ponía en contacto con Melonio para darle las buenas nuevas. "Era mi primera llamada al llegar a cada puerto", confiesa.

La partida

La salida de Torremolinos fue nocturna: faltando un minuto para el 16 de noviembre de 2006. El Danielle salió a su aventura. La primera etapa les deparó, también, la primera tormenta, lo que los obligó a fondearse en una bahía esperando la calma. Tras el cruce del Estrecho de Gibraltar y la detención en Tarifa (un conocido puerto de Cádiz), llegó el momento de poner rumbo a Canarias, no sin tener estudiados dos o tres puertos marroquíes por si las contingencias lo obligaban a una detención no prevista.

Después de Canarias llegó la gran prueba: arribar a Cabo Verde en una primera etapa oceánica, sin recalar en ningún puerto y lejos de tierra firme, "para ir fogueándonos", explica Ricardo. Fueron seis días y medio con buen viento.

Cabo Verde (en el noroeste africano) resultaba un punto de inflexión en la travesía, porque allí estaba situada la partida hacia América. Después de cuatro días, recuerda Jorge, "pusimos rumbo a Maceió, puerto que alcanzamos 26 días después porque tuvimos diez días de absoluta calma, sino podríamos haberlo hecho en 15 o 16 noches".

La navegación en este tipo de travesías es constante. Nunca se detiene la marcha (salvo en ocasiones como estas, por falta de viento) y esto obliga a los marineros (además de Jorge y Ricardo Zucas, participó del viaje "Lalo" Williams, invitado especialmente) a rotar en turnos de tres horas para llevar el timón.

Jorge señala que "el cruce fue muy manso" y que, en cuanto a mal tiempo, "solo tuvimos tormentas en las dos primeras etapas y tras cruzar la línea de Uruguay hacia el sur". Respecto a los peligros, aclara que "si bien todas las tormentas tienen lo suyo, ninguna de ellas entrañó peligro para el barco, aunque dificultan la navegación porque es un trabajo que desde el timón hay que hacer ola por ola para capearla".

La llegada a Maceió fue el primer punto emotivo del viaje. Encontrar tierra firme tras cruzar el océano configura, para el marinero, un acto único y el recuerdo de la llegada a ese puerto no se olvida jamás.

En Maceió, también, comenzó a variar el menú, que mientras duró el cruce al atlántico tuvo un gran componente de pescado, además de arroz, fideos y latas de conserva. Aun así, quedaba todavía un gran techo para cumplir el sueño.

"En Maceió pusimos rumbo directo a Buzios, unas 800 millas que hicimos a 120 millas de la Costa" y, de allí, vinieron una serie de puertos hasta abandonar Brasil: Río de Janeiro, Isla Vela, Juqueí, Florianópolis y Río Grande Do Sul fueron pasando hasta poner rumbo a La Paloma, único puerto uruguayo que tocó el Danielle.

Necochea fue la puerta de ingreso a la Argentina. "Lo de los medios ahí fue impresionante, incluso el diario Eco hizo un suplemento especial con la travesía", se emocionan Jorge y Ricardo, que le contaron a Jornada la experiencia.

La siguiente parada sería en La Patagonia y fue Puerto Pirámides el lugar elegido. Fueron apenas unas horas pero sirvieron para comenzar a saborear el éxito imaginado casi cuatro años antes.

El domingo 25 de febrero, a las cuatro de la tarde, el Danielle atracó en el puerto Luis Piedrabuena de Puerto Madryn, tras luchar en el Golfo con un viento sur que salió a darles la última pelea de la travesía. Con casi diez kilos menos pero el corazón hinchado por la adrenalina, Jorge, Ricardo y Lalo fueron subiendo al puerto para recibir los abrazos, los besos y las lágrimas de amigos y familiares.

Quedaron atrás 103 días de mar adentro. Ahora Jorge y Ricardo volverán a España, a seguir en la pelea diaria de ganarle a la vida en tierra firme. Arriba de un barco, ya lo han hecho.

Por Carlos Hughes

03/03/07
DIARIO JORNADA

Tiempo actual

Clima:Buenos Aires

Seminublado
  • Seminublado
  • Temp: 11 °C
  • Hum: 76 %
  • Pres: 1027 hPa
Notificado el:
Dom, 06/26/2016 - 01:00


MENU

CONTACTO / CONSULTAS
BOLETIN FNM
Fundación Nuestromar
Datos y Servicios
Efemérides e historia
Ingresar

Meteorología

RSS feeds

ULTIMAS NOTICIAS



Plataforma Continental Argentina

Límite exterior - [mapa]

Nota: Entre la celebración legítima y el efectismo innecesario

Presentación ONU Argentina de la Plataforma Continental

Actividad de la Comisión de la Plataforma Continental Arg. [video]

ONU - Comisión de Límites de la Plataforma Continental [web]



Libros digitales:
Artes y métodos de pesca
Cap. Luis Martini

50 años de experiencia en la pesca, y desde 1997 en la docencia en la Escuela Nacional de Pesca, el Cap. Martini nos brinda estas obras técnicas en formato digital:

PescaRedes

Curso General sobre artes de Pesca (PPT)

Artes y métodos de pesca - Nivel I (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel II (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel III (PDF)


Informe especial:
Piratería en alta mar

Historia y actualidad de la Piratería

Investigación y recopilación
por Gustavo Nordenstahl


Boletín NUESTROMAR

Boletin

Suscríbase gratis al Boletín y manténgase informado, a través de su email, de las noticias más importantes. Para darse de alta o baja como suscriptor, haga click:
AQUI

Acceda a ver los Boletines anteriores en:
AQUI


Debate: “Reglas de Rotterdam” y el Transporte Internacional



Principales artículos y debates:

Temas de debate: ¿Conviene a nuestros países adherir a las “Reglas de Rotterdam”?

¿Cómo alcanzar un buen sistema legal para el transporte multimodal?

Declaración de Montevideo

Una Respuesta Latinoamericana a la Declaración de Montevideo

Reglas de Rotterdam: debate instalado

Introducción a las Reglas de Rotterdam

 
 






Colaborar con la Fundacion NUESTROMAR




Fondos de Pantalla

Fondos

Baje los fondos de pantalla de NUESTROMAR Aqui


LINKS


Buscar...

links


Web NMar

© ® Fundación NUESTROMAR | Todos los derechos reservados |  Condiciones y Aviso Legal  |  CONTACTO
Este sitio utiliza sitemas y soft JAVA (descargue gratis de AQUI ) y FLASH (descargue gratis de AQUI )
NUESTROMAR por Fundación NUESTROMAR se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - CompartirIgual 3.0 Unported.