Ir a la homepage de FNM

 

La ciudad “medusa”, aldea oceánica

“Mi nombre es ‘Océane’, tengo 15 años, estamos en el año 2065 y nací en una granja bajo el agua llamada Aequorea y situada frente a la costa de Río de Janeiro, en Brasil”.



“Esta finca está inspirada en la vida de la Naturaleza y debe su nombre a unas medusas emisoras de luz que se caracterizan por sus tentáculos articulados y palmeados. Estas ramificaciones submarinas permiten a Aequorea nadar y asegurar su estabilidad en el agua, y producir su propia energía”, prosigue ‘Océane’.

“Mis abuelos son oceanógrafos y arquitectos y, durante las últimas décadas, han participado en la construcción colaborativa de Aequorea, un auténtico pueblo bajo el agua impreso en tres dimensiones (3D) a partir de nuevo material compuesto denominado ‘algoplast’”, señala este hipotético quinceañero.

“El ‘algoplast’ es una mezcla de algas marinas con la basura proveniente del séptimo continente’, como se denomina a la sopa de millones de toneladas de residuos plásticos que se ha formado en el corazón de los cinco océanos principales”, explica ‘Océane’.

El autor del proyecto Aequorea, el arquitecto belga radicado en París, Vincent Callebaut, atribuye estas palabras a un imaginario adolescente ‘acuanauta’ del futuro, “que desarrollará su vida en esta ciudad flotante que –asegura– se autoabastecerá de energía, agua y alimentos y estará en simbiosis con el mar y la naturaleza”.
 
Este autodenominado bioarquitecto (http://vincent.callebaut.org) ha apodado a esta futurista aldea oceánica planificada originalmente para Río de Janeiro, como "Oceanscraper" (rasqueta o raspador oceánico), comparándola con una herramienta utilizada para eliminar la suciedad de una superficie, en este caso la del mar.

Según Callebaut, los abuelos del hipotético ‘Océane’, junto con una comunidad de científicos, “extraerán el  valor de esa sopa de residuos plásticos, reciclándola dentro de talleres flotantes en forma de media luna y fábricas-laboratorio, que mezclarán esta materia prima con una emulsión de algas”.

“Los plásticos serán recogidos en el mar por una flotilla de naves que  clasificarán, triturarán y transformarán en gránulos las botellas, latas, bolsas y otros tipos de envases fabricados a partir de petróleo, y que también filtrarán las micropartículas plásticas en suspensión a una profundidad de 10 a 30 metros para reaprovecharlas”, según este arquitecto belga.

“Con los gránulos plásticos, mezclados con el material de algas, se producirán unos rollos de filamentos ecológicos de ‘algoplast’,  que serán utilizados por grandes impresoras en 3D para fabricar componentes y materiales sólidos y duraderos con los que se edificarán los edificios de Aequorea combinando técnicas arquitectónica y de construcción  naval”, señala Callebaut.

Medusa, similar a un témpano

Además de con una ciclópea medusa, esta urbe océanica también podría compararse con un ‘iceberg estacionario’, ya que la mayor parte de su extensión está bajo las aguas.

Cada ciudad flotante Aequorea, con su característica apariencia exterior de gigantesca medusa cubierta de vegetación,  tendrá una superficie habitable total de 1.375.000 metros cuadrados y 250 plantas,  la inmensa mayoría de ellas bajo el agua y  una cuarta parte destinada a la agricultura ecológica y a la permaculura (distintos sistemas de cultivo, trabajo y vivienda basados en los ecosistemas naturales).

Cada ‘poblado’ acogerá hasta 20.000 personas, o ‘acuanautas’ como los llama Callebaut,  y su acceso principal estará en la superficie del agua, a través de cuatro puertos deportivos cubiertos con un manglar arraigado en un domo flotante de 500 metros de diámetro, de acuerdo al proyecto.

Los tentáculos o ramificaciones submarinas, similares a torres retorcidas de ‘algoplast’, llegarán hasta una profundidad de 1.000 metros y, con los años, según su creador “se reforzarán con una capa dura que se irá formando en su exterior, gracias a un proceso natural de calcificación,  similar al que endurece las conchas de los moluscos, y manteniendo su transparencia gracias al uso de materiales como la aragonita”.

En cada uno estos núcleos habitacionales habrá apartamentos, fábricas-laboratorio, espacios para trabajo colaborativo, talleres, centros científicos, granjas ‘acuapónicas’ de peces y plantas marinas, agricultura sin productos químicos sintéticos, huertos comunitarios, jardines de plantas comestibles, mini-arrecifes de coral y lagunas que purificarán las aguas mediante vegetales.

“Además de Río de Janeiro, otros posibles emplazamientos para otras futuras  ciudades de este tipo son las proximidades de los denominados 'giros oceánicos', áreas del mar donde las corrientes marinas se arremolinan y quedan atrapados los residuos de plástico, formando grandes aglomeraciones”, indica a Efe Callebaut.

“La torsión de las torres las vuelve muy resistentes a la presión del agua y su geometría contrarrestará los remolinos marinos y, por lo tanto, reducirá el mareo de los ‘acuanautas’”, añade.

“Estos gigantescos ‘tentáculos’ tienen una doble pared que se llena de agua de mar y en cuyo interior se alojan los pesos destinados a lastrar la estructura, los cuales evitan la tendencia de las torres a flotar y garantizan la estabilidad de ‘Aequorea’ en el caso de una tormenta o un terremoto”, según Callebaut.

Luz proveniente de fuentes orgánicas

El experto también explica que, para conseguir la luz, los ‘acuanautas’ aprovecharán el fenómeno de la bioluminiscencia, es decir la luz emitida por una serie organismos vivos alojados en el doble acristalamiento de los apartamentos,  gracias a una sustancia presente en su cuerpo de forma natural y que se denomina luciferina.

En el fondo del océano, unas turbinas de agua convertirán las corrientes marinas en electricidad que será utilizada en Aequorea, mientras que otra planta de conversión de energía, alojada en el eje vertical central, utilizará la diferencia de temperatura entre el agua caliente de la superficie y el agua fría que se bombea desde el fondo para producir electricidad adicional.

Esta segunda planta de energía también ayudará a producir agua potable y agua dulce para la acuicultura, según el proyecto.
En la ‘ciudad medusa’ el aire se renovará de forma natural a través de unas chimeneas que inervarán las cuatro ramas retorcidas de cada torre submarina y llegarán hasta la superficie, y mediante una estación que producirá oxígeno a partir del agua de mar por medio de un proceso llamado electrólisis.

Para la calefacción y la climatización, se utilizarán unos bioreactores que recibirán las microalgas cultivadas en las paredes de los acuarios de Aequorea, las cuales absorben el dióxido de carbono producido por la respiración de las personas, comenta el bioarquitecto belga

“Estos tanques también servirán para reciclar la basura orgánica líquida o sólida, para producir más energía eléctrica aprovechando la fotosíntesis y la generación de gas metano”, asegura.

Para obtener su comida, los ‘acuanautas’ pescarán en el océano, y cultivarán algas, plancton y moluscos ricos en minerales, proteínas y vitaminas, entre otros lugares, en una serie de pequeños arrecifes de coral dispuestos en los balcones de la estructura y que serán viveros para la fauna y la flora acuática.

En la superficie y alrededor de la cúpula central habrá cuatro grandes estructuras flotantes con forma de caracola, que albergarán  una serie de invernaderos hortícolas,  campos de agricultura orgánica, granjas y huertas, de acuerdo a Callebaut.

Los ‘acuanautas’ se desplazarán en barcos o submarinos, propulsados por biocombustibles producidos en Aequorea,  al  extraer hidrógeno y carbono del agua de mar a través de distintos procesos físicos y químicos y la posterior síntesis de estos compuestos básicos obtenidos, según el autor del proyecto.

¿Le gustaría ser un ‘acuanauta’ como el imaginario  ‘Océane’? (Diario El Sol)

Tiempo actual

Clima:Buenos Aires

Cielo despejado
  • Cielo despejado
  • Temp: 28 °C
  • Hum: 48 %
  • Pres: 1008 hPa
Notificado el:
Mié, 12/07/2016 - 19:00


MENU

CONTACTO / CONSULTAS
BOLETIN FNM
Fundación Nuestromar
Datos y Servicios
Efemérides e historia
Ingresar

Meteorología

RSS feeds

ULTIMAS NOTICIAS



Plataforma Continental Argentina

Límite exterior - [mapa]

Nota: Entre la celebración legítima y el efectismo innecesario

Presentación ONU Argentina de la Plataforma Continental

Actividad de la Comisión de la Plataforma Continental Arg. [video]

ONU - Comisión de Límites de la Plataforma Continental [web]



Libros digitales:
Artes y métodos de pesca
Cap. Luis Martini

50 años de experiencia en la pesca, y desde 1997 en la docencia en la Escuela Nacional de Pesca, el Cap. Martini nos brinda estas obras técnicas en formato digital:

PescaRedes

Curso General sobre artes de Pesca (PPT)

Artes y métodos de pesca - Nivel I (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel II (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel III (PDF)


Informe especial:
Piratería en alta mar

Historia y actualidad de la Piratería

Investigación y recopilación
por Gustavo Nordenstahl


Boletín NUESTROMAR

Boletin

Suscríbase gratis al Boletín y manténgase informado, a través de su email, de las noticias más importantes. Para darse de alta o baja como suscriptor, haga click:
AQUI

Acceda a ver los Boletines anteriores en:
AQUI


Debate: “Reglas de Rotterdam” y el Transporte Internacional



Principales artículos y debates:

Temas de debate: ¿Conviene a nuestros países adherir a las “Reglas de Rotterdam”?

¿Cómo alcanzar un buen sistema legal para el transporte multimodal?

Declaración de Montevideo

Una Respuesta Latinoamericana a la Declaración de Montevideo

Reglas de Rotterdam: debate instalado

Introducción a las Reglas de Rotterdam

 
 






Colaborar con la Fundacion NUESTROMAR




Fondos de Pantalla

Fondos

Baje los fondos de pantalla de NUESTROMAR Aqui


LINKS


Buscar...

links


Web NMar

© ® Fundación NUESTROMAR | Todos los derechos reservados |  Condiciones y Aviso Legal  |  CONTACTO
Este sitio utiliza sitemas y soft JAVA (descargue gratis de AQUI ) y FLASH (descargue gratis de AQUI )
NUESTROMAR por Fundación NUESTROMAR se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - CompartirIgual 3.0 Unported.