Ir a la homepage de FNM

 

La obsolescencia amenaza a la flota de buques públicos argentinos (reflexiones de hace 10 años)

Reeditamos a pedido de algunos lectores un artículo de hace 10 años, en el 2007, en el que hacíamos un pormenorizado análisis sobre el estado, mantenimiento y actualización tecnológica de los buques públicos (de defensa, investigación, logísticos, etc.) de la República Argentina, plena y angustiosamente actual, para reflexionar en estos amargos momentos del ARA San Juan, y como decía el artículo "La dilación indefinida del tratamiento serio de esta cuestión será empero, la peor de las opciones"

 

Las consideraciones sobre el estado de mantenimiento del Rompehielos "ALMIRANTE IRIZAR", originadas luego del reciente accidente acaecido a su bordo, deben mover a las autoridades competentes a encarar seria y urgentemente el presente y futuro de la veintena de buques públicos destinados a la prestación de servicios esenciales e indelegables del Estado, todos con alto grado de obsolescencia.

Sin ánimo de anticiparnos a las pericias y dictámenes que deberán echar luz sobre las circunstancias que ocasionaron el incendio en el emblemático rompehielos, ha quedado ya claro que una larga demora se arrastraba en los inicios de un proceso de mantenimiento mayor y de actualización tecnológica, imprescindibles en una unidad de casi 30 años de vida, con tan intenso y exigente historial de servicios.

El tema, elevado a la consideración pública por obra de las circunstancias, ha generado una saludable reacción ciudadana, que exige una decidida y eficiente rectificación de esta materia largamente postergada.

Sin embargo, pocos conocen que los retrasos en la inversión del Estado sobre este sector del patrimonio nacional, con el que se cumplen cotidianamente servicios esenciales, se extiende en forma igualmente preocupante a las más de 20 naves de porte que constituyen el elenco de buques públicos. Veamos sintéticamente de qué se trata.

En la siguiente tabla, podemos observar algunos datos básicos sobre las mencionadas embarcaciones, pertenecientes a distintas organizaciones estatales y ordenadas por fecha de construcción:

* LISTA ACTUALIZADA AL AÑO 2017

Función

Nombre

Armador

Año de construcción

Incorporado en el año

Avisos Clase Puerto Argentino (4)

ARA Puerto Argentino, Bahía Agradable, Islas Malvinas y Estrecho de San Carlos

Armada

1990

2016

Aviso

ARA Alférez Sobral

Armada

1944

1972

Aviso

ARA Teniente Olivieri

Armada

1987

1987

Aviso

ARA Gurruchaga

Armada

1945

1945

Aviso

ARA Castillo

Armada

1944

1944

Multipropósito

ARA Punta Alta

Armada

1964

2000

Multipropósito

ARA Ciudad de Rosario

Armada

1964

2000

Multipropósito

ARA Ciudad de Zárate

Armada

1970

2000

Oceanográfico

ARA Puerto Deseado

Armada Conycet

1979

1979

Oceanográfico

ARA Austral

Armada Conycet

1968

2015

Hidrográfico

ARA Comodoro Rivadavia

Armada

1974

1974

Hidrográfico

ARA Cormorán

Armada

1964

1964

Transporte Multipropósito

ARA Hercules

Armada

1976

Modernizado en 2000

Logístico

ARA Patagonia

Armada

1975

1999

Transporte

ARA Canal Beagle

Armada

1978

1978

Transporte

ARA San Blas

Armada

1978

1978

Transporte

ARA Cabo de Hornos

Armada

1979

1979

Rompehielos

ARA Almirante Irízar

Armada

1978

1978, Reparado y modernizado en 2017

Buque Escuela

ARA Libertad

Armada

1963

1963

Corbetas Clase Drummond (3)

Drummond, Guerrico y Granville

Armada

1978

Granville 1980

Corbetas Clase Espora (Meko 140) (6)

Espora, Rosales, Spiro, Parker,  Robinson y Gomez Roca

Armada

1985, 1986, 1987, 1990, 2001 y 2004 respectivamente

1985, 1986, 1987, 1990, 2001 y 2004 respectivamente

Destructores Clase Almirante Brown (Meko 360) (4)

Brown, La Argentina, Sarandí y Heroína

Armada

1983

Idem año de construcción

Submarino

ARA Salta

Armada

1972

1972

Submarino

ARA Santa Cruz

Armada

1982

1982

Submarino

ARA San Juan

Armada

1983

1983

Guardacostas

Delfín

Prefectura

1958

1958

Guardacostas Clase Mantilla (5)

Mantilla, Azopardo, Thompson, Fique y Derbes

Prefectura

1983

1983

Motovelero Oceanográfico

Dr. Bernardo Houssay

Prefectura

1929

2001

Remolcador salvamento Supply

Tango

Prefectura

1969

2006

Investigación Pesquera

Cánepa

INIDEP

1964

1964

Investigación Pesquera

Eduardo Holmberg

INIDEP

1980

1980

Investigación Pesquera

Oca Balda

INIDEP

1983

1983

Investigación Pesquera

Víctor Angelescu

INIDEP

2017

2017

Un rápido vistazo a la información precedente, permite formular algunas interesantes consideraciones iniciales:

- Los buques más nuevos incorporados a la flota pública, datan de principios de la década del 80. Desde entonces, no se han encarado nuevas construcciones, ni para la ampliación ni para la renovación de la flota.
- Siete de los barcos listados (los indicados con asterisco) fueron construidos en astilleros argentinos.
- Seis de los 21 buques (el 28.6%) tienen más de 40 años, incluidos varios que superan los 60. Casi todos los restantes han alcanzado – o rebasado - los 25 años de servicio.

Aun cuando pueda discurrirse largamente sobre la duración de la "vida útil" de un buque, estamos seguros de que no habremos de exagerar al afirmar que varios de los considerados en la tabla ya la han superado sobradamente, y que los restantes han pasado – cuanto menos – la mitad de las suyas.

Tampoco habrá de juzgarse como una "sobreestimación", el enunciar que el proceso de proyecto, diseño, aprobación, trámite presupuestario y construcción de embarcaciones de este tipo – o de una serie de ellas – demora un apreciable tiempo, que se mide en varios años.

La adquisición de barcos usados, tampoco se presenta sencilla. Baste recordar como simple ejemplo al respecto, el reciente rechazo del Ministerio de Defensa a la incorporación de buques franceses para la Armada, que más allá de su buen estado de conservación poseían –por la tecnología propia de su época de construcción – una cantidad de asbestos que dicha cartera juzgó inaceptable.

Una mirada apenas más detallada a nuestro listado de buques, nos permite agregar otras consideraciones dignas de análisis. Agrupémoslos para ello, en términos de sus "funciones":

a) Avisos y Guardacostas. Se encuentran en este grupo, las unidades destinadas al control y monitoreo de la actividad pesquera nacional y extranjera en un vastísimo espacio de jurisdicción e interés nacional. Son además, las unidades de superficie que llevan gran parte de la responsabilidad internacional que cabe al país en materia de "Búsqueda y Rescate". Allí están cuando resulta necesario apoyar una operación de buceo en aguas profundas, asistir a buques en emergencia, o efectuar un remolque en mar abierto, por citar sólo unos pocos casos de los que tenemos recientes ejemplos. Unidades de este grupo, tal el caso del Aviso "SUBOFICIAL CASTILLO" participan anualmente de operaciones como la conformación de la "Patrulla Antártica Combinada", junto con la Armada de Chile, de significativa trascendencia internacional. En relación con los Avisos de este grupo – que incluye a los más viejos de la serie – se discute desde hace años un proyecto de renovación, por vía de la construcción en el país de una serie de buques denominados "Patrulleros Oceánicos Multipropósito". Sin embargo, y a pesar de reiterados anuncios, no está aún a la vista el inicio de construcción de la primera de estas unidades para la Armada.

b) Buques de Investigación. Destacar la importancia que este tipo de unidades reviste para el país, debiera resultar innecesario. Sin embargo, y valga nuevamente un ejemplo, sabemos a diario de las dificultades crecientes que el Instituto Nacional de Investigaciones Pesqueras enfrenta para cumplir con su exigente programa de campañas. La labor, indispensable para contribuir a asegurar el carácter sostenible de nuestras pesquerías, se ve alterada mucho más de lo razonable, por razones atribuibles al estado de sus antiguos y largamente utilizados buques. Informe elaborados por la SIGEN en 2003 ya daban cuenta de esta circunstancia, al llamar la atención sobre las deficiencias en el mantenimiento preventivo de estas unidades. De nuestro único buque hidrográfico con capacidad marítima, depende en muy gran medida que el país pueda continuar actualizando su cartografía náutica, responsabilidad esencial para garantizar una navegación segura en nuestro dilatado litoral atlántico. En cuanto al buque oceanográfico, no sólo constituye el único en su tipo, sino que –en virtud de una determinada capacidad de navegación en zonas de hielos – se ha convertido desde hace varios años en un elemento crucial para el apoyo de la actividad científica antártica. Equipado recientemente con un nuevo sistema batimétrico, sus próximos compromisos incluyen, entre otros, relevamientos complementarios para el trabajo de la Comisión de Determinación del Límite de la Plataforma Continental (COPLA).

c) Buques antárticos. Su necesidad y función ha sido motivo de especial tratamiento en las últimas semanas. En el contexto de esta reflexión, vale recordar sin embargo a otro buque –el transporte polar "BAHÍA PARAÍSO"- cuya ausencia seguramente será ahora particularmente sentida. Concebido como un medio de apoyo y complemento ideales para el "IRIZAR", fue construido en el país en 1980. Después de nueve años de fructíferos servicios, se hundió en la Antártida en 1989, a raíz de un desgraciado accidente náutico. Las recomendaciones que por entonces se hicieran, acerca de la necesidad de pensar en un reemplazo adecuado, quedaron – una vez más – sepultadas bajo la siempre "acuciante necesidad" de atender otras prioridades.

d) Transportes. Varias son las razones que justifican la necesidad de estos buques. Se trata de una de las escasas herramientas de transporte marítimo de las que la Nación dispone de modo inmediato para resolver emergencias que demanden esta función logística, sea en el terreno de operaciones militares como en el de catástrofes de cualquier índole. La utilización de uno de estos buques como medio de transporte, sostén y apoyo del contingente argentino desplegado como parte de la misión de paz de la ONU en Haití, mostró palmariamente la importancia de contar con este tipo de capacidades. No menos importante resulta la tarea de los incorporados al Servicio de Transportes Navales, cuya flota –aunque modesta – contribuyó a sostener por años el magro tonelaje de transporte de bandera argentina. Estos buques han resultado además, y desde siempre, una inigualable fuente de adiestramiento para marinos, especialmente de la Armada, en el arte de navegar la compleja geografía de nuestro litoral oceánico. Los cuatro son de fabricación nacional.

Estas breves referencias, a las que podrían, sumarse muchas otras consideraciones y ejemplos, pretenden marcar con claridad, que no estamos hablando de capacidades sobredimensionadas, ni de las que se pueda prescindir sin pagar altos precios en términos de falta de seguridad, pérdida de credibilidad e incumplimiento de ineludibles obligaciones tanto locales, como asumidas frente al resto del mundo.

Más aún, un intento por completar el panorama, llevaría a considerar otros buques, como los muy específicos de la Dirección de Vías Navegables (dragas y balizadores), o las distintas embarcaciones marítimas de menor porte, como las patrulleras costeras utilizadas por la Prefectura Naval en múltiples actividades cotidianas. El análisis al respecto, sólo contribuiría a agravar la descripción.

Si bien incluimos algunas naves de la Armada, dejamos de lado en este caso a las unidades de combate, por entender que el debate en tal sentido se incluye en el marco más amplio de las políticas de defensa, y de la totalidad del instrumento militar. Diremos simplemente al respecto, que un análisis similar al precedente sobre el componente flotante de combate de nuestra Armada, no revelará diferencias sustanciales con el resto.

Los lectores de NUESTROMAR – cuyas opiniones son siempre bienvenidas - podrán sin dudas enriquecer este análisis con sus propias conclusiones.

Frente a esta situación, sólo la imprevisión parece haber reinado durante los últimos 25 años. Entre las escasísimas excepciones a esta regla, se inscriben la ya mencionada iniciativa de construcción de buques patrulleros, hasta aquí con ritmo sugestivamente perezoso, y las tareas de reparación mayor y modernización de la Fragata "LIBERTAD". Estas últimas, debe aclararse, no se iniciaron en oportunidad de cumplirse los plazos de un programa aprobado y financiado con anticipación debida, sino cuando la vieja y digna Embajadora se decidió simplemente a "decir basta".

Seguramente existen planes y proyectos en el ámbito de las instituciones que ofician de armadores de estas embarcaciones, apuntados a la resolución de estos problemas, sea por vía de obras de recuperación y modernización de unidades, o de reemplazo de las más afectadas. Seguramente también seguirán siendo reales las dificultades para disponer la asignación de partidas presupuestarias en un contexto de permanente competencia por la disponibilidad de recursos escasos.

La dilación indefinida del tratamiento serio de esta cuestión será empero, la peor de las opciones.

La participación de nuestra Industria Naval en la búsqueda de una parte de la solución - camino varias veces sugerido - aparece como una alternativa a explorar seriamente, con potencial para contribuir al declarado propósito gubernamental de reconstrucción y fortalecimiento del sector.

Contar con una flota de buques públicos apta en cantidad, características técnicas y estado de mantenimiento, constituye una necesidad indispensable para el desarrollo y concreción de las aspiraciones e intereses argentinos en el mar. No es aventurado afirmar que en poco tiempo más, careceremos virtualmente, de dicha herramienta.

Resulta por tanto imprescindible que el Congreso Nacional y el Poder Ejecutivo tomen cartas en el asunto. Y sólo si se lo hace urgente y decididamente, será posible comenzar a visualizar un principio de solución para el mediano y largo plazo.

En poco tiempo, la ciudadanía debería comenzar a conocer las plataformas y planes de gobierno, con que las diferentes agrupaciones políticas aspiran a conducir los destinos del país. ¿Tendremos esta vez un capítulo dedicado a las muchas y trascendentes materias aún pendientes en el campo de la actividad marítima, entre las que se incluye claramente la que aquí planteamos? ¿O deberemos seguir confiando en que "Dios es gaucho y marinero"? (NUESTROMAR)

03/05/2007

REPUBLICADO EL 23/11/2017

Tiempo actual

Clima: Buenos Aires (Arg)

Cielo despejado
  • Cielo despejado
  • T: 16 °C
  • H: 55 %
  • ➠: SSE, 18.5 km/h
Notificado el:
Lun, 12/11/2017 - 08:00

    

MENU

Fundación NUESTROMAR
Quienes somos
Datos y Servicios
Ingresar
Meteorología
RSS feeds
CONTACTO / CONSULTAS

 ¡ ULTIMAS NOTICIAS !


Compilado de artículos y noticias sobre el futuro del Puerto de Buenos Aires

A pedido de algunos lectores recopilamos aquí, para su fácil lectura, los últimos artículos, noticias y opiniones sobre el futuro del Puerto de Buenos Aires, animándolos a que expresen sus comentarios, nos envien artículos de opinión, estudios, y noticias relacionadas, en este espacio de debate para poder aportar entre todos, enfoques integrales para el mejor desarrollo portuario de Buenos Aires, la región, y la Argentina.

(ACTUALIZADO AL 17/10/2017)


Informe especial:

Buques sin tripulación: El futuro está aquí, ya ha llegado

Nuevas posibilidades, la historia, los avances tecnológicos, y el impacto en las leyes

(por Gustavo Nordenstahl)


Plataforma Continental Argentina

Límite exterior - [mapa]

Un mar de riquezas y oportunidades desaprovechadas

La Argentina sumó 1.633 kilómetros cuadrados a su plataforma continental

Nota: Entre la celebración legítima y el efectismo innecesario

Presentación ONU Argentina de la Plataforma Continental

Actividad de la Comisión de la Plataforma Continental Arg. [video]

ONU - Comisión de Límites de la Plataforma Continental [web]


Libros digitales:
Artes y métodos de pesca
Cap. Luis Martini

50 años de experiencia en la pesca, y desde 1997 en la docencia en la Escuela Nacional de Pesca, el Cap. Martini nos brinda estas obras técnicas en formato digital:

PescaRedes

Curso General sobre artes de Pesca (PPT)

Artes y métodos de pesca - Nivel I (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel II (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel III (PDF)


Informe especial:

Piratería en alta mar

Historia y actualidad de la Piratería

Investigación y recopilación
(por Gustavo Nordenstahl)


Boletín NUESTROMAR

Boletin

Suscríbase gratis al Boletín y manténgase informado, a través de su email, de las noticias más importantes. Para darse de alta o baja como suscriptor, haga click:
AQUI

Acceda a ver los Boletines anteriores en:
AQUI


Debate: “Reglas de Rotterdam” y el Transporte Internacional



Principales artículos y debates:

Temas de debate: ¿Conviene a nuestros países adherir a las “Reglas de Rotterdam”?

¿Cómo alcanzar un buen sistema legal para el transporte multimodal?

Declaración de Montevideo

Una Respuesta Latinoamericana a la Declaración de Montevideo

Reglas de Rotterdam: debate instalado

Introducción a las Reglas de Rotterdam

 
 


Web NMar

* Nota de la Fundación NUESTROMAR: La contribución de todos los lectores y amigos es muy necesaria para la continuidad de éstos y otros proyectos de la Fundación, por un desarrollo sustentable de las actividades fluviales y marítimas en el país y la región. Todo aporte, grande o pequeño, es importante para apoyar a nuestra organización y sus objetivos, que cuenta con limitados recursos y estructura. Si está interesado en apoyarnos, por favor contáctese al email: [email protected] o al tel: (+54) 11 - 5276 1191, y nos comunicaremos con ud. Gracias, FNM.

 -

©  Fundación NUESTROMAR | NUESTROMAR Marca Registrada - Todos los derechos reservados |  Condiciones y Aviso Legal  |  CONTACTO
NUESTROMAR por Fundación NUESTROMAR se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - CompartirIgual 3.0 Unported.
Este sitio utiliza sitemas y soft JAVA (descargue gratis de AQUI ) y FLASH (descargue gratis de AQUI )