Ir a la homepage de FNM

 

Informe revela que un barco norcoreano fantasma que fue incautado con armas estaba destinado para Egipto

Un informe de la ONU en base a una profunda investigación, revela que un gran cargamento de granadas propulsadas por cohetes de fabricación coreana, que habían sido detenidos en un barco fastama coreano, que apagaba su identificador AIS, por Egipto en base a indicaciones de EE.UU. tenía como destino el mismo ejercito egipcio.

Un mensaje secreto se transmitió desde Washington a El Cairo, alertando sobre un misterioso buque que se dirigía hacia el Canal de Suez. El carguero llamado "Jie Shun" estaba enarbolando colores camboyanos, pero había navegado desde Corea del Norte, con una tripulación norcoreana y una carga desconocida envuelta por pesadas lonas...

Avisados por esta advertencia, los agentes de aduanas estaban esperando cuando el barco entró en aguas egipcias. Abordaron el buque y descubrieron, ocultos bajo los contenedores de mineral de hierro, un embarque de más de 30.000 granadas propulsadas por cohetes. Como concluyó más tarde un informe de las Naciones Unidas, la "mayor incautación de municiones en la historia de las sanciones contra la República Popular Democrática de Corea".

Pero, ¿para quién fueron los cohetes? El último secreto de Jie Shun tardaría meses en resolver y daría quizás la mayor sorpresa de todos: los compradores eran los mismos egipcios.

Una investigación de la ONU descubrió un complejo acuerdo en el que los ejecutivos de negocios egipcios ordenaron millones de dólares de cohetes norcoreanos para el ejército del país, mientras se esforzaban por mantener la transacción oculta, según funcionarios estadounidenses y diplomáticos occidentales familiarizados con los hallazgos.

El incidente, muchos de los cuales nunca fueron revelados públicamente, provocó la última de una serie de intensas, aunque privadas, quejas de Estados Unidos sobre los esfuerzos egipcios para obtener material militar prohibido de Pyongyang, dijeron los funcionarios.
También arroja luz sobre un poco conocido comercio mundial de armas que se ha convertido en una línea de vida financiera cada vez más vital para el líder norcoreano Kim Jong a raíz de las sanciones económicas sin precedentes.

Una declaración de la Embajada egipcia en Washington señaló la "transparencia" de Egipto y la cooperación con funcionarios de la ONU para encontrar y destruir el contrabando.
"Egipto seguirá acatando todas las resoluciones del Consejo de Seguridad y siempre estará en conformidad con estas resoluciones, ya que restringen las compras militares de Corea del Norte", dijo el comunicado.

Pero funcionarios estadounidenses confirmaron que la entrega de los cohetes fue frustrada sólo cuando las agencias de inteligencia de Estados Unidos descubrieron el buque y alertaron a las autoridades egipcias a través de canales diplomáticos -esencialmente obligándolos a tomar medidas-.
Los funcionarios, que hablaron bajo la condición de anonimato para discutir las conclusiones de EE.UU. y la ONU, dijo que el episodio Jie Shun era uno de una serie de acuerdos clandestinos que llevaron a la administración Trump a congelar o retrasar casi $ 300 millones en ayuda militar a Egipto durante el verano .

No se sabe si Corea del Norte fue alguna vez pagada por el envío de cohetes estimado en 23 millones de dólares. Pero el episodio ilustra uno de los principales retos a los que se enfrentan los líderes mundiales al intentar cambiar el comportamiento de Corea del Norte a través de la presión económica.

Mientras los Estados Unidos y sus aliados se apiñan de las sanciones, Kim sigue recaudando en silencio los beneficios de vender armas convencionales baratas y material militar a una lista de clientes y beneficiarios que a veces ha incluido a Irán, Birmania, Cuba, Siria, Eritrea y al menos dos grupos terroristas, así como importantes aliados estadounidenses como Egipto, dijeron analistas.

Algunos clientes tienen vínculos militares de larga data con Pyongyang, mientras que otros han tratado de aprovechar el nicho de mercado único creado por Corea del Norte: una especie de eBay global para armas de la época de la Guerra Fría vendida y reformada, a menudo a precios mucho más bajos que el tarifas vigentes.

Con el tiempo, el comercio de armas pequeñas ha surgido como una fuente confiable de dinero en efectivo para un régimen con considerable experiencia en las tácticas de ejecución de contrabando, incluido el uso de buques de bandera falsa y el hábil ocultamiento de carga ilegal en envíos a granel de buques legítimos productos como el azúcar o - como en el caso del Jie Shun - un montículo gigante de mineral de hierro suelto.

"Estos materiales de cobertura no sólo sirven para ofuscar los envíos sino que realmente ponen de relieve la forma en que los negocios lícitos de Corea del Norte se utilizan para facilitar la actividad ilícita en Corea del Norte", dijo David Thompson, analista e investigador de los planes financieros norcoreanos para el Centro de Advanced Defense Studies, una organización de investigación sin fines de lucro con sede en Washington. "Es este nido lo que hace que esta actividad ilícita sea tan difícil de identificar".

Con las otras empresas rentables de Corea del Norte siendo lastimadas por las sanciones internacionales, Thompson dijo que estas exportaciones ahora son "probablemente más importantes que nunca".

Debajo de las rocas amarillas

Incluso por los estándares de Corea del Norte, el Jie Shun era un "buque oxidado". El casco de acero del carguero estaba corroído de proa a popa, y sus accesorios estaban cubiertos con polvo de carbón de viajes anteriores, informaron más tarde los investigadores de la ONU.

El sistema de desalinización había dejado de funcionar, a juzgar por las cajas de botellas de agua que los funcionarios encontrarían esparcidas alrededor de los compartimientos de la tripulación. Si sus armas eran descubiertas o no, el viaje del barco de 12.000 kilómetros estaba probablemente destinado a ser el último.

"La nave estaba en terrible forma", dijo un diplomático occidental familiarizado con informes confidenciales de la investigación oficial de la ONU. "Este fue un viaje de una sola vez, y el barco fue probablemente destinado a la chatarra después."
El barco zarpó de la ciudad portuaria de Haeju, Corea del Norte, el 23 de julio de 2016, con una tripulación de 23 miembros que incluía a un capitán y un oficial político para asegurar la disciplina del Partido Comunista a bordo.

Buque fantasma

Aunque en verdad el buque era de propiedad de Corea del Norte, el carguero se había registrado en Camboya, lo que le permite enarbolar una bandera camboyana y establecer Phnom Penh como su puerto de origen.

El uso de una "bandera de conveniencia", como se llama la táctica, permite a los buques norcoreanos (y de otras naciones y organizaciones) evitar llamar la atención no deseada en aguas internacionales. Lo mismo ocurre con la práctica de cortar rutinariamente el transpondedor de una embarcación, comportamiento documentado en un reporte de la ONU de febrero que describía el viaje de Jie Shun .

"El sistema de identificación automática del buque (AIS) estaba apagado durante la mayor parte del viaje", dijo el informe, "excepto en los carriles marítimos ocupados donde tal comportamiento podría ser notado y evaluado como una amenaza para la seguridad".

Aún así, un carguero de 300 pies de largo lo suficientemente grande como para contener 2.400 vehículos de pasajeros no es fácil de ocultar. Las agencias de inteligencia de Estados Unidos rastrearon el barco mientras salía de Corea del Norte, y luego lo monitorizaban mientras permanecía alrededor de la Península Malaya y navegaba hacia el oeste a través del Mar Arábigo y el Golfo de Adén.

El buque se dirigía hacia el norte a través del Mar Rojo a principios de agosto, cuando se envió la advertencia a las autoridades egipcias sobre un buque norcoreano sospechoso que aparecía destinado al canal de Suez.

"Ellos fueron notificados por nuestro lado", dijo un ex alto funcionario estadounidense con conocimiento directo de los hechos. "Le doy crédito a su Ministerio de Asuntos Exteriores por tomarlo en serio".

El Jie Shun aún no había llegado al canal cuando un buque naval egipcio ordenó a la tripulación detenerse para una inspección. Al principio, la bodega parecía coincidir con la descripción del manifiesto: 2.300 toneladas de rocas amarillas sueltas llamadas limonita, una especie de mineral de hierro.

Pero excavando bajo piedra y lona, los inspectores encontraron cajas de madera - pilas de ellos.
Al ser consultado sobre las cajas, la tripulación produjo un conocimiento de embarque enumerando el contenido, en inglés torpe, como "partes de ensamblaje de la bomba submarina". Pero después de que la última de las 79 cajas fueran descargadas y abiertas en el puerto al-Adabiyah de Egipto, estaba claro que se trataba de un envío de armas como ningún otro: más de 24.000 granadas propulsadas por cohetes y componentes terminados por 6.000 más. Todas eran copias norcoreanas de una ojiva de cohetes conocida como PG-7, una variante de una munición soviética construida por primera vez en los años sesenta.

Un examen más detenido por expertos de la ONU revelaría otro engaño, que aparentemente pretendía engañar a los receptores egipcios de las armas: Cada uno de los cohetes llevaba un sello con fecha de fabricación de marzo de 2016, pocos meses antes de que Jie Shun navegara. Pero la etiqueta, como el manifiesto, era falsa.

"El análisis in situ reveló que no eran de producción reciente", dijo el informe de la ONU, "sino que se habían almacenado durante algún tiempo".

Una base de clientes mundial

El creciente comercio ilícito de armas de Corea del Norte es una consecuencia de un negocio legítimo que comenzó hace décadas. En los años sesenta y setenta, la Unión Soviética regaló armas convencionales y, en algunos casos, fábricas enteras para producirlas, a los países en desarrollo como una forma de ganar aliados y crear mercados para la tecnología militar soviética.

Muchos de estos estados clientes estandarizarían el uso de municiones y sistemas de armas de bloque comunista en sus ejércitos, asegurando así una demanda constante de repuestos y municiones que continuaría en el futuro.

Detectando una oportunidad, Corea del Norte obtuvo licencias para fabricar réplicas de armas soviéticas y chinas, que van desde rifles de asalto y cohetes de artillería hasta fragatas navales y tanques de combate. Las fábricas de armas surgieron en los años sesenta, que pronto produjeron suficientes armas para abastecer a la vasta fuerza militar de Corea del Norte, así como un excedente que podría venderse por dinero en efectivo.

Al final de la Guerra Fría, la base de clientes de Corea del Norte abarcaba cuatro continentes e incluía decenas de países, así como insurgencias armadas. La demanda de armas norcoreanas de liquidación continuaría mucho después de que la Unión Soviética se derrumbara e incluso después de que Corea del Norte sufriera censura internacional y aislamiento económico debido a su programa de armas nucleares, dijo Andrea Berger, especialista en Corea del Norte y asociada senior de investigación en Middlebury Instituto de Estudios Internacionales en Monterey, California.

"La ayuda de Corea del Norte creó un legado de dependencia", dijo Berger, autor de "Target Markets", una monografía de 2015 sobre la historia de las exportaciones de armas de Pyongyang. "El tipo de armamento que estos países clientes todavía tienen en servicio se basa en gran medida en los diseños del bloque comunista de la época de la Guerra Fría.

Corea del Norte ha comenzado a innovar y avanzar más allá de esos diseños, pero todavía está dispuesta a proporcionar piezas de repuesto y mantenimiento. Como los rusos y los chinos se han alejado de este mercado, los norcoreanos se han quedado. "

Como una sucesión de duras sanciones de la ONU amenazó con perseguir a los clientes, Corea del Norte simplemente cambió de táctica. Los barcos que transportaron cohetes de artillería y tanques a puertos lejanos cambiaron sus nombres y papeles del registro para poder navegar bajo bandera extranjera.

En China y Malasia surgieron nuevas compañías fantasmas para manejar transacciones libres de cualquier conexión visible con Pyongyang. Un misterioso vendedor de armas en línea llamado Glocom, en broma llamado "Samsung de los vendedores ilegales norcoreanos" por algunos investigadores occidentales - comenzó a publicar videos sofisticados que vendían una variedad de mercancías que iban desde radios militares hasta sistemas de guías para drones, sin mencionar a Corea del Norte como la fuente.

El estigma de las sanciones inevitablemente asustó a algunos compradores potenciales, pero el comercio en las sombras sigue vivo, dijeron funcionarios de inteligencia y diplomáticos occidentales. Algunos clientes restantes son estados compatriotas del paria tales como Siria, cuyas compras recientes han incluido el engranaje protector de las armas químicas.

Otros clientes a largo plazo son actores no estatales como el grupo militante Hezbollah, que ha adquirido cohetes y misiles norcoreanos contra los contrabandistas de armas y regímenes de simpatía. fusiles hecha en Corea del Norte, incluso se han recuperado de los cuerpos de combatientes Estado Islámico en Irak y Siria, aunque los funcionarios estadounidenses creen que las armas fueron saqueados, probablemente, de las existencias vendidas al líder libio Muammar Gaddafi finales de año anterior.

Aún otros clientes miran a Corea del Norte como uno de los últimos proveedores de piezas de bajo costo y municiones para sistemas de armas más antiguas que apenas se encuentran en los mercados comerciales. La lista incluye países del África subsahariana como Uganda y Congo, que durante décadas confiaron en Corea del Norte para entrenar y equipar a sus ejércitos.

La lista también incluye a Egipto, un importante receptor de la ayuda estadounidense que mantiene relaciones diplomáticas y tiene una historia de vínculos militares-militares que se remonta a los años 70 con Pyongyang, dijo Berger, investigador de Middlebury. Aunque El Cairo ha jurado públicamente que trata con Corea del Norte, dijo, incidentes como el de Jie Shun muestran lo difícil que es romper viejos hábitos, especialmente para los jefes militares que buscan extender la vida de costosos sistemas de armas.

El ejército de Egipto todavía tiene decenas de sistemas de armas que eran originalmente de diseño soviético. Entre ellos hay al menos seis tipos de armas antitanque, incluyendo el RPG-7, lanzador de granadas de la década de 1960 que usa la misma ojiva PG-7 que los descubiertos en el Jie Shun. El número de tubos RPG-7 egipcios en servicio activo se ha estimado en casi 180.000. "Egipto era un cliente norcoreano consistente en el pasado", dijo Berger. "Hoy los llamaría clientes resistentes".

Turbulencia diplomática

Cuando los funcionarios egipcios se enfrentaron por primera vez a los posibles lazos de su país con los cohetes de Jie Shun, la respuesta fue la negación, seguida de ofuscación, dijeron diplomáticos occidentales.

En el momento del descubrimiento, Egipto era un miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, y su delegación se resistió a incluir información en informes oficiales vinculando a funcionarios o empresas egipcias a armas ilícitas de Corea del Norte.

La declaración de la embajada dijo que los funcionarios egipcios sólo buscaban demoras menores para asegurar que sus opiniones sobre los hechos se reflejaran adecuadamente. Señaló que los funcionarios del Consejo de Seguridad habían "reconocido y elogiado el papel de Egipto" en la asistencia a la investigación.

En cualquier caso, el informe de la ONU de febrero sobre el incidente evita la cuestión de quién estaba destinado a recibir los cohetes, diciendo sólo que las municiones fueron destruidas por Egipto bajo la supervisión de la ONU y que "el destino y el usuario final del equipo fue investigado por el fiscal general egipcio".

Pero las pruebas reunidas por investigadores de la ONU y posteriormente compartidas con diplomáticos dejaron escasas dudas sobre dónde estaban los cohetes. Una pista temprana era la naturaleza de los cohetes mismos: Todos eran rondas de la práctica - cabidas con las ojivas desmontables, no letal del tipo usado en el entrenamiento militar - y la cantidad grande sugirió que el comprador tenía un ejército considerable con muchos millares de reclutas. El ejército activo de Egipto tiene 438.000 efectivos, y otros 479.000 reservistas.

La evidencia más condenatoria fue descubierta en las cajas. Cada uno había sido marcado con el nombre de una compañía egipcia, pero alguien se había tomado el problema de cubrir las letras con un parche de lona. Diplomáticos familiarizados con la investigación confirmaron la participación de la empresa egipcia, pero se negaron a nombrarla.

Asimismo, la empresa egipcia no está identificada en ninguna parte del informe de la ONU. Una sola nota al pie de página afirma, crípticamente: "Las autoridades nacionales cerraron la empresa privada y revocaron su licencia".

Mientras que los funcionarios estadounidenses se han negado a criticar públicamente a Egipto, el incidente de Jie Shun - que se ha sumado a otros acuerdos de armas con Corea del Norte en los últimos años - contribuyó a la turbulencia diplomática que definió las relaciones entre El Cairo y los gobiernos de Obama y Trump.

Funcionarios estadounidenses confirmaron que los cohetes estaban entre los factores que llevaron a la decisión del gobierno de Trump de congelar o retrasar 290 millones de dólares en ayuda militar a Egipto.

Durante la visita del presidente egipcio Abdel Fatah al-Sissi a Washington ese mes, el presidente Trump elogió al militar fuerte ante las cámaras de televisión por "hacer un trabajo fantástico". Pero una declaración de la Casa Blanca reveló que se había emitido una advertencia en privado.

"El Presidente Trump hizo hincapié en la necesidad de que todos los países apliquen plenamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Corea del Norte", dijo la declaración oficial, incluida la necesidad de "dejar de proporcionar beneficios económicos o militares a Corea del Norte". (Por Joby Warrick - WASHINGTONG POST - TRADUCIDO POR NUESTROMAR)

02/10/2017

Tiempo actual

Clima: Buenos Aires (Arg)

Nubes dispersas
  • Nubes dispersas
  • T: 19 °C
  • H: 37 %
  • ➠: SSO, 14.8 km/h
Notificado el:
Sáb, 10/21/2017 - 17:00

    

MENU

Fundación NUESTROMAR
Quienes somos
Datos y Servicios
Ingresar
Meteorología
RSS feeds
CONTACTO / CONSULTAS

 ¡ ULTIMAS NOTICIAS !


Compilado de artículos y noticias sobre el futuro del Puerto de Buenos Aires

A pedido de algunos lectores recopilamos aquí, para su fácil lectura, los últimos artículos, noticias y opiniones sobre el futuro del Puerto de Buenos Aires, animándolos a que expresen sus comentarios, nos envien artículos de opinión, estudios, y noticias relacionadas, en este espacio de debate para poder aportar entre todos, enfoques integrales para el mejor desarrollo portuario de Buenos Aires, la región, y la Argentina.

(ACTUALIZADO AL 17/10/2017)


Plataforma Continental Argentina

Límite exterior - [mapa]

Un mar de riquezas y oportunidades desaprovechadas

La Argentina sumó 1.633 kilómetros cuadrados a su plataforma continental


Nota: Entre la celebración legítima y el efectismo innecesario

Presentación ONU Argentina de la Plataforma Continental

Actividad de la Comisión de la Plataforma Continental Arg. [video]

ONU - Comisión de Límites de la Plataforma Continental [web]


Libros digitales:
Artes y métodos de pesca
Cap. Luis Martini

50 años de experiencia en la pesca, y desde 1997 en la docencia en la Escuela Nacional de Pesca, el Cap. Martini nos brinda estas obras técnicas en formato digital:

PescaRedes

Curso General sobre artes de Pesca (PPT)

Artes y métodos de pesca - Nivel I (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel II (PDF)

Artes y métodos de pesca - Nivel III (PDF)


Informe especial:
Piratería en alta mar

Historia y actualidad de la Piratería

Investigación y recopilación
(por Gustavo Nordenstahl)


Boletín NUESTROMAR

Boletin

Suscríbase gratis al Boletín y manténgase informado, a través de su email, de las noticias más importantes. Para darse de alta o baja como suscriptor, haga click:
AQUI

Acceda a ver los Boletines anteriores en:
AQUI


Debate: “Reglas de Rotterdam” y el Transporte Internacional



Principales artículos y debates:

Temas de debate: ¿Conviene a nuestros países adherir a las “Reglas de Rotterdam”?

¿Cómo alcanzar un buen sistema legal para el transporte multimodal?

Declaración de Montevideo

Una Respuesta Latinoamericana a la Declaración de Montevideo

Reglas de Rotterdam: debate instalado

Introducción a las Reglas de Rotterdam

 
 


Web NMar

* Nota de la Fundación NUESTROMAR: La contribución de todos los lectores y amigos es muy necesaria para la continuidad de éstos y otros proyectos de la Fundación, por un desarrollo sustentable de las actividades fluviales y marítimas en el país y la región. Todo aporte, grande o pequeño, es importante para apoyar a nuestra organización y sus objetivos, que cuenta con limitados recursos y estructura. Si está interesado en apoyarnos, por favor contáctese al email: [email protected] o al tel: (+54) 11 - 5276 1191, y nos comunicaremos con ud. Gracias, FNM.

 -

©  Fundación NUESTROMAR | NUESTROMAR Marca Registrada - Todos los derechos reservados |  Condiciones y Aviso Legal  |  CONTACTO
NUESTROMAR por Fundación NUESTROMAR se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - CompartirIgual 3.0 Unported.
Este sitio utiliza sitemas y soft JAVA (descargue gratis de AQUI ) y FLASH (descargue gratis de AQUI )